Inicio » Entretenimiento » Ángel Maturino Reséndiz, El Asesino del Ferrocarril -Crímenes de Terror

Ángel Maturino Reséndiz, El Asesino del Ferrocarril -Crímenes de Terror

En esta sección te proporcionamos ahora información del asesino Ángel Maturino Reséndiz, el Asesino del Ferrocarril, recopilados en (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
En 1999, Ángel Maturino Reséndiz fue colocado en la lista de los 10 fugitivos más buscados, en un intento por dar con él y terminar para siempre con los asesinatos en las vías de ferrocarril de Estados Unidos, que este asesino serial acostumbraba recorrer para encontrar a sus víctimas.

A diferencia de otros asesinos en serie, Ángel Maturino Reyes fue considerado como un criminal “itinerante” que no tenía un lugar de residencia fijo o un área establecida en la que cometiera sus delitos; se estima que durante su tiempo como criminal mató a más de 15 personas, y abuso de otras más.

Ángel Maturino Reséndiz: el inicio de su vida

Vías de ferrocarril en blanco y negro
Shutterstock

Poco se conoce acerca de la vida personal de Ángel Maturino Reséndiz, aunque se sabe que utilizó dos alias: Rafael Resendez-Ramírez y Ángel Reyes Reséndiz; sin embargo, el nombre que aparece en su certificado de nacimiento es Ángel Leoncio Reyes Recendis.

Nació el 1 de agosto de 1960 en Izúcar de Matamoros, Puebla, en México, y desde los 13 años entró de manera ilegal a Estados Unidos. Durante las investigaciones, se encontró que fue en dicho país donde cometió la mayor parte de sus delitos y del que fue deportado en más de cuatro ocasiones.

Los crímenes del Asesino del Ferrocarril

Shutterstock

Entre 1986 y 1999, Maturino Reyes acabó con la vida de, al menos, 15 personas. Dos de ellas todavía no han podido ser identificadas, pero, de acuerdo con las declaraciones del Asesino del Ferrocarril, se ha podido establecer que murieron a causa de varios disparos producidos con un arma de calibre .38.

Los crímenes confesos de Ángel Maturino Reyes incluyen los de Michael White, Jesse Howell, Wendy Von Huben, Roberto Castro, Christopher Maier, Leafie Mason, Fannie Byers, Claudia Benton, Norman y Karen Simic, Noemi Rodriguez, Josephine Konvicka, George Morber y Carolin Frederick y un rango de edades de 16 y 87 años.

Modus Operandi: Así actuaba Maturino Reséndiz

Vías de ferrocarril de noche
Shutterstock

La mayoría de los asesinatos y crímenes violentos de Maturino Reséndiz ocurrieron en las casas de sus víctimas, a donde entraba con rocas, armas y otros objetos para agredir a sus habitantes y poder robar joyería y objetos personales. Además, mostró siempre un interés particular por conocer más acerca de la vida de sus víctimas, para lo cual robaba las licencias de conducir de estos y se quedaba por un tiempo dentro de sus casas para alimentarse.

Entre sus agresiones también se encontraban las agresiones sexuales hacia mujeres, aunque, de acuerdo con las declaraciones del propio Maturino Reséndiz, este nunca fue el motivo principal que le hacía buscar a nuevas víctimas. Después de cometer los asesinatos, envolvía a las víctimas en sábanas y las escondía tanto como le fuera posible. El sobrenombre de “Asesino del Ferrocarril” se le atribuye al hecho de que Ángel Maturino Reyes viajaba en trenes por todo México, Canadá y Estados Unidos para huir de las autoridades y poder cometer más crímenes.

Arresto y juicio

Shutterstock

Después de haber sido incluido en la lista de los fugitivos más buscados por el FBI en 1999, Maturino Reséndiz finalmente se entregó a las autoridades con la ayuda de su hermana, quien fue erróneamente informada que su hermano podría evitar la pena de muerte si se entregaba al FBI.

Durante el juicio, los abogados defensores intentaron evitar la pena de muerte al decir que Ángel Maturino Reséndiz no tenía las facultades mentales para ser sometido a dicho proceso, pero esta petición no procedió, y el criminal recibió la inyección letal el 27 de junio de 2006, mostrando un aparente arrepentimiento que manifestó por medio de un comunicado, donde pedía perdón a los familiares de las víctimas y aseguraba merecer la sentencia recibida.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado