Inicio » Salud » 15 tips para cuidar tu salud durante un viaje

15 tips para cuidar tu salud durante un viaje

Hacer un viaje es lindo y nos proporciona una visión más grande del mundo en el que vivimos, sin embargo, es importante considerar (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
Salir de viaje es siempre una aventura, independientemente del lugar que se visite; sin embargo, es importante salir de casa con la certeza de que nuestra salud no será un problema durante nuestra estancia en otra ciudad o país. Con estos 15 tips, podrás cuidar diferentes aspectos de tu salud de forma sencilla para garantizar que tus paseos no se vean interrumpidos por situaciones imprevistas y prevenibles: ¡Conócelos!

Cuida tus horas de sueño

Antes de salir de viaje, y durante tus vacaciones, es importante cuidar tus horas de sueño; antes, para no salir cansado de casa y arribar a tu destino con falta de energía o motivación para realizar tus recorridos. Durante tu viaje, es recomendable dormir suficientes horas, en especial si tu viaje requiere que realices numerosos recorridos a pie, como sería el caso de un viaje a un parque de diversiones.

Ve a un ritmo cómodo

Una paraje de viaje viendo un mapa
Shutterstock

Es usual que durante las vacaciones desees recorrer muchos lugares en poco tiempo para hacer rendir tu tiempo y tu dinero, pero esto representa el peligro de terminar exhausto al final del día y arriesgar tus paseos posteriores debido al cansancio extremo. Una recomendación importante es diseñar de manera estratégica tu viaje y tus paseos para visitar los sitios más importantes, pues así pasarás en ellos el tiempo suficiente para vivir la experiencia al máximo.

Realiza ejercicios de estiramiento en tu viaje

Algo es cierto durante los viajes: vas a caminar más de lo usual. Esto puede deberse a varias razones, pero es normal que desees recorrer a pie los lugares que visitarás; si no estás acostumbrado a ejercitarte, podrías correr el riesgo de alguna lesión. Para evitar cualquier problema o dolor derivado de la actividad física, una opción es realizar ejercicios de estiramiento ligero antes de salir a tus paseos y al llegar de ellos. Notarás la diferencia en todo momento.

Mantente hidratado

Shutterstock

Si planeas realizar paseos prolongados, te recomendamos mantenerte hidratado, verificando siempre que el agua que consumas sea purificada, para evitar cualquier dolor estomacal. Mantenerte hidratado te dará más energía y te permitirá disfrutar tus recorridos sin el temor de sufrir alguna descompensación o un golpe de calor que pueda poner en riesgo tu integridad. 

Come frutas y vegetales

Una manera de contribuir a la hidratación es por medio del consumo de frutas y vegetales, que son fuente de energía natural para nutrirte y ayudarte a mantenerte saludable durante tus viajes. Recuerda lavar y desinfectar todas las frutas y vegetales que consumas en tus viajes; de otra forma, podrías estar expuesto a sufrir infecciones gastrointestinales que pongan en riesgo tu salud.

No te excedas en la bebida cuando viajes

Shutterstock

Si deseas consumir bebidas alcohólicas durante tus vacaciones, los expertos recomiendan verificar que estas sean legítimas y que sean abiertas en tu presencia para evitar que consumas cualquier tipo de alcohol nocivo. Recuerda que no debes excederte en las bebidas alcohólicas que consumas, ya que al día siguiente estas suelen producir dolor de cabeza, deshidratación y otros malestares que evitarían que disfrutes tus siguientes paseos.

No te excedas en la comida

Al igual que ocurre con la bebida, la comida es, en ocasiones, un factor que juega en contra de los vacacionistas, especialmente si estos se exceden en el consumo de ciertos alimentos. La emoción por probar los alimentos típicos de otras ciudades o países muchas veces resulta en malestares estomacales, desde los más leves hasta los más graves, por lo que te recomendamos limitar el consumo de alimentos muy condimentados o procesados.

Cuida la higiene

Shutterstock

Si vas a salir de viaje, lo más recomendable es llevar una rutina de higiene antes, durante y después de tus vacaciones, para evitar sufrir de enfermedades virales que pueden ser prevenidas. Recuerda llevar siempre en tu bolsa jabón o toallas desinfectantes que puedes utilizar en cualquier momento; con ellos, podrás desinfectar superficies que hayan sido ocupadas por otras personas.

Protégete del sol en tus paseos

Protegerse del sol va más allá de un aspecto estético: ayuda a prevenir enfermedades en la piel e irritaciones en los ojos, además de que será de gran ayuda para evitar golpes de calor o una posible deshidratación provocada por el clima. Elige un protector solar adecuado para tu tipo de piel y cúbrete con lentes, visera o un sombrero; esto ayudará a conservar la salud de tu rostro, cuero cabelludo, ojos y brazos.

Visita al médico antes de tu viaje

Shutterstock

La prevención siempre será una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida diaria, y los días previos a salir de viaje serán el pretexto perfecto para agendar una cita con tu médico de cabecera. Platícale a dónde saldrás de viaje y cuáles son las actividades que tienes programadas durante tu estancia; de esta manera, verificarás que tu presión arterial, niveles de azúcar y frecuencia cardiaca, por ejemplo, sean las adecuadas para disfrutar de tus vacaciones.

Investiga el lugar que visitarás

Si vas a visitar por primera vez un sitio, procura realizar una profunda investigación del mismo: cuál es su clima, cómo se cuidan los locales, cuáles son los alimentos más consumidos o aquellos que deben evitarse. Esto te tomará algunos minutos, pero será de gran ayuda para cuidar cada aspecto de tu bienestar, al tiempo que disfrutas de tus actividades con la certeza de que te sentirás bien en todo momento.

Prepara un kit de emergencia para este viaje

Botiquín médico para un viaje
Shutterstock

No salgas de casa sin antes preparar un kit de emergencia que pueda ayudarte durante tu viaje, ya sea con un leve dolor de cabeza, mareos, diarrea o alguna lesión leve. Lleva tu kit de emergencia en tu carry on o en tu equipaje de mano para tener acceso a él en todo momento; así, no solo cuidarás de tu salud, sino que te ahorrarás algunos gastos que pueden ser prevenidos.

Toma vitaminas

El consumo de vitaminas es una excelente opción para sentirte en plenitud y cuidar de tu salud, tanto antes de salir de viaje como durante tu vacaciones, pero recuerda que no todas las personas necesitan tomar los mismos suplementos. Por eso, acude con tu doctor de cabecera, quien te recomendará las vitaminas que debes de consumir de acuerdo a tu edad y requerimientos, para evitar resfriados o posibles descompensaciones en tus paseos.

Aplícate las vacunas necesarias

Una mujer recibiendo vacuna antes de irse de viaje
Shutterstock

Al planear tu viaje, no olvides verificar cuáles son las vacunas que cada país solicita para permitir la entrada de los turistas; de lo contrario, podrías arriesgarte a sufrir ciertas enfermedades o, en el menor de los casos, a perder la inversión que has realizado en dicho viaje. Además de las vacunas que cada país exige, recuerda que también tienes la opción de aplicarte otras inmunizaciones que te protegen de enfermedades como la influenza, un mal que podría afectar de manera grave en cualquier parte del mundo.

Realiza ejercicios de respiración cuando puedas en el viaje

Cuidar tu salud implica velar por tu bienestar físico, pero también emocional, ya que este influye en tu presión arterial y en diversos indicadores que te mantienen con la estabilidad para vacacionar sin contratiempos. Realizar ejercicios de respiración te ayudará a reducir los niveles de estrés asociados con el cansancio, la ansiedad y las preocupaciones, además de que llenará a tu cuerpo de oxígeno para continuar tus paseos de forma segura.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado