Inicio » Mami » 14 razones por las que tu hijo debería aprender a cocinar

14 razones por las que tu hijo debería aprender a cocinar

Cocinar es una habilidad necesaria para sobrevivir. Aquí te decimos por qué tus hijos deberían comenzar en la cocina y así ellos (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Como madre, pasas gran parte de tu vida dedicándote a alimentar a tus hijos. ¿Pero sabías que cocinar con ellos es igualmente importante? No se trata sólo de nutrir sus cuerpos sino también sus mentes enseñándoles importantes habilidades de desarrollo. Ningún ambiente escolar o educador profesional es necesario, tienes todas las herramientas que necesitas en tu propia cocina.

De acuerdo a la experta de paternidad, chef y escritora Annabel Karmel, “Pasar tiempo con tus hijos cocinando y horneando no sólo generará memorias felices, sino que es una gran oportunidad para enseñarles todo tipo de habilidades invaluables, especialmente la importancia de tener una dieta balanceada y saludable.” Además de eso, los niños aprenden todo tipo de habilidades académicas cruciales incluyendo la lectura, seguir instrucciones, matemáticas, razonamiento y habilidades motoras finas. Se unirán, se divertirán, aprenderán y el resultado final será algo delicioso. Aquí hay 15 razones por las que tus hijos deberían aprender a cocinar.

1. Construye la autoconfianza

Una madre con su hija preparando ingredientes para cocinar
Shutterstock

Cuando los niños ayudan a preparar una comida sienten orgullo de su creación y aprenden a contribuir a una meta más grande. El resultado final es algo que ayudó a crear como parte del equipo. La confianza que desarrollará como resultado de su contribución es algo que se quedará con él al crecer y encontrar otras formas de participar en varias actividades grupales.

2. Enciende la imaginación en tus hijos

Esos deliciosos cupcakes empezaron como una colección de ingredientes. Es un concepto bizarro que cuando reúnes los ingredientes se convierten en algo hermoso y delicioso. Cocinar les enseña al os niños a usar su imaginación y pensar en cómo se verá el resultado final, en vez de enfocarse en sólo lo que está frente a ellos.

3. Desarrolla coordinación mano-ojo

Un niño rompiendo un huevo para cocinar algo
Shutterstock

Los deportes y las artes no son las únicas maneras de enseñar coordinación mano-ojo. Al intentar elegir entre diferentes ingredientes y ponerlos en el bol practicarán el trabajo con sus manos y mejorará su pensamiento espacial.

4. Perfecciona las habilidades motoras finas

Las acciones como batir, combinar y echar ayudarán al desarrollo de sus habilidades motoras finas. Puedes incluso darles artículos fáciles de abrir o desenvolver. Dales sólo artículos seguros y productos que realmente quieras que abran.

5. Mejoras las habilidades matemáticas que tus hijos tienen

Shutterstock

Dicha sea la verdad, has olvidado la mayoría de las matemáticas que aprendiste en la escuela. Pero las habilidades de matemáticas básicas que usas todos los días son las que usas en la cocina. Enséñales a tus hijos sumas, restas, mediciones y conteos simples al cocinar juntos. Y no dependas sólo de las instrucciones: pregúntales. Si necesitamos tres huevos y ya pusimos uno, ¿cuántos nos faltan?

6. Enseña causa y efecto

Combinas dos ingredientes y ¡poof! La textura cambia en un instante. Luego horneas los artículos en el horno y después de 20 minutos se ven completamente diferentes. Estos conceptos de causa y efecto son comunes en tu razonamiento diario, pero los niños aún están aprendiendo a entender cómo sus acciones crean cambios. Cuando se trata de cocinar con ellos, puedes enséñales esta lección para que vean los efectos mientras suceden.

7. Enseña alimentación saludable

Shutterstock

Claro, podrías ir a un drive-thru y darles hamburguesas y papas todas las noches. Sería ciertamente más fácil que preparar algo en casa. Pero al cocinar juntos no sólo les enseñas habilidades valiosas, también les das una comida balanceada y saludable con ingredientes nutritivos de los que tus hijos aprenderán y que comerán.

8. Tus hijos apreciarán nuevos alimentos

Si sólo sirves queso derretido y dedos de pollo, ¿cómo esperas que tus hijos aprecien el salmón ahumado o el arroz con verduras? Aprenderán a amar lo que sirvas, y realmente amarán lo que ayuden a preparar. Al cocina una variedad de platillos e ingredientes ayudarás a expandir sus paladares para que no sólo toleren, sino que les guste la variedad de comidas.

9. Crea responsabilidad

Shutterstock

Enséñales a cocinar responsablemente estableciendo reglas con respecto a la seguridad, limpieza y modales. Luego darles tareas para hacer independientemente. Deja que hagan un desastre, que intenten y que se diviertan. Pero también explica que tienen un trabajo y que son un miembro valioso del equipo. Estarán orgullosos de ser parte de la acción de la cocina.

10. Cocinar mejora la lectura

Ya sea que escribas las instrucciones tú misma o sigas una receta, para preparar el plato necesitas leer las instrucciones paso a paso y una lista de ingredientes. Deja que tus hijos te ayuden y trabaja en sus habilidades de lectura.

11. Enseña resolución de problemas

Un niño con un adulto usando una cuchara en sartén con el fin de cocinar algo
Shutterstock

Están haciendo galletas de avena cuando ¡Oh, oh! Te das cuenta de que ya no tienes avena. En vez de asustarse porque algo salió malo, como los niños hacen, enséñales a resolver el problema. Explícales que se puede sustituir con otro ingrediente y trabajen juntos para elegir uno que funcione.

12. Cocinar une a la familia

Una de las mejores partes de cocinar con tus hijos es la unión que tendrán al trabajar. Al ocuparse las manos mezclando compartirán historias y hablarán de su día. Puedes planear tu siguiente comida, hablar de sus comidas favoritas, decidir a quién quieren invitar para la cena o simplemente ser divertidos y pretender que son chefs de un restaurante. La relación que formas en la cocina es hasta más importante que lo que cocinas.

13. Los niños aprender a cooperar

Shutterstock

Compartir es querer; les hemos dicho eso a nuestros hijos más veces de las que podemos contar. Y puedes enseñar esta lección en la cocina al dividir tareas y mostrarles a tus hijos como dividir sus responsabilidades y trabajar juntos. Uno podría querer hacer todo el mezclado, pero parte de la experiencia de aprendizaje en enseñarles a entregar la cuchara y ver a alguien más trabajar también.

14. Limpieza

En un mundo perfecto nuestros hijos levantarían su ropa sucia, la lavarían, arreglarían su cama, bajarían el asiento del baño y guardarían sus juguetes al terminar de jugar. Como sabemos, este no es un mundo perfecto. Los niños son desastrosos, está en su naturaleza y, francamente, es su derecho ser un poco flojos. Pero también es importante enseñarles cómo limpiar sus propios desastres. Las habilidades de limpieza que aprendan en la cocina les ayudarán en la escuela, la universidad y eventualmente cuando tengan su propio hogar.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado