Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y leyendas: La mujer de los lobos

La leyenda de la mujer de los lobos habla de cómo una fémina pasa por un proceso que la hace mutar de una forma no tan visible.
2024-01-05T13:34:45+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock, Mujer de los lobos
  • Genny de Bernardo te comparte la leyenda de la mujer de los lobos.
  • Se trata de una leyenda que no debe tomarse completamente literal, sino que debe interpretarse.
  • Uno debe ser capaz de ver más de lo que sus ojos admiran.

Los Dakota cuentan una historia acerca de una mujer que sufre una transformación no en cuerpo, sino en otra forma que solo puede percibirse más allá de la vista.

Hay que prestar atención a lo que no se dice, sino a lo que está oculta en esta historia llamada la leyenda de la mujer de los lobos y apreciar lo que pasa.

Hubo una vez una joven que no le daba importancia al matrimonio. A pesar de los intentos de cortejo de todos los jóvenes del pueblo, ninguno logró conquistar su corazón.

Finalmente, conoció a un hombre excepcional con quien pensó en casarse. Sin embargo, estableció una condición para el matrimonio: que él siempre la tratara con bondad.

La mujer es agredida

Mujer, Tribus, Oculto, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Desafortunadamente, poco después de la boda, el hombre rompió su promesa al criticarla con frecuencia y maltratarla físicamente.

Temiendo por su vida, la joven escapó de su hogar. Los hombres del pueblo organizaron numerosas búsquedas, pero no lograron encontrarla.

Un día, la mujer se encontró con un desconocido que, sin que ella lo supiera, no era un hombre en absoluto, sino el líder de una manada de lobos.

Segura de que este lobo no la entregaría a su esposo, la mujer le pidió comida, ya que tenía hambre. El líder lobo extendió la mano y se ofreció a llevarla a su campamento.

La identidad del hombre

Mujer de los lobos, Pueblos, Paz, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Cuando llegaron allí, la mujer se encontró rodeada de lobos alrededor de una fogata, dándose cuenta de que el líder no era un hombre sino un lobo.

Él la llevó a una tienda y le preguntó qué deseaba comer. La mujer respondió que quería carne de búfalo.

El líder lobo instruyó a dos de sus lobos para que buscaran carne de búfalo. Cuando regresaron, el lobo le preguntó a la mujer cómo debía preparar la carne y ella respondió que debía cocerla.

Entonces, el líder lobo ordenó que se abriera un gran paquete. La mujer sospechó que el contenido había sido robado a los humanos. Dentro del paquete encontraron una olla de hierro y cuchillos afilados.

Parte de la manada

Lobo, Colmillos, Grandeza, MundoNow, Podcast
Shutterstock

El lobo preguntó a la mujer qué debía hacer a continuación, y ella le dijo que cortara la carne en trozos.

Le dieron un cuchillo y la mujer cortó la carne. Luego, colocó la carne en una olla de agua hirviendo y, una vez cocida, preparó la comida para toda la manada de lobos.

La mujer vivió con los lobos durante meses, encargándose siempre de preparar las comidas.

Una noche, el líder lobo le informó a la mujer que los miembros de su tribu estaban cazando búfalos y que si seguían en esa dirección, llegarían al campamento de los lobos por la mañana.

La mujer regresa

Aullido, Serenidad, Soledad, MundoNow, Podcast
Shutterstock

La mujer tenía que correr hacia ellos y distraerlos para evitar que mataran a los lobos si los encontraban.

Al día siguiente, la mujer se dirigió hacia los cazadores, pero al acercarse, se sintió mareada por el olor de los humanos.

Uno de los hombres la reconoció, pero ella les dijo que había estado viviendo con los lobos y que no deseaba regresar al pueblo. Los hombres le rogaron que volviera con ellos, pero la mujer permaneció en silencio.

Finalmente, accedió a la condición de que continuaran cazando búfalos y que, cuando pasaran por allí nuevamente, le entregaran las lenguas y la mejor parte de la carne. Los hombres estuvieron de acuerdo.

La mujer de los lobos

Vigor, Orejas, Virtudes, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Cuando regresaron, le llevaron lo que había pedido. La mujer tomó la carne y la esparció entre dos montañas.

De repente, las laderas se llenaron de lobos hambrientos que corrieron hacia la carne.

La mujer regresó al pueblo y reconcilió con su esposo, sabiendo que a partir de ese momento él la trataría con bondad, ya que había vivido entre lobos salvajes.

Mitos y Leyendas agradece tu interés y se despide de ti por el momento. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio