Inicio » Mundo Casa » Rentar vs. comprar: Qué es mejor para ti ahora y después

Rentar vs. comprar: Qué es mejor para ti ahora y después

Durante el año 2022, cifras exponen que personas que rentan una casa parecen estar en desventaja con las que optan por comprar para (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
En 2022, se reportó que el 46% de las personas que rentan una propiedad destinan más del 30% de su sueldo en este gasto, lo que ha hecho cuestionarse a muchas personas cuáles son realmente los beneficios de rentar o de comprar una casa o departamento para residir.

Por eso, te presentamos ocho beneficios de comprar vs. rentar una casa a corto y a largo plazo; de esta manera, estarás preparado para tomar una decisión basada en hechos y en la experiencia de otros usuarios, lo que también te ayudará a rendir tu dinero tomando la decisión más adecuada a tus planes.

Beneficios de comprar. Las rentas aumentan periódicamente

Una llavero con una casa
Shutterstock

Un aspecto a considerar antes de comprar o rentar una casa es el presupuesto anual con el que se cuenta, para determinar qué tan factible es comprometerse a un contrato de renta y cómo los incrementos anuales podrían afectar tanto tu patrimonio como tus gastos fijos mensuales.

Las personas que deciden rentar una propiedad deben tener presente que cada año las rentas aumentan, dependiendo de la ubicación y la demanda de la propiedad; sin duda, este es uno de los aspectos que podría hacerte pensar dos veces si este es un buen plan a futuro y, en cambio, comprar una casa a plazos fijos establecidos por una institución financiera por medio de una hipoteca.

Es una mejor inversión a largo plazo

Interior de una casa amueblada
Shutterstock

Toda compra de un bien inmueble es una inversión que podría rendir grandes frutos tanto a corto como a largo plazo; en el corto plazo, evitarás aumentos sorpresivos en las rentas, mientras que a largo plazo tendrás plena decisión sobre las acciones que tomarás con respecto a tu propiedad.

Esto implica aprovechar la plusvalía, aunque para esto debes realizar una investigación exhaustiva que te permita identificar cuál es la zona con mejor proyección y crecimiento a futuro. Según los expertos, comprar una casa resulta una mejor inversión a largo plazo, ya que, a diferencia de un contrato de renta, al finalizar el último pago de una casa serás el único propietario de ella.

Mayor estabilidad e ingresos pasivos

Shutterstock

Cuando compras una casa, accedes a mayores derechos que en el caso de una renta, lo que te permite acceder también a otro tipo de beneficios como la renta de las habitaciones que no ocupas para obtener un ingreso extra. Con este, podrás costear los gastos de mantenimiento de tu nueva casa e incluso realizar los pagos mensuales de la misma.

Por otra parte, las personas que deciden comprar una casa en lugar de rentar tienen una mayor certeza de que, al cumplir los pagos, nadie podrá ocupar el mismo espacio o desalojarlos por retrasos en la renta. Esta es una excelente opción para las personas que tienen la intención de permanecer en una misma ciudad durante un periodo largo.

Las hipotecas suelen ser más accesibles que las rentas

Shutterstock

Según algunos expertos, el pago mensual de una hipoteca puede resultar incluso más barato que el pago de una renta o departamento; de hecho, es posible comprar una casa de tres o más recámaras por la misma cantidad que se pagaría por un departamento de una o dos habitaciones.

Al hacerlo, tendrás plena propiedad de una casa en la zona que hayas elegido; a largo plazo, podrías disfrutar de beneficios económicos asociados al aumento de plusvalía y al desarrollo de nuevos proyectos en el área. Si lo deseas, puedes vender la propiedad en cualquier momento.

Beneficios de rentar una casa. Costos nulos de mantenimiento o reparaciones

Tubería rota de una casa al momento de ser reparada
Shutterstock

¿Sabías que en Estados Unidos el 77% de la población prefiere rentar una propiedad que comprarla? Aunque hay múltiples razones para esto, la realidad es que uno de los atractivos principales de rentar una casa es que, con el pago mensual, suelen incluirse los costos de reparaciones y mantenimientos.

En algunos casos, las rentas también incluyen el costo de las utilidades, hecho que representa un alivio económico para las personas que tienen un presupuesto más reducido o que no desean destinar un gran porcentaje de su sueldo al pago de una vivienda.

No requiere de un anticipo

Shutterstock

Sí, es cierto que al rentar una casa se requiere dar de un anticipo, así como una cuota de seguridad que equivale a un mes de renta, pero el beneficio es que esta cantidad suele regresarse al arrendatario al cumplirse ciertas condiciones como mantener la propiedad en buen estado, cumplir los pagos puntualmente y culminar en buenos términos el contrato establecido.

En el caso de una casa, las instituciones financieras exigen el pago de un anticipo de aproximadamente el 20% del valor total de la propiedad, una cantidad que una buena parte de la población no está en condiciones de recaudar a corto plazo.

Mayor flexibilidad

Shutterstock

Rentar una propiedad tiene beneficios tanto a corto como a largo plazo; además de los ya mencionados, el pago de una renta ofrece la ventaja de residir en un lugar por menor tiempo en caso de que la zona no cumpla con las expectativas de quienes residen en ella.

Si deseas residir en una zona de alta plusvalía y no te alcanza en este momento para una hipoteca, quizá sea más factible vivir en la casa de tus sueños rentándola; de esta manera, puedes elegir vivir en ciudades donde la compra de una propiedad es más cara, como es el caso de Nueva York o Los Ángeles, por ejemplo.

Menor riesgo de perder el valor de la casa

Shutterstock

Aunque la creencia predominante es que todas las propiedades aumentan de valor con el paso del tiempo, esto no siempre ocurre así, pues también existe la posibilidad de que una casa pierda su plusvalía por numerosas razones como desastres naturales o bajas ventas en el vecindario.

Como puedes notar, hay muchas razones por la que es buena idea tanto rentar como comprar una propiedad; cualquier decisión que tomes, sin duda debe estar basada en tus planes a corto y largo plazo, así como en tu presupuesto y facilidad para comprometerte a una hipoteca a largo plazo que tendrá como fin obtener la plena propiedad de una casa o departamento.

Refinanciar puede hacer que los cargos financieros sean más altos durante la vigencia del préstamo.

Rocket Mortgage, LLC; NMLS #3030; www.NMLSConsumerAccess.org. Prestamista que ofrece igualdad de oportunidades de vivienda. Autorizado en 50 estados. Licencia en Alabama n.º MC 20979, n.º de control 100152352. AR, TX: 1050 Woodward Ave., Detroit, MI 48226-1906, (888) 474-0404; AZ: 1 N. Central Ave., Ste. 2000, Phoenix, AZ 85004, Licencia de prestamista hipotecario #BK-0902939; CA: Autorizado por el Departamento de Supervisión de Negocios, según la Ley de Préstamos Hipotecarios Residenciales de California y la Ley de Prestamistas Financieros; CO: Regulado por la División de Bienes raíces; GA: Licenciatario de hipotecas residenciales #11704; IL: Licenciatario de hipotecas residenciales #4127 – Departamento de Regulación Financiera y Profesional; KS: Compañía hipotecaria autorizada MC.0025309; MA: Licencia de prestamista hipotecario #ML 3030; ME: Licencia de prestamista supervisado; MN: No hay una oferta para acuerdos con tasa garantizada; MS: Autorizado por el Departamento de Banca y Finanzas del Consumidor de Misisipi; NH: Autorizado por el Departamento de Banca de Nuevo Hampshire, #6743MB; NV: Licencia #626; NJ: Nueva Jersey – Rocket Mortgage, LLC, 1050 Woodward Ave., Detroit, MI 48226, (888) 474-0404, autorizado por el Departamento de Banca y Seguros de Nueva Jersey; NY: Rocket Mortgage, LLC, 1050 Woodward Ave., Detroit, MI 48226 Banquero Hipotecario Autorizado-Departamento de Servicios Financieros del estado de Nueva York; OH: MB 850076; OR: Licencia #ML-1387; PA: Autorizado por el Depto. de Banca – Licencia #21430; RI: Prestamista autorizado; WA: Licencia de Compañía de Préstamos de Consumo CL-3030. Puede haber condiciones.

Etiquetas: