Inicio » Mami » 5 señales de que mi hijo está entrando en la pubertad

5 señales de que mi hijo está entrando en la pubertad

La pubertad es una etapa complicada para los adolescentes, pero con estas señales de inicio de la pubertad ayudarás a que sepa que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
¡Estas son las señales de que la pubertad ha iniciado! El inicio de la pubertad suele traer consigo numerosos cambios físicos, mentales y emocionales que aparecen de manera gradual en los niños a partir de los 11 o 12 años; sin embargo, es posible que, en algunos casos, estas señales comiencen a presentarse entre los 8 años, en el caso de las niñas, y los 9, en el caso de los niños.

¿Cuáles son las señales que debes tomar en cuenta? Para saber si el inicio de la pubertad ha ocurrido o está a punto de ocurrir, necesitas observar ciertos cambios en la apariencia y comportamiento de los adolescentes: ¡Aquí te decimos cuáles son las 5 señales más comunes!

5. Acné

Adolescente mirándose en un espejo por comienzo de pubertad
Shutterstock

La aparición del acné en niños a punto de entrar a la pubertad se debe, entre otras cosas, a los cambios hormonales por los que atraviesa el organismo tanto de los niños como de las niñas. En ocasiones, los desbalances hormonales producen un exceso de grasa en la piel y en los folículos capilares, lo que da como resultado la aparición de barros, espinillas y acné.

Cuando el exceso de grasa en la piel del rostro se combina con las células muertas y las bacterias, hay un mayor riesgo de que el inicio de la pubertad esté marcado por la aparición del acné, que puede ser leve o severo, y que en ocasiones requiere de una atención médica especializada ser controlado.

4. Crecimiento repentino puede indicar que se está en la pubertad

Joven en pubertad mirando espejo
Shutterstock

Tanto las niñas como los niños atraviesan por un crecimiento paulatino que, en las últimas etapas de la pubertad, se caracteriza por un crecimiento repentino; en el caso de las niños, estos pueden experimentar algunos dolores asociados con esta etapa, en la que suelen ser hasta tres pulgadas más altos cada año.

Las niñas suelen evidenciar un crecimiento repentino entre uno o dos años antes de la primera menstruación, que usualmente ocurre entre los 8 y los 13 años de edad. Un año o dos después de este suceso, las niñas crecerán entre una y dos pulgadas más.

3. Olor

Shutterstock

Los adolescentes atravesarán por muchos cambios indeseados durante la pubertad; a la par de la posible aparición del acné y de los cambios en la voz, en la estatura y la llegada de la menstruación, esta etapa también se manifiesta con una sudoración excesiva que, para algunas personas, significa emanar un distintivo olor.

Incluso cuando no hay una sudoración excesiva, los adolescentes que están atravesando por el inicio de la pubertad son afectados por un olor corporal más fuerte que el de otras personas; esto se debe a las bacterias en la piel, que entran en contacto con el sudor.

2. Los cambios de humor son parte de la pubertad

Shutterstock

Quizá una de las primeras señales que observarás en el inicio de la pubertad son los cambios de humor por los que atraviesan los niños y las niñas; muchas veces, ni ellos mismos pueden comprender cuál es el motivo que hay detrás de ellos, lo que puede significar un aumento en los niveles de ansiedad y una incomodidad generalizada.

De acuerdo con los expertos, los repentinos cambios de humor en los niños y las niñas que atraviesan por la pubertad pueden deberse a las hormonas, al temor e inseguridad asociados con los cambios físicos, a la falta de sueño o a conflictos con la familia.

1. Cambios en la manera de socializar

Shutterstock

No todos los cambios que ocurren en la pubertad son físicos, y aunque estos suelen ser los más evidentes, durante el inicio de esta etapa, es posible notar cómo los niños y las niñas van cambiando poco a poco de gustos para voltear su atención hacia nuevas personas y modos de interactuar.

Desde el inicio de la pubertad, es común encontrar que los niños y las niñas toman un mayor interés en pasar más tiempo con personas de su misma edad, dejando el cobijo familiar y mostrando más independencia con respecto a la etapa de la infancia. 

Continua artículo relacionado