Inicio » Entretenimiento » Randall Woodfield, El Asesino de la Interestatal 5-Crímenes de terror

Randall Woodfield, El Asesino de la Interestatal 5-Crímenes de terror

Randall Woodfield, mejor conocido como el asesino de la Interestatal 5 o el bandido de la interestatal 5, es un asesino serial que no (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
Randall Woodfield, mejor conocido como el asesino de la Interestatal 5 o el bandido de la interestatal 5, es un asesino serial que cometió la mayor parte de sus crímenes en los estados de Washington, Oregon y California. Hasta el día de hoy, solo ha sido condenado de manera oficial a un asesinato, pero las investigaciones lo han vinculado con al menos 18 personas, y se sospecha que esta cifra podría ascender a 44.

Este asesino en serie fue condenado por asesinato, tentativa de homicidio, robo en segundo grado, sodomía y agresión sexual; por estos crímenes, fue sentenciado a una condena de cadena perpetua más una condena adicional de 165 años, que actualmente se encuentra cumpliendo en la prisión estatal de Oregon.

Randall Woodfield: su infancia y juventud

Shutterstock

Randall Woodfield nació el 26 de diciembre de 1950 en Salem, Oregon, dentro de una familia que gozaba de una buena reputación en el área; a pesar de que Woodfield era una persona conocida en su círculo de amigos, desde muy joven comenzó a mostrar conductas sexuales alarmantes, e incluso fue arrestado por exposición indecente, hecho que lo llevó a recibir terapia psicológica.

En la universidad, Randall fue un prometedor jugador de fútbol americano que estuvo en la mira de los Green Bay Packers; sin embargo, sus esfuerzos por formar parte del equipo fueron en vano. En esa misma época, el criminal fue arrestado en al menos dos ocasiones, nuevamente por exposición indecente.

Primeros crímenes

Criminal con cuchillo en una mano
Shutterstock

Se cree que el fracaso de Randall Woodfield como futbolista profesional ocasionó en él una profunda herida que lo volcó nuevamente hacia sus instintos criminales. En 1975, las autoridades policiales de Portland notaron una oleada de violentos ataques hacia mujeres; en todos los casos, Woodfield las acosaba a punta de cuchillo y las obligaba a realizarle sexo oral.

Ante esto, la policía decidió montar un operativo para arrestar al responsable de los hechos: en marzo de 1975, una mujer policía descubrió que Woodfield estaba detrás de estos ataques. Ante los cuestionamientos, este alegó que padecía de impulsos sexuales difíciles de controlar, y a pesar de las agresiones, únicamente recibió una condena de cuatro años de prisión.

Asesinatos cometidos por Randall Woodfield

Un criminal con pistola en mano
Shutterstock

En 1980, apenas un año después de haber sido liberado, Randall Woodfield cometió su primer asesinato; se trató de Cherie Lynn Ayers, una técnica de rayos X a quien el asesino conocía desde el segundo grado. Unos días más tarde, ejecutó a un hombre y una mujer, pero no fue culpado por los hechos debido a la falta de evidencia. Ese mismo año, inició su racha de robos a lo largo de la interestatal 5; durante estos robos, Woodfield utilizó armas de fuego, llegando a herir a varias personas.

El 3 de febrero de 1981, Randall Woodfield violó y asesinó a Donna Eckard y a la hija de ésta; ese mismo día, secuestró y violó a dos mujeres más. La siguiente semana, cometió varios robos violentos y al menos tres agresiones sexuales más. El 15 de febrero, irrumpió en el hogar de Julie Reitz y la asesinó de un disparo en la cabeza; sin embargo, este no fue su último crimen, ya que tan solo durante el mes de febrero, Woodfield cometió tres robos más.

Modus operandi

Shutterstock

Durante sus primeros años como criminal, Randall Woodfiled fue acusado de exposición indecente y crímenes de índole sexual, pero tiempo después se inclinó por los robos violentos utilizando arma de fuego; también exigía a sus víctimas que le realizaran sexo oral y se exhibieran ante él bajo la amenaza de ser violadas si no accedían.

Woodfield eligió realizar la mayoría de sus robos y asaltos en la interestatal 5, utilizando una barba falsa y un aditamento en la nariz que asemejaba a aquel que utilizan los jugadores de fútbol americano. A una buena parte de sus víctimas las asesinó en sus propios hogares, disparándoles en repetidas ocasiones con un arma de fuego.

Arresto y juicio

Shutterstock

Fue el 5 de marzo de 1981 cuando la policía pudo interrogar a Randall Woodfield y obtener una orden de cateo, gracias a la cual se encontróevidencia para procesarlo legalmente y llamar a testigos que ayudaron a proveer al jurado con los testimonios convincentes que lo ligaron con acusaciones de sodomía, secuestro y tentativa de homicidio.

Finalmente, fue condenado a cadena perpetua, a pesar de no haberse encontrado evidencia convincente que lo ligara a la mayor parte de los asesinatos que cometió. Algo que lo diferencia de otros asesinos en serie es que nunca tuvo un periodo de “descanso”, y la intensidad de sus ataques siempre fue incrementando hasta el día de su arresto.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado