Inicio » Tienes que saber » Cómo cobrar un cheque: Una guía paso a paso

Cómo cobrar un cheque: Una guía paso a paso

No hay nada mejor que cobrar dinero en cualquier tipo de forma, pero puede ser que cobrar un cheque sea algo confuso cuando estos no (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
¿Te pagaron con cheque? ¡Descubre los pasos que necesitas seguir para cobrarlo! Se trata de un proceso sencillo, pero minucioso, ya que necesitas brindar información precisa para cobrarlo de manera exitosa. Con esta guía paso a paso, estarás listo para cobrar todos los cheques que lleguen a ti e identificar cada uno de ellos de acuerdo al tipo de emisor y a la institución bancaria que lo respalde:

Identifica el tipo de cheque que has de cobrar

El primer paso será leer con atención el cheque que te han entregado y verificar qué tipo de información necesitas proporcionar para poder cobrarlo de acuerdo a la institución bancaria a la que acudirás. Entre los tipos de cheque más importantes se encuentran: cheques certificados, de caja, de nómina, de pago diferido, cruzado, viajero y al portador; conocerlos hará que realices una transacción más segura y efectiva.

Dónde cobrar un cheque

Persona agarrando un cheque
Shutterstock

Existen diferentes maneras de cobrar un cheque, por lo que no siempre necesitarás acudir al banco: verifica que este pueda ser cobrado en un cajero automático o en una tienda minorista. Al hacerlo, es indispensable constatar que cuentes con la información necesaria para realizar esta transacción de forma segura, ya que no contar con un dato podría poner en riesgo tu dinero.

Verifica que el cheque sea válido y tenga fondos

Una de las desventajas que ofrece cobrar con cheque es que no siempre tienes el control sobre la cantidad de fondos con los que cuente el emisor, lo que podría representar un riesgo financiero para ti. Verifica con la persona que ha emitido el cheque que este cuente con fondos, pues en caso contrario, serás sujeto a una penalización económica que puede ir de los 30 a los 60 dólares, e incluso al cierre total de tu cuenta bancaria.

Cóbralo tan pronto como sea posible

Persona entregando un cheque
Shutterstock

Un consejo que dan los expertos es cobrar el cheque tan pronto como este llegue a tus manos, pues mientras más rápido realices esta transacción, menor probabilidad habrá de que seas víctima de un fraude. En caso de no poder acudir a una institución bancaria, lo más recomendable es considerar la opción de realizar el cobro por medio de una aplicación móvil y así poder disponer del dinero como mejor te convenga.

Si el cheque es nominativo

Los cheques nominativos únicamente pueden ser cobrados por medio de una cuenta bancaria, nunca en efectivo, y jamás podrá ser cobrado por otra persona que no sea el beneficiario oficial, lo que lo hace una opción más segura que otras. Si el beneficiario se encuentra imposibilitado para cobrar dicho dinero, entonces deberá proceder a endosar el cheque a un tercero, quien podrá realizar la transacción presentando una identificación oficial que lo acredite para tal proceso.

Si es al portador

Shutterstock

El cheque al portador es, sin lugar a dudas, el tipo de cheque más utilizado; no contiene información específica acerca del beneficiario, y puede ser cobrado por cualquier persona que lo tenga. Para poder cobrarlo, es necesario acudir a una institución bancaria, la cual se encargará de verificar que el cheque cuente con los fondos suficientes y que toda la información proporcionada sea legítima.

Si es cruzado

Al igual que otros tipos de cheques, los cruzados no pueden ser cobrados en una caja de banco, sino que requieren ser depositados a una cuenta que esté a nombre de la persona a la que va dirigido.  Para poder realizar el cobro exitoso de un cheque cruzado, todos los datos incluidos en él deben coincidir a totalidad con la identificación oficial proporcionada por el beneficiario.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado