Inicio » Hoy » Inmigración » Crónica: Mexicana violada en centro de ICE da a luz hija de su violador

Crónica: Mexicana violada en centro de ICE da a luz hija de su violador

Mexicana violada ICE tuvo una hija de su violador después de que la deportaran, pero tuvo los arrestos para dar vuelta a la tortilla.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica: Mexicana violada ICE
  • Crónica: Mexicana violada en centro de ICE da a luz hija de su violador.
  • Sufrió el ataque un día antes de ser deportada y, como resultado, quedó embarazada de su hija.
  • No estaba sola, violaron a dos inmigrantes más aquella noche.

Una inmigrante mexicana tuvo los arrestos para denunciar lo que le había pasado en un centro de detención de ICE un día antes de ser deportada de vuelta a México.

Quizá pensaron que, al patearla fuera de EEUU, el asunto quedaba terminado. Pero se equivocaron, ella está dispuesta a presentar batalla, a defenderse… y defender los derechos de las consecuencias.

Te cuento lo que sucedió.

Juanita (vamos a llamarla así para proteger su identidad) ya llevaba unos tres meses detenida en el centro de procesamiento de Houston, Texas.

Corría el año 2018. Juanita sabía que había perdido todo por lo que había luchado, por su sueño de quedarse en Estados Unidos. Ni modo, iba a ser deportada al día siguiente, volvería a casa y tendría que comenzar de cero.

Por eso, aquella tarde comenzó a despedirse de las otras detenidas. Abrazos, llantos, cartas, encargos.

“Vas a estar bien, mana, vas a ver”.

De pronto se abrió la puerta de la celda comunitaria que compartía con las otras casi 30 detenidas. Dijeron su nombre y el de otras dos compañeras.

“Agarren sus cosas, vengan conmigo”, dijo la autoridad.

Juanita miró por última vez a sus amigas de desgracia. Después tomó sus pocas pertenencias y siguió a las otras dos detenidas rumbo a lo desconocido.

Que no estaba muy lejos, por cierto. Las dejaron a las tres encerradas en una celda más pequeña, oscura y con olor a miedo.

“¿Por qué nos meten aquí?”, “¿qué es esto?”.

Pero nadie les dio una respuesta, así que quedaron calladas, temerosas y tristes esperando lo que fuera que iba a llegar.

Pero lo que pasó no era lo que imaginaban.

Alrededor de la medianoche, se abrió la puerta de la celda. Las mujeres pudieron ver que entraban tres hombres vestidos de civil.

“Buenas noches, mamitas”, dijo uno de ellos. “Vamos a hacer una despedida como merecen”.

Juanita se puso de pie de un salto solo para recibir una bofetada y un golpe de uno de los hombres.

“¿Dónde crees que vas, perra sucia?”, y le retorció el brazo inmovilizándola.

Juanita luchó, escupió y trató de defenderse. Pero cuanto más luchaba, más la golpeaba aquel demonio al que apenas si podía ver.

Ya casi sin sentido se rindió.

No podía más. Ni contra el sistema de inmigración ni contra su atacante. Estaba exhausta, asustada y adolorida.

“Así me gusta, mamita, que seas buena”, le dijo su atacante en el oído antes de bajar sus pantalones.

Y la violó.

La misma suerte corrieron sus compañeras.

Juanita podía escuchar los llantos, los gritos y las súplicas de ellas, y los jadeos, las risas y los insultos de los violadores.

Mexicana violada ICE tuvo una hija de su violador, por Mario Guevara

Pero, nadie vino a defenderlas. Nadie llegó a librarlas de aquel infierno incluso cuando se suponía que estaban bajo custodia del ICE.

Era evidente que nunca había habido derechos para ellas, que ser inmigrantes las despojaba de la dignidad humana para aquellos salvajes.

Por la mañana, vinieron a sacarlas de allí. Las pusieron en un autobús así, como estaban. Sin ducharse, llenas de moretones y con heridas. Era el 2 de junio de 2018.

Juanita volvió a casa. El sabor agridulce de la propia tierra la consoló un poco, pero no le duró mucho. Unas semanas después descubrió que estaba embarazada.

Y sabía de quién.

No había tenido relaciones sexuales durante dos años antes de la noche de la celda. El bebé que llevaba en su vientre era de su violador.

Pensó en sacárselo, claro que sí. Vomitó hasta creer morir, de las náuseas del embarazo y del asco que le producía el recuerdo espantoso.

Contarle a su familia lo que le había sucedido le causó vergüenza y dolor. De sus sueños de una vida mejor solo había sacado un embarazo producto de una violación.

Lloró durante semanas. Pero su instinto de madre hizo que aceptara la criatura en sus entrañas y le nació una hija en 2019.

La niña nació por cesárea y Juanita sufrió complicaciones durante el parto, lo que provocó una pérdida considerable de sangre y una hospitalización de ocho días.

Mexicana violada ICE tuvo una hija de su violador, por Mario Guevara
Twitter Buzzfeednews – Mexicana violada ICE tuvo una hija de su violador, por Mario Guevara

Y cuando ya se sintió más fuerte, cuando vio que su hija era el amor de su vida, sin importar qué, recuperó las fuerzas. Y esta mexicana valiente a la que consideraron basura inmigrante, dio un paso al frente y denunció su pesadilla.

Mexicana violada ICE tuvo una hija de su violador, por Mario Guevara

Entabló una demanda, y la presentó este miércoles, contra la compañía CoreCivic, que es una de las mayores compañías privadas de prisiones en los Estados Unidos y detiene a inmigrantes bajo contratos con ICE; el director de la instalación, Robert Lacy; el asistente de guardia David Price y los tres hombres no identificados acusados ​​de violar a las mujeres como acusados.

Juanita busca resarcimiento por daños punitivos por negligencia, asalto y agresión, e infligir intencionalmente angustia emocional, entre otros cargos.

Claro que ya sabemos, sospechamos, porque no es la primera vez que alguien comenta los malos tratos en un centro de detención, que esta no es la primera vez que en ese centro ocurren asaltos de este tipo. “Hubo al menos ocho denuncias de abuso sexual en el Centro de Procesamiento de Houston entre marzo de 2016 y marzo de 2017”, dice la querella de Juanita.

Por su parte, en un comunicado, CoreCivic, anteriormente conocido como Corrections Corporation of America, dijo que la compañía no había recibido la queja y que no hace comentarios sobre litigios pendientes.

Pero un informe creado por CoreCivic y presentado al gobierno descubrió que había al menos ocho acusaciones de agresión sexual contra empleados en el Centro de Procesamiento de Houston en 2017.

ICE dijo en un comunicado que no comenta sobre litigios pendientes, pero dijo que la falta de comentarios no debe tomarse como un acuerdo con ninguna de las acusaciones.

Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

*Nota del editor: esta crónica está basada en un caso real y cuenta con elementos ficticios propios de este género.

Continua artículo relacionado