Inicio » Entretenimiento » Jeffrey Dahmer, El Caníbal de Milwaukee-Crímenes de Terror

Jeffrey Dahmer, El Caníbal de Milwaukee-Crímenes de Terror

Jeffrey Dahmer, El Caníbal de Milwaukee, fue un asesino serie de Estados Unidos que causó un gran impacto a la sociedad que tenía su (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
¿Quién fue Jeffrey Dahmer? Conocido como el Caníbal de Milwaukee o el Monstruo de Milwaukee, Jeffrey Dahmer es uno de los criminales y asesinos seriales más sangrientos de los que se tiene registro en la historia moderna de Estados Unidos. Dahmer nació el 21 de mayo de 1960 en Milwaukee, Wisconsin, aunque fue en Ohio donde este personaje cometió sus delitos más graves.

La vida delictiva de Jeffrey Dahmer lo colocó en la lista de los asesinos seriales que más tiempo tardaron en ser capturados, ya que sus inicios delictivos tuvieron lugar en 1978, y tuvieron que pasar cerca de trece años antes que de que fuera formalmente arrestado y llevado a juicio por la muerte de 17 personas, principalmente hombres jóvenes pertenecientes a grupos minoritarios.

Orígenes

Un asesino con un cuchillo con sangre
Shutterstock

Los primeros seis años de vida de Jeffrey Dahmer transcurrieron en su natal Milwaukee, Wisconsin, rodeado de sus padres y su hermano. Según la información brindada por investigadores y los testimonios de Dahmer, su madre era una mujer hipocondríaca que le prestaba muy poca atención a sus hijos, lo que ocasionó en Jeffrey un carácter tímido y reservado en sus primeros años.

En 1966, y después de un intento de suicidio por parte de su madre, Jeffrey Dahmer se mudó por primera con su familia a Doylestown, Ohio, lugar en el que comenzó a mostrar un profundo interés por los animales muertos y por el sonido que hacían los huesos de estos. La familia se mudó en más de seis ocasiones, y en cada ciudad donde se establecía, Jeffrey Dahmer aumentaba su colección de animales muertos y perfeccionaba sus técnicas para matarlos.

Tendencias asesinas de Jeffrey Dahmer

Shutterstock

En la adolescencia, Jeffery Dahmer descubrió que era homosexual, y comenzó a tener fantasías en las que abusaba de un hombre inconsciente; estas fantasías subieron poco a poco de intensidad hasta llegar al punto de desear desmembrar a un hombre que había visto en un parque y que le había parecido sumamente atractivo, tanto, que se escondía en los arbustos para intentar localizarlo.

Este se convirtió en la primera manifestación de lo que serían sus posteriores ataques. Con tan solo 16 años, Jeffrey ya se había consagrado como asesino de animales, y estaba a punto de iniciar su camino como asesino serial y abusador sexual de hombres jóvenes pertenecientes a minorías.

Primeros asesinatos cometidos por Jeffrey Dahmer

Shutterstock

El primer asesinato cometido por Jeffrey Dahmer ocurrió en 1978, cuando se encontró con Steven Mark Hicks, un joven de 19 años, a quien invitó a su casa bajo el pretexto de invitarle a unas bebidas. Cuando Dahmer se dio cuenta de que Hicks no era homosexual y deseaba salirse de la casa, tomó la decisión de agredirlo física y sexualmente hasta dejarlo inconsciente. Esa sería la primera vez que mataría a una persona y se desharía del cuerpo por medio del desmembramiento.

Tuvieron que pasar nueve años para que Jeffrey Dahmer encontrara una nueva víctima; esta vez, en Milwaukee, a donde su familia lo envió a vivir después de haber pasado por un periodo de abuso de bebidas alcohólicas y de arrestos por conductas impropias que poco a poco lo fueron acercando a sus instintos más bajos. Durante 1985, Dahmer desarrolló la práctica de embriagar y drogar a sus parejas para abusar de ellas en varios hoteles de Milwaukee, lo que finalmente derivaría en nuevos asesinatos dos años más tarde.

Arresto de Jeffrey Dahmer

Esposas para arrestar a un asesino
Shutterstock

Su primera víctima en nueve años fue Steven Tuomi, aunque en ese entonces Jeffrey Dahmer aseguró que no tenía recuerdos de haber matado al joven. Este asesinato aumentó sus ganas de matar a más hombres, e inició una búsqueda de nuevas víctimas, entre las que se encontró a un joven de 14 años, a un hombre de 22, y un modelo de 24 años.

Los crímenes de Jeffrey Dahmer se extendieron por cuatro años más, en los que utilizó técnicas de pulverización de huesos y desmembramiento para deshacerse de la evidencia. Sin embargo, su arresto ocurrió en 1991, cuando Tracy Edwards descubrió las intenciones que Dahmer tenía para él y, en una oportunidad, logró huir en busca de ayuda policial. Finalmente, después de una búsqueda exhaustiva, las autoridades lograron encontrar los restos mortales de sus más de 15 víctimas. 

Juicio y sentencia

Shutterstock

Desde su captura, Jeffrey Dahmer rechazó su derecho a buscar un abogado que preparara su defensa, alegando que buscaba ponerle un fin a todo el horror que había causado y por el que originalmente manifestó que “merecía morir”. Durante la etapa de recopilación de pruebas, Dahmer explicó que se había dejado llevar por la compulsión de buscar hombres atractivos a cualquier costo, para después matarlos, principalmente, de una puñalada en el corazón.

El 13 de enero de 1992, Jeffrey Dahmer se declaró culpable de 15 asesinatos, pero en un intento por reducir su condena su defensa abogó para que las autoridades lo declararan mentalmente inestable; sin embargo, esto no ocurrió, y si bien fue diagnosticado con conductas antisociales, obsesivo compulsivas, sadistas, fetichistas y necrofílicas, pero que estas no interferían con su habilidad para distinguir del bien y del mal. Fue condenado a 16 cadenas perpetuas el 1 de mayo de 1992.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado