Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y Leyendas: El sol rojo

El sol rojo cuenta la historia de dos enamorados que piden la bendición de dos dioses para poder unirse y vivir juntos.
2024-02-07T17:48:24+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
El sol rojo, Shutterstock
  • Genny de Bernardo te comparte la leyenda del sol rojo.
  • Se trata de una historia en donde la falta de aprobación de un matrimonio hace que el caos estalle.
  • La pareja sufre heridas y su sangre es la que el sol obtenga ese matiz.

Hace mucho tiempo, en Argentina, se cuenta una historia sobre un joven valiente llamado Igtá, perteneciente a la tribu de los mocoretaes, quien estaba profundamente enamorado de la encantadora Picazú.

Decidieron unirse en matrimonio, pero para ello necesitaban la bendición de la Luna. Los padres de Picazú recurrieron al adivino Tuyá para obtener esta aprobación.

En una noche serena, Tuyá consultó a la brillante Luna en el cielo, buscando señales.

Satisfecho con lo que vio, dio su aprobación al matrimonio, pero con la condición de que Igtá pasara una prueba de valor: nadar en la laguna durante un tiempo y luego ir de caza.

El guerrero supera las pruebas

Flechas, Arco, Guerrero, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Gracias a sus habilidades como nadador y cazador, Igtá superó las pruebas con éxito y llevó a casa varias presas para Picazú.

Después de tres lunas, la tribu celebró la unión de los jóvenes con gran alegría. Sin embargo, olvidaron consultar también a Tupá, el dios creador.

La siguiente noche, una fuerte lluvia se interpretó como la desaprobación de Tupá hacia el matrimonio.

Igtá y Picazú, sintiéndose rechazados, se refugiaron en una isla en la laguna, donde residían aquellos cuyas relaciones no estaban bendecidas por Tupá.

El mar se torna de color rojo

Mar, Agua, Rojo, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Mientras nadaban hacia la isla, fueron atacados por Ñuatí, un guerrero de la tribu, y otros miembros los siguieron, hiriéndolos gravemente.

La sangre de los amantes tiñó el agua de rojo, y cuando el sol se puso, todo el entorno se vio envuelto en este color.

Igtá y Picazú desaparecieron ante los ojos de la tribu, sembrando el terror entre ellos, que creían haber ofendido a Tupá.

Igtá y Picazú lograron llegar a la isla, donde vivieron juntos el resto de sus días, alejados de su tribu pero unidos como amantes para siempre. Mitos y Leyendas se despide de ti por el momento y espera que la leyenda del sol rojo haya sido de tu agrado. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio