Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y Leyendas: El picaflor, una historia Guaraní

La leyenda del picaflor cuenta como un amor no puede de ser debido a diferencias entre pueblos, pero el dios Tupá los ayuda un poco.
2024-01-04T15:04:11+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock, Leyenda del picaflor
  • Genny de Bernardo te comparte la Leyenda del Picaflor, según los Guaraníes.
  • El picaflor es un ave pequeña que tiene muchas versiones de su origen, aunque todas son hermosas.
  • Podría ser que esta historia resuelva la duda de por qué a alguien pícaro se le dice picaflor.

Los ancianos relatan una historia sobre la justicia y la bondad de Tupá, que se manifiestan cuando la intención de los seres humanos es justa y noble.

En este relato, se narra la historia de Potí y Guanumby, cuya intención más noble era amarse profundamente, trascendiendo barreras como el cielo y la tierra, el tiempo y la muerte, la vida y la humanidad.

Estas dos almas enamoradas pertenecían a familias de tribus enemigas, y su odio se había perpetuado por generaciones, sin que nadie recordara la razón.

Cuentan que Potí irradiaba belleza, comparable a la frescura de la alba en primavera, al viento del atardecer que lleva las hojas otoñales y al sol que acaricia rostros y disipa las sombras invernales.

Potí y Guanumby

Jungla, Agua, Lago, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Guanumby se enamoró de Potí sin esfuerzo y ella pronto correspondió a su amor.

En numerosas ocasiones se encontraron en secreto, más allá de un monte blanco, bajo la sombra de un sauce criollo, sin ser descubiertos por nadie.

Sin embargo, un día, la hermana de Potí sospechó y la siguió al monte, donde descubrió su secreto. Sin demora, reveló la verdad a su padre.

Al día siguiente, Guanumby, como de costumbre, cruzó el monte blanco y esperó bajo el sauce, pero Potí no llegó. Desesperado, se aventuró en la aldea en busca de su amada, a riesgo de su propia vida.

Una flor

Picaflor, Rama, Bosque, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Allí encontró a Potí discutiendo acaloradamente con el cacique de su tribu. Ella le decía con pasión que estaba enamorada de Guanumby, pero su padre se oponía rotundamente y la obligaba a casarse con uno de su propia tribu.

En ese momento, Guanumby salió de su escondite, y como si lo hubieran ensayado mil veces, ambos gritaron al unísono, causando asombro y horror en el cacique. Suplicaron al gran Tupá que no permitiera la separación.

Los ancianos cuentan que este fue un prodigio sin precedentes en la Tierra. Potí y Guanumby vieron sus propios cuerpos transformarse de manera sorprendente.

Potí se convirtió en una delicada flor, con un tallo firme y una piel suave como terciopelo, tan hermosa como ella misma solía ser.

Un picaflor

Florecitas, Rosa, Blanco, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Por otro lado, Guanumby se volvió ligero como el aire, desarrollando dos alas diminutas y casi transparentes que le permitieron volar. Desesperado por encontrar a Potí, se alejó torpemente del lugar y desde entonces la busca incansablemente.

Recorre cada monte y aldea, olfateando cada flor y besando con su pico las corolas más hermosas, con la secreta esperanza de encontrar a su amada.

Los hombres que lo han visto quedan extasiados por el color de sus plumas y la velocidad de sus movimientos, y por eso lo llaman «Picaflor», sin saber que en realidad, Guanumby solo busca los besos de su amada Potí.

Mitos y Leyendas se despide de ti y espera que la leyenda del picaflor haya sido de tu agrado. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio