Inicio » Mundo Casa » Una casa que se renueva con delicado interiorismo

Una casa que se renueva con delicado interiorismo

El proyecto se trata de una casa atemporal cuyo diseño exalta tres claves: luz indirecta, madera y molduras.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Fotos: Agencia Reforma / Video: MH
  • Estudio Juka fue el encargado de diseñar la primera vivienda pasiva ubicada en España.
  • Se trata de una casa atemporal cuyo diseño exalta tres claves: luz indirecta, madera y molduras.
  • La casa tiene buen aislamiento térmico, ventanas con certificado de máxima eficiencia y triple vidrio.

Estudio Juka fue el encargado de diseñar la primera vivienda pasiva ubicada en el centro histórico de Murcia, España. Se trata de una casa atemporal cuyo diseño exalta tres claves: luz indirecta, madera y molduras. Tras la remodelación, la residencia cumple con las exigencias del sistema Passivhaus, de modo que tiene buen aislamiento térmico, ventanas con certificado de máxima eficiencia y triple vidrio, así como ausencia de puentes térmicos.

Para mejorar su rendimiento en cuanto a sustentabilidad, los artífices que la intervinieron colocaron una bolsa estanca (un tipo de impermeable) anclada con maderas y perfilería sin uniones, la cual genera la estanquidad de aire y vapor y contiene ventilación mecánica con recuperador de aire.

UN PROYECTO PARA INTERIORES

Con estas acciones se propician las condiciones atmosféricas ideales en su interior para generar un ahorro energético de entre 70 y 90 por ciento respecto a una vivienda convencional.

“Para nosotros dar visibilidad a este proyecto de interiorismo es doblemente satisfactorio, primero porque hemos convertido una vivienda en el casco antiguo en una casa pasiva, con una eficiencia energética muy superior a la construcción tradicional”, indicó Javier Tomás, interiorista y socio fundador de Juka, firma que inició como una pequeña tienda de decoración en 2003 y desde 2008 ofrece servicios de interiorismo.

CONFORT Y ELEGANCIA A PARTES IGUALES

En el interiorismo de Casa Murcia destacan algunos elementos clave utilizados en todas las estancias: madera noble, iluminación indirecta y molduras. Un parquet en espiga de roble natural macizo luce en el piso de toda la residencia. El salón, el comedor y la cocina comparten un área de 40 metros cuadrados, luminosa gracias a sus grandes ventanales y a la luz indirecta en el suelo y en los techos foseados.

En la zona del salón destaca una pared en curva, de madera contrachapada, la cual alberga la televisión y la chimenea. La vivienda dispone de un gran pasillo que conduce desde la entrada a las habitaciones y a la zona de día. La sensación de amplitud se genera a base de una iluminación indirecta muy potente y del contraste del gris perlado y el marrón de la madera.

LOS DETALLES DE LA CASA

Una de las paredes tiene un rodapié alto, realizado con molduras en 3D iluminadas en su blanco original, lo que aporta mayor luminosidad. El otro muro del pasillo es blanco y esconde algunos armarios para almacenaje. Frente a la ventana se dispuso el piano, ahí una parte del techo se foseó a modo de gran luminaria.

La zona privada se compone de tres habitaciones, en la principal los armarios emulan una pared blanca, gracias a la ausencia de tiradores. Detrás del cabecero de la cama, distintos perfiles forman dos rectángulos, lo que otorga un aspecto de corte clásico y refinado. Para las otras dos recámaras se diseñó mobiliario a la medida y se logró que los armarios quedaran escondidos. Así, Estudio Juka logró un casa estética, confortable y con ahorro energético.

Continua artículo relacionado