Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y leyendas: creación de las montañas

La leyenda cuenta que el origen de las montañas ocurrió hace tiempo cuando unos seres lucharon por culpa de su presa.
2024-04-30T17:21:22+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Origen de las montañas, Shutterstock
  • Mitos y leyendas te comparte una versión de una leyenda del origen de las montañas.
  • Unos seres fantásticos habitan la tierra pero no tienen una relación de paz.
  • La batalla que tienen estos es violenta.

Hace milenios, en los albores de la historia inuit, un viajero persiguió a un rebaño de caribú hacia tierras desconocidas, donde se topó con dos clases de habitantes.

Por un lado, estaban los diminutos duendes, criaturas alegres que siempre cantaban y que cabían en la palma de la mano.

Por otro lado, acechaban los Tuniqs, colosos temidos que superaban en tamaño hasta cinco veces a un inuit promedio.

Estos gigantes, conocidos por su ferocidad en la batalla, no dudaban en capturar a los inuit para saciar su hambre. Sin embargo, su inteligencia dejaba mucho que desear, lo que permitía a los inuit esquivar sus embates con astucia.

Persecución del inuit

Cielo, Nubes, Pasto, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Un fatídico día, un cazador fue avistado por un Tuniq, desatando así una persecución despiadada.

Otro Tuniq, también hambriento, se unió a la caza. A pesar de la velocidad y agilidad del inuit, pronto se vio acorralado por los colosos.

Ante la inevitable captura, el inuit preguntó: «¿Por qué me persiguen?» Los Tuniqs, al unísono, respondieron: «Porque tenemos hambre y deseamos devorarte.»

Con astucia, el inuit replicó: «Soy solo un inuit pequeño, ¿cómo podrían dos gigantes como ustedes saciar su apetito con mi escasa carne? ¿Quién de ustedes me devorará?»

Pelea de gigantes

Agua, Origen de las montañas, Cielo, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Desconcertados, los dos gigantes comenzaron a disputar entre sí el derecho de devorar al inuit. «¡Yo lo vi primero!» «¡Gracias a mí lo atrapaste!»

Tras una breve pero intensa discusión, el inuit propuso que los dos Tuniqs resolvieran su disputa en un combate, ofreciéndose voluntariamente como premio para el vencedor.

Así, comenzó una titánica batalla que sacudió la tierra durante días y noches. Cada golpe y cada caída de los colosos modelaba el terreno, creando valles profundos, colinas suaves y grandes quebradas.

La lucha se prolongó hasta que ambos gigantes, exhaustos, cayeron al suelo con un último estruendo.

Montañas

Valle, Exterior, Origen de las montañas, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Aprovechando el momento oportuno, el inuit atravesó los corazones de los Tuniqs con sus flechas y regresó triunfante a su pueblo.

Con el paso de milenios, tanto los gigantes como el astuto inuit desaparecieron, pero las montañas y valles que se formaron durante su épica lucha perduraron como testigos mudos de aquel enfrentamiento legendario.

La sabiduría del pequeño fue su salvación y también nos demuestra que siempre puede que exista una solución a una dificultad que tengamos en algún punto de la existencia.

Mitos y leyendas se despide de ti por el momento y espera que la leyenda del origen de las montañas te haya gustado. ¡Nos vemos!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio