Inicio » Salud » Tratamiento para la bursitis: 11 remedios caseros para aliviar tu dolor

Tratamiento para la bursitis: 11 remedios caseros para aliviar tu dolor

La bursitis es una condición en la cual el dolor en el área del hombro se manifiesta y lo causa a tal grado que puede sentirse como (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
Cada año, la bursitis se presenta en una de cada 10.000 personas, ocasionando síntomas como dolor y rigidez en articulaciones, así como hinchazón o enrojecimiento en hombros, rodillas y talones. La bursitis ocurre cuando las bolsas sinoviales, encargadas de dotar de amortiguación a los huesos, tendones y músculos de las articulaciones se rompen; aunque la cirugía es una opción para controlar este problema, existen opciones naturales para evitarlo ¡Conócelas!

Reposo

El dolor por bursitis puede manifestarse en las articulaciones y durar varios días, durante los cuales los pacientes experimentarán hinchazón y dolor. A la par de un tratamiento médico, el reposo se contempla como una excelente opción para evitar el aumento de estos síntomas. Se recomienda cambiar la postura durante el día pero, especialmente durante las horas de sueño, aplicando presión leve, con ayuda de una almohada o colchón especial, en la zona donde se generan las molestias.

Compresas frías para la bursitis

Compresa en hombro
Shutterstock

La terapia en frío es una de las mejores opciones cuando se presenta un dolor crónico o agudo por bursitis, especialmente cuando la enfermedad ha sido diagnosticada recientemente. Aplica una compresa fría o una bolsa de verduras congeladas envuelta varias veces al día en intervalos de 15 minutos, evitando el contacto directo para no ocasionar quemaduras o malestares mayores.

Ejercicio ligero

Si eres una persona activa, lo ideal será realizar actividad física moderada durante los días donde presentes más molestias o dolor por bursitis, evitando a toda costa los ejercicios de alto impacto como correr y saltar. Aunque el reposo es recomendado, los expertos recomiendan realizar ejercicios que fortalezcan tus articulaciones sin necesidad de aplicar peso, como es el caso de la yoga.

Baños con agua tibia para aliviar la bursitis

Shutterstock

Si el malestar es persistente, se recomienda combinar un tratamiento con compresas frías y baños con agua tibia para que el paciente pueda encontrar un momento de relajación y descanso. Los baños con agua tibia y caliente son recomendados para los dolores agudos en caderas; si se desean aplicar compresas calientes, es mejor recurrir a estas cuando hayan transcurrido tres días desde el primer síntoma.

Estiramiento

Recuerda que todo tipo de movimiento realizado para aliviar el dolor debe estar guiado por un profesional capacitado; en casos de bursitis, lo más recomendado por los expertos es realizar ejercicios de estiramiento cuando el paciente se encuentra recostado en una superficie rígida, pero cómoda. Uno de los ejercicios que más se recomiendan es recostarse  y encoger las rodillas, colocando los pies en el suelo. Después, se debe llevar la rodilla con la mano hacia el cuerpo por un máximo de 30 segundos.

Los aceites esenciales son un gran apoyo para la bursitis

Aceite para hombro
Shutterstock

Los aceites esenciales pueden ser la respuesta que estabas buscando para tratar síntomas de leves a moderados por bursitis en diferentes partes del cuerpo, como hombros, pies y caderas. Mezcla ¼ de taza de aceite de oliva con unas gotas de manzanilla, albahaca o romero y aplícalas en la zona afectada con un suave masaje que no exceda a dos minutos.

Ungüentos caseros

Puedes preparar en casa tus propios ungüentos con ingredientes naturales, como el aceite de ricino, un líquido de color translúcido muy poderoso que es capaz de brindarte un alivio inmediato. Se recomienda calentar este aceite sin llegar a una temperatura que sea incómoda para el paciente y dar suaves masajes en las caderas, una de las zonas más afectadas por la bursitis.

El vinagre de sidra de manzana también combate la bursitis

Shutterstock

Si presentas un dolor agudo en las articulaciones, considera la posibilidad de utilizar una taza de vinagre de sidra de manzana y combinarlo con una porción similar de agua para crear una mezcla anti dolor muy efectiva. Remoja un trapo limpio o una toalla en esta mezcla y colócala sobre los hombros, caderas, codos o piernas; una de sus ventajas es que puedes dejarla por alrededor de una hora para sentir mayor alivio.

Leche de magnesia

Este es uno de los remedios naturales que puedes consumir de manera oral, con lo que podrías evitar recurrir a pastillas para el dolor o a dolorosas inyecciones en busca de alivio. Solo tienes que mezclar una cucharada de leche de magnesia en un vaso de agua y beber esta mezcla de una a dos veces al día; con sus propiedades inflamatorias, sentirás un alivio más pronto en tus articulaciones.

Jengibre

Shutterstock

El jengibre se utiliza para aliviar el dolor ocasionado por diversos padecimientos, entre ellos la bursitis, ya que ayuda a reducir la inflamación y es fácil de aplicar en diferentes partes del cuerpo. Este es otro de los ingredientes naturales que pueden ser consumidos de forma oral, como tés, y ser aplicados como ungüentos, realizando masajes en las zonas donde se presenten las molestias.

Alfalfa

El té de alfalfa es un remedio eficaz para el dolor producido por la bursitis, pero platica con tu médico antes de ingerirlo para verificar que no seas alérgica a esta planta. Remoja una porción de hojas de alfalfa seca una taza con agua caliente; pasados 15 minutos, cuela los residuos y bebe esta mezcla varias veces al día para absorber sus propiedades antiinflamatorias.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado