Inicio » Entretenimiento » Altemio Sánchez, El violador del sendero para ciclistas-Crímenes de Terror

Altemio Sánchez, El violador del sendero para ciclistas-Crímenes de Terror

Altemio Sánchez, conocido como El Violador del Sendero para Ciclistas, Bike Path Rapist o Bike Path Killer es un criminal trató con (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
Altemio Sánchez, conocido como El Violador del Sendero para Ciclistas, Bike Path Rapist o Bike Path Killer es un asesino en serie que actualmente se encuentra cumpliendo una condena de 75 años por la muerte de tres personas y 24 acusaciones de agresión sexual cometidas en un lapso de 31 años.

En ese tiempo, Altemio Sánchez, originario de Puerto Rico, se casó y tuvo tres hijos. En su vida profesional, se dedicó al trabajo como maquinista y a crear relaciones personales con sus vecinos y compañeros de trabajo, quienes nunca sospecharon que se encontraban ante la presencia de uno de los criminales más temidos de Estados Unidos.

Altemio Sánchez: Sus primeros años de vida

La silueta de un criminal
Shutterstock

Altemio Sánchez nació el 19 de enero de 1958 en San Sebastián, Puerto Rico, pero se mudó con su familia a Estados Unidos cuando tenía apenas dos años de edad. En su infancia, sufrió la pérdida de su padre y, después del segundo matrimonio de su madre, se trasladó a Florida por unos años.

La vida personal de Altemio Sánchez transcurrió de manera tranquila en el área de Buffalo, Nueva York, donde vivió por muchos años con su esposa, Kathleen Sánchez y sus dos hijos. De acuerdo con los testimonios de sus familiares, amigos y vecinos, Sánchez parecía ser un hombre dedicado a la vida familiar y al trabajo, además de tener una gran facilidad para crear lazos afectivos con sus vecinos y compañeros. 

Los asesinatos cometidos por Altemio Sánchez

Un criminal en la carretera
Shutterstock

Detrás de la fachada de esposo y padre abnegado, Altemio Sánchez escondía uno de los secretos más sangrientos en la historia de los crímenes en Estados Unidos: poco a poco, se fue convirtiendo en un asesino serial que confesó haber provocado la muerte de, al menos, tres mujeres: Linda Yalem, Majane Mazur y Joan Diver.

El modus operandi de Altemio Sánchez, se supo más tarde, inició con el estrangulamiento con una cuerda y con los golpes y agresiones sexuales. Entre sus herramientas de tortura se encontraron garrotes con los que sofocaba a sus víctimas. Aunque no todos sus crímenes ocurrieron en el mismo sitio, al menos en dos casos se encontraron los cuerpos de sus víctimas en partes escondidas de senderos para ciclistas en Nueva York. Desde entonces, se le conoció como el Asesino del Sendero para Ciclistas.

Arresto

Un hombre criminal arrestado
Shutterstock

Las indiscreciones de Altemio Sánchez iniciaron desde la década de los 90s, y unos años después de haber cometido su primer asesinato. Sánchez era asiduo cliente de las trabajadoras sexuales, y fue arrestado en varias ocasiones por solicitar servicios de una prostituta que era, en realidad, una policía encubierta. De ahí, las autoridades pudieron obtener muestras de ADN con las que más tarde se confirmaría que se trataba de El Asesino del Sendero para Ciclistas.

Con las muestras de ADN, se identificó un patrón en varias denuncias de abuso sexual, pero fue finalmente el 15 de enero de 2007 cuando la policía pudo arrestarlo por el asesinato de Linda Yalem, Majane Mazur y Joan Diver. El 16 de mayo del mismo año, Sánchez se declaró culpable de estos tres asesinatos.

Juicio

Shutterstock

El 17 de mayo de 2007 Altemio Sánchez se paró en el estrado y confesó haber matado a las tres mujeres, alegando estar arrepentido, pero esta declaración fue rápidamente negada por su abogado, Andrew C. LoTempio, quien explicó que su cliente había tenido una infancia llena de abusos, pero que no podía justificar sus acciones.

A pesar de que el estado de Nueva York contaba con evidencia para condenarlo por decenas de agresiones sexuales, esto no pudo ser posible debido a la ley de prescripción de Nueva York; sin embargo, sí pudo ser condenado a 75 años de prisión.

Actualmente

Shutterstock

Los investigadores asignados al caso creen que la cifra de asesinatos y agresiones sexuales de Altemio Sánchez asciende a más de 3, el número oficial por el que fue sentenciado a pasar el resto de su vida en el centro penitenciario Clinton, en el estado de Nueva York.

A la espera de más confesiones criminales, las autoridades le han hecho saber que, de confesar más asesinatos, así como datos acerca de la ubicación de los cuerpos o el modus operandi empleado, podría ser cambiado de centro penitenciario para estar más cerca de su familia.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado