Inicio » Entretenimiento » Thomas E. Blanton Jr. -Crímenes de terror

Thomas E. Blanton Jr. -Crímenes de terror

Thomas E. Blanton Jr. nació el 20 de junio de 1938 en Washington, D.C. dentro de una familia que, de acuerdo con varios testigos, se (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

El 15 de septiembre de 1963, Estados Unidos vivió uno de los atentados terroristas más sangrientos de la década de los 60s: se trató del bombardeo a la Iglesia Bautista de la calle 16, en Birmingham, Alabama. En esta fecha, cuatro hombres pertenecientes al Ku Klux Klan plantaron 19 cartuchos de dinamita dentro de la iglesia, matando a cuatro niñas e hiriendo a 22 personas más.

Uno de los participantes fue Thomas Edwin Blanton Jr., un supremacista blanco que fue condenado a cuatro cadenas perpetuas por su participación en el atentado; por este hecho, se le catalogó como terrorista y como autor intelectual de los hechos, en los que murieronn Carole Robertson, Cynthia Wesley, Addie Mae Collins y Denise McNair.

Thomas E. Blanton Jr.: sus primeros años de vida

Thomas E. Blanton Jr. nació el 20 de junio de 1938 en Washington, D.C. dentro de una familia que, de acuerdo con varios testigos, estaba liderada por Thomas Edwin ‘Pops’ Blanton Sr., un hombre que en numerosas ocasiones emitió comentarios racistas en contra de la comunidad afroamericana de Birmingham, Alabama.

En su juventud, Thomas Blanton Jr. se dedicó a trabajar como mecánico de aviones para la marina estadounidense, empleo que mantuvo por tres años consecutivos, de 1956 a 1959. En otra faceta de su vida, Blanton se unió al Ku Klux Klan, donde conoció a los tres cómplices que actuaron con él en los atentados contra la Iglesia Bautista de Alabama.

Conspiración

El 15 de septiembre de 1963, se reportó una explosión en una iglesia bautista de Alabama, un sitio de referencia para las manifestaciones a favor de los derechos civiles y de que la comunidad afroamericana fuera autorizada para votar en Birmingham. Después de plantar la dinamita, uno de los cuatro culpables del hecho realizó una llamada a la iglesia para pronunciar las palabras “tres minutos”, en referencia al tiempo que tomaría para que las bombas explotaran; sin embargo, esto ocurrió en tan solo un minuto.

Cinco días de investigación bastaron para que el FBI determinara que la explosión se había debido a la plantación de no menos de 15 bombas; justo en ese tiempo, las autoridades volcaron su atención hacia cuatro principales sospechosos pertenecientes a un grupo conocido como los Cahaba Boys, que formaban parte del Ku Klux Klan, un grupo supremacista que anteriormente fue considerado responsable por los ataques con bombas a negocios de personas afroamericanas.

Motivos

Los cuatro hombres acusados fueron Thomas Blanton Jr., Robert Chambliss, Bobby Cherry y Herman Cash; este último fue considerado sospechoso, pero no fue procesado debido a la falta de evidencia. Las autoridades consideran que el motivo principal de los ataques se debió a la afiliación de los hombres al Ku Klux Klan, así como a las tendencias supremacistas que estos manifestaron en ocasiones anteriores.

Con la ayuda de testigos, el FBI pudo determinar que un grupo de hombres que conducían un automóvil Chevrolet de color turquesa fue visto cerca de la iglesia durante las primeras horas del 15 de septiembre y que uno de ellos entró a la iglesia por unos minutos.

Un caso sin resolver

Por muchos años, el atentado en contra de la iglesia bautista de Alabama quedó sin resolver, pero se reabrió en 1971, cuando William Baxley fue elegido como Fiscal General de Alabama. A tan solo una semana de tomar posesión del cargo, Baxley revisó los documentos oficiales de los atentados y estableció contacto con algunos de los testigos que presenciaron los hechos.

Gracias a las investigaciones de Baxley, se pudo encontrar evidencia de que uno de los acusados había comprado dinamita dos semanas antes de los atentados. Por varios meses, el Fiscal General se encontró con detractores que le incitaban a desistir de encontrar a los culpables, pero Baxley logró presionar al FBI y al Departamento de Justicia para llevar a juicio a los cuatro culpables.

Arresto y juicio

A pesar de que el FBI contaba con las pruebas suficientes para vincular a Blanton y a sus cómplices por el atentado, J. Edgar Hoover desalentó los esfuerzos de la policía de Birmingham para iniciar un juicio, ya que consideró que los hombres serían liberados o condenados por los hechos.

Al momento de su arresto, Thomas E. Blanton se encontraba trabajando en un supermercado; se sabe que vivía en deplorables condiciones en una casa rodante. Finalmente, fue arrestado y sometido a juicio en 2002, donde se determinó que era culpable del atentado. Por este crimen, recibió una condena de cuatro cadenas perpetuas consecutivas, que cumplió en la prisión de Atmore, en Alabama.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado