Inicio » Salud » Cómo manejar de forma adecuada los préstamos a amigos

Cómo manejar de forma adecuada los préstamos a amigos

Los préstamos a amigos pueden ser algo fácil al comienzo pero complejo con el paso del tiempo. Te ofrecemos un par de elementos que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

En la economía de hoy, en vez de buscar préstamos bancarios, más gente está buscando alternativas como préstamos a amigos, entre particulares, familiares o financiación colectiva cuando necesitan prestar dinero. Si no eres el 1%– y el 99% de la gente no lo es—probablemente necesitarás prestar dinero en algún momento de tu vida. De acuerdo con MarketWatch, la mayoría de los americanos están a tan solo a una nómina de la calle.¡Dios!  Ellos añaden: “Ante una emergencia, dicen que incrementarán las finanzas al reducir gastos de algún lado (26%), prestar a un familia y/o amigos (16%), o usando tarjetas de crédito (12%)”.

No solo estamos prestando para emergencias, esta es la era de los starups. Entrepreneur informa que 38% de los nuevos negocios son iniciados con préstamos de familiares y  de amigos—la inversión promedio es de $23,000. Los préstamos entre particulares, otros tipos de préstamos personales y tarjetas de crédito hacen un 57% del financiamiento de un starup.  Aunque siempre ha sido una verdad universal que nunca debes prestar o prestarle dinero a familiares y amigos, la verdad es que es la única opción real para mucha gente. Especialmente ya que los préstamos entre particulares están viéndose cada vez menos como parte de la economía compartida y mucho más como préstamos bancarios tradicionales.

Comienza con aclaraciones del préstamo

Persona con dinero de préstamo en cartera
Shutterstock

Así que si no quieres perder amigos o alienar familiares, es vital establecer unas cuantas reglas. El prestatario necesita tener un plan por escrito para cómo le pagarán la deuda, el calendario de pagos, y algún tipo de garantías por si acaso. El prestador también necesita saber cuánto exactamente puede darse el lujo de soportar—y toma en cuenta que quizá no lo tengas de regreso tan pronto como quisieses o (en el peor escenario) nunca.

También tienes que entender las leyes fiscales relativas a los préstamos entre particulares. Por ejemplo, hay un  interés mínimo que estás obligada a cargar con el fin de declarar la cantidad en calidad de préstamo en tu declaración. Y por el bien de ambas partes, SIEMPRE ten un acuerdo escrito, firmado y (hasta mejor) notariado.

Lo complicado del préstamo

Shutterstock

Los préstamos a particulares también pueden afectar tu relación de varias formas inesperadas. Puede crear una dinámica donde el prestatario se sienta constantemente endeudado y el prestador se sienta adeudado, lo cual puede crear resentimiento en ambas partes. Si no puedes devolver el dinero, puedes encontrarte evitando al prestador.

Del mismo modo, el prestador puede acabar evitando al prestatario porque se siente incómodo pidiéndole que se le regrese el dinero. Es muy fácil poner este tipo de préstamos al final de tu lista de deudas porque sabes que no te van a reportar al buró de crédito o te harán penalizaciones de carga. Es esencial mantener comunicación abierta y nunca prestar o pedir prestado a alguien con quien tienes problemas sin resolver.

Lo digital

Shutterstock

Y por supuesto, hay una aplicación para eso. Puddle mezcla los préstamos entre particulares con las financiaciones colectivas y las redes sociales. Te permite crear una red de amigos y familiares de confianza  que contribuyen a un monto acumulado. Cada miembro puede prestar 5 veces lo que ellos pongan. Sin embargo, estos son préstamos de un plazo muy corto (3-6 meses).

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado