Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Lo que necesitas saber sobre la vacuna contra la influenza

La Semana Nacional de la Vacuna Contra la Influenza tiene está llena de curiosidades interesantes. Te contamos unos cuantos de ellas (...)
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
FOTO: Shutterstock
  • El médico es quien decidirá cuál vacuna te conviene más
  • Los expertos recomiendan vacunarse anualmente
  • La vacuna no te dará la influenza

En tan solo una década, la influenza ha provocado entre nueve y 41 millones de contagios, más de 140,000 hospitalizaciones y aproximadamente 50,000 fallecimientos en la población estadounidense. Por eso, los expertos en salud recomiendan aplicarse la vacuna contra la influenza de manera regular, según la Organización Mundial de la Salud.

Para muchas personas, la aplicación de una vacuna representa un momento incómodo, especialmente si se tiene una fobia a las agujas; sin embargo, no siempre tiene que tratarse de una aplicación vía inyección. Por supuesto, será el médico de cabecera quien indique cuál versión de la vacuna es la más adecuada para el paciente, pero las aplicaciones nasales se recomiendan, principalmente, para pacientes menores de 49 años de edad.

No, la vacuna no te dará influenza

Una persona vacunada contra le influenza
FOTO: Shutterstock

Existe la antigua creencia de que la aplicación de una vacuna contra la influenza ocasiona que el paciente contraiga la enfermedad, lo cual ha sido comprobado ser ¡completamente falso! Es posible que algunos pacientes que reciben la vacuna presenten algunos efectos secundarios ligeros, pero los componentes de la vacuna hacen prácticamente imposible que se trate de esta enfermedad.

La buena noticia de la vacuna contra la influenza y su aplicación anual, es que una sola dosis puede protegerte de algunas variantes recurrentes de acuerdo a la temporada. La mayoría de las vacunas contra la influenza protegen a las personas de virus como la influenza tipo A, o virus H1N1; influenza tipo A, o virus H3N2, e influenza tipo B.

Es necesario consultar con tu médico de cabecera antes de aplicártela

Frascos de vacunas para la influenza
FOTO: Shutterstock

Antes de acudir al centro de vacunación, recuerda que es primordial consultar con tu médico de cabecera para saber cuál es la vacuna que has de aplicarte, así como las recomendaciones de cuidado posterior de acuerdo a tu expediente médico. Esto es porque la población presenta diferentes necesidades o particularidades; por ejemplo, las mujeres embarazadas no pueden acceder a la aplicación nasal, mientras que las personas de cierta edad requieren vacunarse en meses específicos.

De acuerdo con los datos de los CDC, la aplicación de la vacuna contra la influenza contribuye a disminuir en un 60 por ciento los casos de hospitalización o muerte ocasionados por este virus. Además, la vacunación también reduce el riesgo de padecer influenza o de presentar síntomas severos que disminuyan la calidad de vida de las personas o les impida realizar sus actividades regulares.

Las vacunas pueden salvar vidas

El brazo de una persona luego de ser inoculado contra le influenza
FOTO: Shutterstock

Se ha demostrado que las vacunas ayudan a salvar la vida de bebés, niños, jóvenes y adultos mayores, reduciendo en un 80 por ciento el riesgo de hospitalización derivada por la enfermedad. Un estudio de 2017 comprobó que los niños que recibieron la vacuna contra la influenza mostraron menos síntomas, así como un mayor porcentaje de supervivencia después de padecer la enfermedad.

La vacuna contra la influenza reduce a la mitad el riesgo de que las mujeres embarazadas se contagien de influenza y la transmitan a sus hijos, aunque ese no es su único beneficio. De hecho, un estudio realizado en 2018 encontró que los bebés de mujeres que se vacunaron contra la influenza mientras estaban embarazadas, tuvieron menos riesgo de padecer esta enfermedad.

La vacuna se aplica a partir de los 6 meses

FOTO: Shutterstock

La recomendación médica generalizada es la de aplicar la vacuna contra la influenza a pacientes desde los seis meses de edad; esto, después de la temporada 2010-2011, cuando se presentaron miles de casos de este virus. Según los CDC, toda persona a partir de los seis meses de edad debe recibir una vacuna contra la influenza cada año, con muy pocas excepciones que deben establecerse estrictamente por los médicos generales.

Una creencia común es que las personas comienzan a recibir los efectos de la vacuna desde el momento de la aplicación, pero se ha comprobado que este no es el caso, y que, en realidad, se requiere de un periodo de dos semanas para que el cuerpo se proteja. Por este motivo, los expertos en salud pública recomiendan que las personas se vacunen cada año, pues es una manera de evitar la propagación del virus en las comunidades.

La vacuna protege a las personas con enfermedades crónicas

FOTO: Shutterstock

La ciencia ha demostrado que la población que padece enfermedades crónicas relacionadas con las vías respiratorias se han favorecido grandemente de la aplicación de las vacunas, evitando complicaciones y riesgo de hospitalización.

La vacuna también ha demostrado ser efectiva para disminuir el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares derivados de la influenza, especialmente en aquellos pacientes que han presentado indicios de infartos en el último año.

Etiquetas: ,
Artículo relacionado
Regresar al Inicio