Inicio » Entretenimiento » Ted Bundy, El Necrófilo Loco-Crímenes de Terror

Ted Bundy, El Necrófilo Loco-Crímenes de Terror

Probablemente se trate de uno de los asesinos seriales que nunca se podrán olvidar. Ted Bundy está vinculado con la figura de lo que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
Theodore Robert Bundy, mejor conocido como simplemente como Ted Bundy, es un asesino serial que fue condenado a la pena de muerte por los crímenes cometidos, oficialmente, en contra de más de 30 personas; estos crímenes incluyen: secuestro, allanamiento de morada, agresión sexual y asesinato.

El nombre de Ted Bundy se que quedado para siempre grabado en la historia de Estados Unidos, y del mundo entero, debido a la naturaleza de sus actos y al hecho de que todas las muertes que se le atribuyen son de mujeres y niñas, así como a uno de los misterios más grandes que dejó: ¿Cuántos asesinatos cometió realmente? Aunque no se sabe el número real, la vida de Bundy permanece en la mirada del público, y su historia ha sido llevada a la pantalla grande en más de una ocasión. Conoce más acerca de este asesino serial:

Ted Bundy: Sus primeros años de vida

Sombra de criminal con cuchillo
Shutterstock

Theodore Robert Bundy nació el 24 de noviembre de 1946 en Burlington, Vermont, Estados Unidos, dentro de la familia conformada por su madre, Louise Cowell y sus abuelos, con quienes creció durante sus primeros cuatro años de vida, para después mudarse a Tacoma, Washington, donde su madre contrajo nupcias con Johnnie Culpepper Bundy, de quien Ted adoptó el apellido, pero con quien nunca logró formar vínculos emocionales.

Algo que hace destacar a Ted Bundy de otros asesinos en serie, es que siempre fue un buen estudiante. Fue aceptado en la Universidad de Washington para estudiar la licenciatura en Psicología; después, decidió iniciar una nueva etapa en sus estudios, ingresando a la escuela de Derecho. Durante ese tiempo, mantuvo varias relaciones amorosas de manera simultánea, e incluso fue condecorado por la policía por sus acciones heroicas para salvar la vida de un niño que estuvo a punto de morir ahogado.

Los primeros crímenes de Ted Bundy

Silueta de un criminal con un cuchillo en mano
Shutterstock

El primer registro que se tiene de un crimen perpetrado por Ted Bundy fue el 4 de enero de 1974, cuando allanó la morada de una joven universitaria para después violarla y dejarla con lesiones cerebrales permanentes; días más tardes, Bundy concretó el segundo de sus asesinatos al matar a otra joven, pero en ese entonces la policía no relacionó los crímenes.

Podría decirse que este fue el inicio de una prolífica carrera como asesino serial para Ted Bundy, pues si bien la policía comenzó a tener en la mira a un hombre sospechoso, el pasado universitario y heroico de Bundy hicieron que nadie sospechara realmente de él, aún cuando continuó sus matanzas cruzando las fronteras de Estados Unidos, específicamente, en Canadá, donde asesinó a Carol Valenzuela, una joven de 20 años.

Despertar de un asesino en serie

Criminal en callejón
Shutterstock

Los asesinatos fueron incrementando en violencia y frecuencia; tan sólo en 1974, Bundy agredió y mató a más de diez mujeres en Utah. Un año después, Ted Bundy cambió de locación para desplazarse al estado de Colorado, donde acabó con la vida de al menos cinco mujeres. Para ese entonces, varios testigos habían salido ya a la luz para contactar a la policía acerca de la presencia sospechosa de un hombre que conducía un vehículo tipo Volkswagen.

Los crímenes de Ted Bundy han sido descritos con un patrón que incluye: golpes brutales, agresiones sexuales, secuestro y asesinato, pero a pesar de que los familiares de varias de sus víctimas acudieron a la policía e iniciaron una búsqueda exhaustiva de sus cadáveres, muchos de ellos aún no han sido encontrados hasta el día de hoy.

El día que la policía atrapó a Ted Bundy

Shutterstock

Con la ayuda de testigos y de Carol DaRonch, una de las víctimas de Bundy que logró sobrevivir a un intento de secuestro, se logró establecer un retrato hablado, las placas del automóvil y el tipo de sangre del asesino. Una llamada anónima por parte de una mujer hizo encender las alarmas para poder atrapar finalmente al asesino en serie, quien siempre negó haber cometido algún tipo de crimen.

En alerta, Ted Bundy emprendió la huida, hecho que lo mantuvo lejos de la policía, pero esto no evitó que continuara cometiendo sus crímenes; finalmente, el 16 de agosto de 1975, la policía dio con el automóvil de Bundy; en el interior, se encontraron las herramientas que el homicida utilizó para atacar a sus víctimas.

Juicio y sentencia

Shutterstock

El inicio del fin para Ted Bundy llegó el 23 de febrero de 1976 gracias a su aprehensión y al hecho de que Carol DaRonch lo acusó formalmente de intento de secuestro. Sin coartada, y sin haber sido diagnosticado de un impedimento cognitivo que explicara sus acciones, Bundy fue sentenciado, en un inicio, a 15 años de prisión.

Bundy intentó escaparse en varias ocasiones de las autoridades, cometió sus últimos crímenes en Florida, donde mató a dos mujeres e hirió de gravedad a varias más. La corte de Miami lo sentenció a la silla eléctrica por los asesinatos de sus dos últimas víctimas, Lisa Levy y Margaret Bowman. Ted Bundy murió el 24 de enero de 1989 en Bradford, Florida.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado