Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Trump se plantea prohibir la entrada a EE.UU. de viajeros desde Brasil

Trump viajeros Brasil: El presidente Donald Trump dijo que se plantea vetar la entrada a su país de los viajeros procedentes de Brasil.
2020-05-19T19:10:48+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Trump planea prohibir la entrada de viajeros que llegan de Brasil
  • El presidente dijo «lo estamos considerando»
  • Brasil es el país latino con más casos de coronavirus

 

Trump viajeros Brasil. El presidente de Estados, Donald Trump, dijo este martes que se plantea vetar la entrada a su país de los extranjeros procedentes de Brasil, la nación latinoamericana con más casos de COVID-19, y que le gustaría eliminar la prohibición a los viajes desde Europa «lo más pronto posible».

«Lo estamos considerando, aunque esperamos que no tengamos un problema»,

afirmó Trump en respuesta a una pregunta sobre si se plantea imponer un veto a los viajeros que llegan desde Brasil, durante una reunión con su gabinete en la Casa Blanca.

Brasil es el tercer país del mundo con más contagios de coronavirus después de Estados Unidos y Rusia, con 254.220 casos confirmados de la enfermedad COVID-19 y 16.792 muertos hasta el lunes, y se espera que pronto pase al segundo puesto y que sus cifras sigan creciendo hasta julio, cuando está previsto el pico de la curva de incidencia.

«Brasil ha ido por la vía de (la inmunidad de) grupo, ya saben lo que es, del grupo, y están teniendo problemas, de eso no hay duda», subrayó Trump.

El mandatario explicó que «la mayoría» de los viajeros desde Brasil y Latinoamérica «llegan a Florida» y afirmó: «No quiero que venga gente (contagiada) e infecte a nuestra gente».

La Casa Blanca ya ha vetado el acceso al país de los viajeros procedentes de China y la mayor parte de Europa para contener la expansión del coronavirus, algo que no ha impedido que los contagios en EE.UU. superen el millón y medio, y que los muertos pasen ya de 91 mil.

«Para mí, que tengamos tantos casos es una medalla de honor», sostuvo Trump en el mismo acto, al opinar que eso demuestra la capacidad de Estados Unidos para hacer pruebas de coronavirus.

Trump ya puso sobre la mesa la idea de prohibir los viajes desde Brasil durante una rueda de prensa el pasado 31 de marzo, pero desde entonces los casos en el país latinoamericano se han multiplicado por más de 40.

El pasado 28 de abril, el mandatario pidió su opinión al gobernador de Florida, Ron DeSantis, sobre la posible imposición de un veto de viajes a Brasil y otros países de Latinoamérica, durante una reunión en la Casa Blanca.

El gobernador replicó que solo aconsejaría esa medida si esos viajeros estuvieran «difundiendo» la enfermedad en su estado, y Trump le pidió que le mantuviera al corriente.

DeSantis dijo entonces que prefería, antes que un veto, exigir que los viajeros con destino a EE.UU. tengan que someterse a un test para descartar que tengan el coronavirus antes de embarcar en vuelos hacia este país, y Trump respondió que estaba pensando en ello y «probablemente» lo haría.

Interrogado este martes sobre cuándo levantará el veto a los extranjeros procedentes de la mayor parte de Europa, Trump respondió: «Me encantaría reabrir en cuanto podamos, pero tenemos que asegurarnos de que a nosotros nos va bien (en los esfuerzos para contener la pandemia) y de que a ellos les va bien».

 

Archivado como: Trump viajeros Brasil

El cierre de fronteras con Europa empezó el pasado 14 de marzo por un periodo inicial de 30 días que ya se renovó, y que puede prolongarse según Trump considere oportuno.

 

Trump defiende uso de medicamento tras críticas de expertos

El presidente Donald Trump se defendió enérgicamente el martes de las críticas de expertos médicos sobre que su uso de un medicamento contra la malaria para atacar al coronavirus podría provocar un consumo indebido generalizado entre los estadounidenses de un tratamiento no ha arrojado resultados comprobados y causa efectos secundarios potencialmente fatales.

El anuncio de Trump el lunes de que estaba tomando hidroxicloroquina tomó por sorpresa a muchos funcionarios de su gobierno y desató urgencia entre los funcionarios para justificar sus actos. Pero su intento de abordar las inquietudes de los profesionales de la salud fue socavado por el propio presidente.

 

Archivado como: Trump viajeros Brasil

El mandatario afirmó sin presentar evidencia que un estudio que planteó inquietudes sobre el medicamento era “falso” y “una declaración enemiga”, incluso cuando su propio gobierno alertó que el fármaco debería administrarse para tratar el COVID-19 únicamente en hospitales o en entornos de investigación.

Trump dijo que decidió tomar hidroxicloroquina después de que dos empleados de la Casa Blanca dieron positivo a la enfermedad, pero ya había pasado varios meses promoviendo el fármaco como una posible cura o medicamento preventivo pese a las advertencias de varios de los principales profesionales médicos de su gobierno. Potencialmente, el medicamento puede causar efectos secundarios significativos en algunos pacientes y no se ha demostrado que combata al nuevo coronavirus.

“Esta fue una decisión individual”, comentó Trump a los reporteros durante una visita al Capitolio para reunirse con senadores republicanos. “Pero ha tenido una gran reputación”.

Archivado como: Trump viajeros Brasil

Muchos estudios examinan la hidroxicloroquina para prevenir o limitar la enfermedad causada por el coronavirus, pero “en este punto no hay ninguna evidencia de que esta estrategia funcione”, comentó el médico Carlos del Rio, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad Emory en Atlanta.

“Mi preocupación es que el presidente tiene una gran tribuna… quizá la gente piense que hay alguna evidencia que no se ha hecho pública” de que el medicamento funciona porque Trump decidió tomarlo, señaló del Rio. “Esto crea una teoría de conspiración de que algo funciona y todavía no me lo dicen”.

Al abordar las preocupaciones de que el ejemplo de Trump podría llevar a muchas más personas a hacer un mal uso del medicamento, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo el martes que “decenas de millones de personas en todo el mundo han usado este medicamento para otros fines”, incluido para tratar la profilaxis de la malaria. Destacó que se debe tener “una receta. Así es como debe hacerse”.

El medicamento también se prescribe para algunos pacientes con lupus o artritis.

Trump dijo que su médico no le recomendó la hidroxicloroquina, pero que se lo pidió al doctor de la Casa Blanca.

Ese doctor, el médico Sean Conley, dijo en un comunicado que después de “varias discusiones” con Trump, “concluimos que el posible beneficio del tratamiento, superaba los riesgos relativos”.

 

Archivado como: Trump viajeros Brasil

Artículo relacionado
Regresar al Inicio