Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y leyendas: la leyenda del camalote

La leyenda del camalote cuenta como un hombre y una mujer que son de diferentes mundos no pueden estar juntos por esto.
2024-04-08T17:05:12+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Leyenda del camalote, Shutterstock
  • Mitos y leyendas te comparte la leyenda del camalote.
  • Dos seres de mundos distintos se conocen y un sentimiento nace en ellos.
  • Los conflictos aparecen debido a problemas de estos dos mundos.

Cuentan que en tiempos pasados, en las aguas del Río Paraná, no había presencia de camalotes. La tierra era simplemente tierra, el agua fluía sin obstáculos y las islas permanecían como simples islas.

Era una época anterior a la llegada de los españoles, cuando las orillas del río estaban habitadas por los guaraníes.

Fue en el año 1526 cuando los hombres al mando de Diego García navegaron lentamente por el Mar Dulce y luego por el revuelto Paraná, a bordo de una carabela y un patache.

Diego García se presentaba como Gobernador del Río de Solís, pero al llegar a la desembocadura del Carcarañá, descubrió que otro marino español, Sebastián Gaboto, ya había reclamado ese título.

Atracción

Plantas, Camalote, Agua, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Durante varios días, ambos líderes discutieron en el fuerte Sancti Spiritu, mientras sus tropas aprovechaban la pausa para aclimatarse nuevamente a la tierra firme y disfrutar de algunas distracciones.

Exploraron los alrededores y se beneficiaron de la amabilidad de los guaraníes.

En medio de estas circunstancias, una joven indígena se enamoró de uno de los soldados de García.

Durante el verano, mientras García y Gaboto abandonaban el fuerte en dirección al interior, los amantes se encontraban en secreto.

Conflictos

Maíz, Alimento, Mazorca, MundoNow, Podcast
Shutterstock

A pesar de la barrera lingüística, su amor floreció, lleno de risas y deseos. Nadaron juntos en el río, ella le mostró los secretos de la selva mientras él le enseñaba sobre su barco anclado en la costa.

Él probó la comida guaraní, como el abatí (maíz) y el chipá (pan de mandioca), mientras ella experimentaba el amor singular de un extranjero.

Mientras tanto, las relaciones entre los españoles y los guaraníes se deterioraban.

A pesar de la ayuda proporcionada por los indígenas en la descarga de los barcos y el trabajo en la fragua, los españoles no cumplían con los pactos y trataban con desprecio a sus anfitriones.

Un ataque sorpresa

Antorcha, Fuego, Camalote, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Finalmente, cansados de la arrogancia de los blancos, los indígenas incendiaron el fuerte una noche. Los pocos españoles que sobrevivieron se refugiaron en los barcos, esperando el regreso de Gaboto y García.

Después del incendio, la relación entre el soldado y la indígena se volvió más difícil, más oculta y más triste. A pesar de los encuentros secretos y las muestras de afecto, ella no pudo disipar su desconfianza.

Cuando los líderes decidieron regresar a España, encontraron el fuerte devastado.

Durante las semanas de preparación, la joven guaraní se entristeció, pasando sus días en la orilla, entre los sauces, esperando ver a su amante aunque fuera por un instante.

La triste despedida

Barco, Zarpar, Soga, MundoNow, Podcast
Shutterstock

La partida llegó como una sorpresa para ella, ya que no hubo despedida.

Una mañana, con apenas nubes en el cielo, la joven vio cómo los barcos se alejaban por el río.

Los observó desaparecer en la distancia, hasta que se perdieron de vista en el primer recodo.

Durante días, la indígena lloró en soledad por el abandono, deseando tener una canoa o las alas de una garza para seguir a los barcos río abajo.

Leyenda del Camalote

Hojas, Flotando, Leyenda del camalote, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Sus pensamientos fueron escuchados por los porás, los espíritus de la costa, quienes se los relataron a Tupá y su esposa, los dioses del agua.

Finalmente, una tarde, sus deseos fueron concedidos y fue transformada en un camalote.

Flotaba en el agua, arrastrando consigo troncos, plantas y animales, brindando refugio a los desterrados de la costa, convirtiéndose en una compañera eterna del río.

Mitos y leyendas se despide de ti por el momento y espera que la leyenda del camalote haya sido de tu agrado. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio