Inicio » Salud » Puedes hacerlo: 10 formas de ser más disciplinada

Puedes hacerlo: 10 formas de ser más disciplinada

La voluntad y la disciplina te dejarán grandes beneficios debido a que con ellas se incrementan las probabilidades de éxito para ese (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

La persona que una vez dijo donde hay voluntad hay una forma, conocía el poder de la voluntad humana. Pero cuando se refiere al cambio, los hábitos viejos pueden ser difíciles de terminar, y parece que fallamos más seguido de lo que triunfamos. En esencia, cuando se trata de cómo ser disciplinada y tener voluntad, se trata de la habilidad de resistir tentaciones a corto plazo para poder lograr objetivos a largo plazo.

Cómo ser disciplinada no es una pregunta con respuesta fácil, al igual que el autocontrol sobre esas cosas con las que luchamos, que pueden hacernos sentir que nuestra fuerza de voluntad nunca es lo suficientemente buena. No te frustres, y ten en cuenta que la fuerza de voluntad es un músculo y se fortalece con el uso regular. Como Roy F. Baumeister, PhD, autor del libre Willpower: Rediscovering the Greatest Human Strength, escribe: “La voluntad no es un rasgo de personalidad, una habilidad o una virtud. Opera como un músculo. Y como tal, puede ser fortalecida”. Aquí hay 10 formas para pensar sobre cómo ser más disciplinada.

1. No procrastines

Un lápiz con la palabra disciplina en inglés
Shutterstock

Como Prevention dice, acepta el reto y empieza a trabajar. Los procrastinadores sufren más estrés que disminuye su fuerza de voluntad a diferencia de esos que trabajan con un horario. Tienden a ser perfeccionistas y postergan las cosas hasta que todo esté bien hecho.

2. Energía para la voluntad

Nunca comiences un reto con el estómago rugiendo. Cuando tus niveles de glucosa están bajos, la fuerza de voluntad se debilita. Para mantenerla elevada, Real Simple informa, come comidas regulares que estén llenas de proteínas y buenos carbohidratos. Prueba un sándwich de carne magra y queso.

3. Recuerda la recompensa que llegará con la disciplina

Manos tocando el piano con disciplina
Shutterstock

Ya sea una pedazo de chocolate negro o ver un episodio de tu serie favorita—consiéntete una vez que ya hayas completado tu objetivo. Colocar toda tu atención hasta el final del objetivo evita que te concentres en el dolor o en el esfuerzo en la actividad.

4. La voluntad debe tener límites

Sí, ejercitar el autocontrol es una gran forma de construir fuerza de voluntad. Pero nunca darte un descanso agotará tu acción. Date un tiempo para relajarte o tu desempeño se verá afectado.

5. Aprende cómo distraerte

Shutterstock

Los juegos mentales son los mejores amigos de la fuerza de voluntad.  Si realmente quieres esa galleta de chocolate y estás a dieta, piensa en algo placentero (que no esté relacionado con la comida). Comprométete contigo misma o tira el objeto del deseo.

6. Ejercítate regularmente

Más y más estudios señalan cómo es que ejercitarte regularmente no solo mejora tu estado físico, sino también mejora tu estado mental. Eres más positiva y estás motivada con tu perspectiva. Y dormir mejor te dará más energía.

7. La disciplina tiene etapas

Shutterstock

El título del libro bestseller de Anna Lamont, Bird by Bird, sobre el proceso creativo, toma su nombre de un consejo que su padre le dio a su pequeño hermano cuando éste se abrumó con un trabajo escolar de clasificar pájaros. “Hazlo ave por ave”, fue el consejo. A menudo, la gente se rinde no porque no tenga fuerza de voluntad, sino porque se sienten abrumados por la dimensión de la meta.

8. Escribe lo que quieres

De alguna forma, cuando escribes, parece que todo es más oficial. Rastrear tu progreso es crucial para seguir trabajando en cualquier meta. También cuando titubees puedes mirar tus notas para una dosis de energía.

9. Refiérete a tu persona en tercera persona

Shutterstock

Cuando comiences a salirte del camino, imagina que eres una mosca mirándote desde la pared. Descríbete a ti misma como si fueses otra persona. Referirte a ti por tu nombre en vez de “yo”, informa The Guardian, te ayudará a ver las cosas distintas.

10. Haz un compromiso para meditar

Si estás luchando por concentrarte, se cree que la meditación es una manera sencilla de entrenarte para volverte mejor con la concentración. Es la habilidad de intencionalmente no pensar en nada por un rato. Tómate cinco minutos y concéntrate en tu respiración, luego, comienza de nuevo.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado