Inicio » Hoy » Crónica: Hispano será deportado por su urgencia de ir al baño

Crónica: Hispano será deportado por su urgencia de ir al baño

Crónica: Hispano será deportado por su urgencia de ir al baño. La policía lo arrestó cuando iba manejando a excesiva velocidad.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica Hispano deportado urgencia
FOTO Especial MH
  • Crónica: Hispano será deportado por su urgencia de ir al baño
  • La policía lo arrestó cuando iba manejando a excesiva velocidad
  • Según las autoridades conducía a 50 millas por encima del límite

Crónica: Hispano será deportado por su urgencia de ir al baño. Mario Díaz es un conductor latino de 24 años que acaba de aprender por las malas una tremenda lección: que más vale llegar tarde que nunca a determinado lugar y de paso, que no hay excusa que valga para violar la ley, en especial cuando se pone en riesgo la vida e integridad de uno mismo o de las demás personas.

Y es que Mario fue arrestado por un patrullero de la ciudad de Knoxville (Tennessee) cuando manejaba su Nissan Sentra con exceso de velocidad. Cualquiera pensaría que iba unas 5, 10 o 15 millas sobre el límite establecido, que suele ser lo normal, pero nada que ver, estaba 51 millas por el encima, lo cual representaba un tremendo riesgo para la gente a su alrededor.

Crónica Hispano será deportado por su urgencia de ir al baño: El agente le ordenó detenerse de inmediato

El agente le ordenó detenerse de inmediato
FOTO Especial MH

Cuando el uniformado se percató gracias a su radar de que Mario iba a 111 millas por hora en un tramo de la transitada autopista I-40 donde la velocidad es de 60mph, lo siguió en el acto y le prendió las luces y sirenas de su unidad para indicarle que debía parar la marcha cuanto antes. El chofer sabía perfectamente por qué lo había detenido.

Y es que al nomás fue abordado por el oficial, Mario le indicó que tenía una emergencia personal. El oficial a lo mejor pensó que se trataba de algún problema con la bebé que llevaba cargando en sus brazos una muchacha que iba como copiloto, quienes resultaron ser la pareja y el hijito del conductor.

Crónica Hispano será deportado por su urgencia de ir al baño: “Me urge ir al baño”

Crónica Hispano será deportado por su urgencia de ir al baño: “Me urge ir al baño”
Archivo/MH

Pero Mario le dejó en claro de que no se trataba de eso. “Es que tengo que ir al baño. Estoy haciéndome pu…”, le dijo. Al representante de la ley y el orden no le cayó nada en gracia de que el chofer haya expuesto primero la vida suya, después la de sus acompañantes, sobre todo la del más pequeño y hasta de los transeúntes a su alrededor al ir manejando demasiado de prisa.

“Sabes bien de que podías haberte detenido en cualquier estación de servicio u otro lugar para pasar al baño, así es que no es válido tu argumento, así es que entrégame por favor tu permiso de conducir porque te has ganado una buena multa”, le aclaró, justo antes de darse cuenta de que había otro “pequeño”, pero a la vez importante problemita.

Carecía de licencia de conducir

Carecía de licencia de conducir
Archivo/MH

Y es que Mario no contaba con ningún tipo de permiso válido para poder manejar, ni tampoco con seguro vehicular, así es que aparte de la sanción por conducir de manera temeraria, también estaba violando otras reglas de la ley de tránsito. Al final, acabó con varias multas, pues también se ganó una por no haber asegurado correctamente a su bebita.

El patrullero fue radical y decidió arrestarlo para darle un buen escarmiento y que no repitiera nunca más sus acciones peligrosas. Al parecer así será, porque cuando Mario fue recluido en la cárcel local, fue abordado por los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que tras descubrir que era indocumentado, lo pusieron en proceso de deportación.

Estaba amamantando a la inocente criatura

Estaba amamantando a la inocente criatura
Archivo/MH

En el reporte policial obtenido por la estación de local de televisión WWLT, figura que la acompañante de Mario le dijo a la policía de que estaba amamantando a su hijita porque esta recientemente había comenzado a llorar de hambre, pero tampoco esa excusa fue lo suficientemente válida como para salvar a su querido.

Y es que bajo les leyes estadounidenses todos los menores de edad deben ir siempre debidamente asegurados cuando el auto va en marcha. La ley también requiere seguro vehicular vigente todo el tiempo y obviamente, que los conductores respetemos los límites de velocidad establecidos. En pocas palabras, Mario metió la pata de muchas maneras. Aprendamos de los errores ajenos. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Continua artículo relacionado