Inicio » Hoy » Crónica: Conductor hispano casi acaba con la vida de un policía

Crónica: Conductor hispano casi acaba con la vida de un policía

Crónica: Conductor hispano casi acaba con la vida de un policía. El descarado e irresponsable automovilista se atrevió a huir de la escena.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica Conductor hispano policía
Oficina del Alguacil de Gwinnett
  • Crónica: Conductor hispano casi acaba con la vida de un policía
  • El descarado e irresponsable automovilista se atrevió a huir de la escena
  • A Eduardo Gutiérrez las autoridades tuvieron que cazarlo hasta con perros

Crónica Conductor hispano policía. El mexicano Eduardo Gutiérrez hoy está de cumpleaños. Nunca pensó que cumpliría los 31 años en una fría celda y que estaría completamente solo este día sin nadie importante a su alrededor para que le cante el ‘happy birthday’ como de costumbre. Pero bien merecido que se lo tiene.

Y es que el pasado fin de semana fue arrestado por ser un completo irresponsable, pues casi acaba con la vida de un respetable agente de policía que tuvo la mala suerte de cruzársele en su camino a la misma hora en que a él se le ocurrió la brillante idea de ponerse a manejar borracho.

Fue negligente en todo el sentido de la palabra: Crónica Conductor hispano policía

Crónica Conductor hispano policía
Departamento de Policía de Duluth

En la discoteca se sentía todo un macho. Embriagándose todo lo que su cuerpo se lo permitió y bailando con cuanta mujer sola había llegado al antro, al igual que él, para disque “divertirse sanamente”. Pero el momento que tanto había temido se llegó: ya era de madrugada, justo la hora en que cierra el antro.

Cuando los administradores les dijeron a los presentes que todo el mundo tenía que irse, Eduardo Gutiérrez obedeció. No tenía otra opción más que regresar a su casa. La buena noticia es que al final de cuentas ya era domingo así es que como no trabajaría ese día, no importaría que fuese tan tarde.

Le valió su alto estado de intoxicación: Crónica Conductor hispano policía

Crónica Conductor hispano policía
Oficina del Alguacil de Gwinnett

El mexicano se salió del nighclub y se subió a su vehículo en el lado del chofer, a sabiendas de que estaba completamente ebrio. Manejó por varias millas hasta que pasó lo que tarde o temprano tenía que pasarle a todo el que se atreve a conducir en ese estado: se estrelló de frente con otro automotor.

Y no se trataba de cualquier vehículo, sino que de una unidad del gobierno. En particular, de una patrulla de la ciudad de Duluth (Georgia) que efectuaba una vigilancia de rutina por Peachtree Industrial Boulevard, una de las carreteras más transitadas del área metropolitana de Atlanta.

Fue impactado a alta velocidad: Crónica Conductor hispano policía

Crónica Conductor hispano policía
El veterano oficial resultó gravemente herido. (Departamento de Policía de Duluth)

Cuando el oficial Ricky Porter, quien lleva 12 años laborando para ese cuerpo policial se dio cuenta de que la ‘troca perrona’ de Eduardo venía con todo sobre él ya era demasiado tarde. Le fue imposible evadir la colisión y lo próximo que escuchó fue la fuerte detonación que lo dejó inconsciente.

Cuando por fin reaccionó el uniformado, fue unas horas después al despertar en una camilla en la sala de emergencia del hospital donde afortunadamente lograron salvarle la vida, ya que las heridas que sufrió en el choque fueron graves. En lo que respecta al conductor causante del accidente, no había ni rastros.

Un verdadero descarado: Crónica Conductor hispano policía

La policía lo detuvo
FOTO SHUTTERSTOCK

El muy cínico y sinvergüenza para escaparse no estaba ebrio. Tras impactar la patrulla se bajó y abandonó la escena a pie, dejando atrás no solo su camioneta, sino al oficial herido, al cual ni siquiera movió un dedo por asistirlo. Pero cuando los compañeros de Porter llegaron al lugar, comenzaron a buscarlo.

Sabían que tenía que estar cerca a menos que alguien lo hubiera levantado en algún auto, así es que trajeron sus perros de la Unidad K-9 para que lo buscaran. Les fue bien, finalmente lograron dar con él y lo arrestaron en el acto bajo múltiples cargos graves, antes de trasladarlo a la prisión. Archivado como: Crónica Conductor hispano policía

Le depara un tormentoso destino

Crónica Conductor hispano policía
FOTO SHUTTERSTOCK

Eduardo fue recluido al Centro de Detención del condado de Gwinnett acusado de manejar intoxicado (DUI), conducir de manera imprudente, huir del lugar de un accidente (hit and run), irrespetar un semáforo en rojo, entre otras señales de tránsito, manejar sin contar con una licencia válida y sin cinturón de seguridad.

No es nada extraño que a pesar de que el accidente fue muy serio, Eduardo haya resultado ileso. De hecho, por alguna razón, es lo que suele suceder en la mayoría de los casos. Personas inocentes, ya sea peatones, conductores o pasajeros que tienen la desgracia de toparse con el irresponsable tras el volante, son quienes se llevan la peor parte. Archivado como: Crónica Conductor hispano policía

Lo bueno es que acá la justicia es pareja

Ahora el mexicano está en problemas
Foto: Shutterstock

La buena noticia es que, en Estados Unidos, cuando un conductor como Eduardo comete esta clase de delitos, es juzgado como si lo hubiese hecho a propósito y no accidentalmente, como ellos quisieran. Y es que nunca es lo mismo causar una tragedia porque alguien comete un error al manejar o por desperfectos mecánicos, que por estar borracho.

Los últimos casos que recuerdo es el de un hispano que fue condenado a 20 años por dejar en silla de ruedas a un muchacho al que golpeó con su auto y el de otro, que le dieron 40 años, por matar dos personas también por manejar borracho. Dios permita que el oficial Porter se recupere por completo, sino le irá peor a Eduardo. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima. Archivado como: Crónica Conductor hispano policía

Continua artículo relacionado