Inicio » Entretenimiento » Crímenes de Terror » Michelle Knotek, La mamá más malvada de Estados Unidos-Crímenes de terror

Michelle Knotek, La mamá más malvada de Estados Unidos-Crímenes de terror

El caso de Michelle Knotek fue uno de los más sonados a finales de la década de los 90s e inicios del 2000. Se trata de una mujer que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
El caso de Michelle Knotek fue uno de los más sonados a finales de la década de los 90s e inicios del 2000; en un lapso de ocho años, la mujer mató a, al menos, dos víctimas, con una tercera asociada a su modus operandi; por estos crímenes, fue sentenciada a 22 años de prisión.

Actualmente se encuentra en el Centro Correccional para Mujeres de Washington, y su caso ha generado un gran interés, ya que los datos emergidos durante las investigaciones hicieron salir a la luz la crueldad de Michelle Knotek y su marido, David, quien fue puesto en libertad después de cumplir una condena de 13 años  por su participación en tres asesinatos.

¿Qué se sabe de Michelle Knotek?

Una foto del rostro de cerca de una mujer
Shutterstock

Michelle Watson, quien adoptó el apellido Knotek después de casarse con David Knotek, nació el 15 de abril de 1954 en Raymond, Washington. Es una criminal estadounidense que cumple una condena por asesinato en segundo grado y homicidio involuntario. 

A Michelle y a su esposo, David, se les acusó de asesinar a dos personas que se hospedaban en su hogar; tiempo después, Michelle también fue sospechosa por la muerte de James McClintock, un hombre de 81 años para el que la mujer trabajaba y de quien heredó todos sus bienes.

Muerte de Kathy Loreno

Shutterstock

Michelle Knotek se hizo amiga de Kathy Loreno, una peluquera de Washington. Entre ambas se generó una relación de confianza que, en 1991, derivó en que Loreno se mudara a casa de los Knotek; sin embargo, muy pronto se confirmó que la mujer sufría de abuso por parte de la pareja, y su familia la reportó como desaparecida en 1994.

Al ser cuestionada por las autoridades, Knotek aseguró que Loreno había salido por su propia voluntad de la casa, pero un investigador privado llegó a la conclusión de que Kathy Loreno había muerto a manos de Michelle. Tiempo más tarde, David Knotek dijo que la mujer murió a consecuencia de una broncoaspiración, pero que él nunca hizo el intento por ayudarla.

Muerte de Shane Watson

Shutterstock

Shane Watson era sobrino de Michelle Knotek. Este se mudó a casa de la pareja en 1988, pero desapareció casi al mismo tiempo que lo hizo la primera víctima de los Knotek, Kathy. Tanto Kathy como David se empeñaron en decir que el joven decidió salir por su propia cuenta de la casa hacia Alaska, donde supuestamente deseaba trabajar como pescador.

Los investigadores consideraron que un motivo que pudo orillar a la desaparición y posible muerte de Shane Watson fue que este descubrió el abuso al que era sometida Kathy Loreno y recolectó evidencia suficiente para acusar a la pareja ante las autoridades. Tiempo más tarde, David Knotek confirmó que los cuerpos de ambos jóvenes habían sido incinerados y sus cenizas arrojadas al mar.

Muerte de Ronald Woodworth

Shutterstock

Ronald Woodworth llegó a vivir a casa de David y Kathy Knotek en 2001. Los testigos que llegaron a verlo a las afueras de la vivienda de la familia Knotek notaron que el hombre de 57 años realizaba tareas forzadas y que era sometido a abusos físicos.

Entre los métodos de tortura de Michelle Knotek se encontraba remojar los pies heridos de Woodworth en agua hirviendo y cloro. Al igual que sus dos víctimas anteriores, Ronald desapareció misteriosamente en 2003; su autopsia confirmó su asesinato.

Arresto y sentencia de Michelle Knotek

Las manos de una mujer en unas barras de una celda
Shutterstock

En su arresto, Michelle fue acusada formalmente de la muerte de Kathy Loreno y de Ronald Woodworth, mientras que David Knotek fue acusado de la muerte de Shane Watson. Ambos recibieron acusaciones adicionales por ayudar en los asesinatos y por el manejo ilegal de restos humanos.

Michelle accedió a la Petición de Alford, que consistió en la no admisión de culpabilidad. Se declaró culpable de dos asesinatos, y recibió una condena de 22 años en prisión, mientras que David Knotek fue sentenciado a 15 años de prisión por el asesinato en segundo grado de Shane Watson.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado