Inicio » Salud » Cómo relajarte adecuadamente después del trabajo

Cómo relajarte adecuadamente después del trabajo

Cuando de terminar el trabajo se trata, muchas personas no pueden simplemente relajarse debido a que sienten que quedaron algunas (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Después de un largo día de trabajo, todo lo que quieres hacer es llegar a casa, relajarte, colocar tus pies encima de la mesa y comer medio litro de helado y ver un maratón de Game of Thrones. Aunque todas admitimos que no hay no nada más celestial que estar viendo televisión en un estado relajado, en verdad no le estás haciendo un gran favor a tu cuerpo y mente. De hecho, muchos métodos para el manejo del estrés de muchas personas le están haciendo más daño a su cuerpo de lo que el estrés lo está haciendo. De acuerdo con la investigación de la Asociación Americana de Psicología: “Cerca del 45% de los americanos lidian con el estrés estando en sus sofás con una copa de vino, una bolsa de papás y un paquete de cigarrillos”.

Desafortunadamente, estas no son las mismas personas que están comiendo frutas y verduras a diario, ejercitándose regularmente, y obteniendo sus 8 horas de sueño cada noche. Así que, ¿qué deberías estar haciendo para relajarte de manera adecuada después de un largo día en la oficina? Aunque estar en el sofá es relajante, solo hazlo después de haberlo ganado, al incrementar primero tu ritmo cardíaco por alrededor de 20 minutos. ¿Por qué? Porque liberará esas endorfinas que nos hacen sentir bien. Si te relajas enfrente de la televisión, estate consiente que disminuye tu metabolismo más que de lo que lo hace el dormir. Así que lo mejor que puedes hacer, es correr o hacer una caminata en el parque, o incluso alrededor de las calles de la ciudad con tu iPod. No solo despeja tu mente de todos los pensamientos estresantes, también mantiene a tu metabolismo activo y a tu ganancia de peso abajo.

Llama a esa persona cuando termines el trabajo

Persona llamando a alguien después del trabajo
Shutterstock

Otra buena forma para relajarte después del trabajo, cómo el Huff Post aconseja, es llamar a alguien que quieres. No nos referimos a textearte; nos referimos a una conversación voz a voz. Si no tienes a alguien en casa con quien tener una buena conversación más que tus hijos, llama a un buen amigo o familiar. Lo mejor que podemos hacer para liberar esa tensión acumulada del día es compartirla con otros o escuchar acerca del día no tan perfecto de alguien más. Las probabilidades son que te reirás o sonreirás por lo menos una vez en ese intercambio y la risa es la mejor medicina. Si no hay nadie a quien puedas llamar o hablar, escribe un diario para sacar tus pensamientos o lee un rato, ya que le permitirá a tu mente escapar a otro lugar.

Tomar una ducha, y nos referimos a una muuuuy larga, es otra gran forma de eliminar tus preocupaciones y drenarlas. Hay algo en pararte bajo el agua tibia con tu jabón de esencia favorito u aceites de aromaterapia (como lavanda) para despejar tu mente, y lentamente permitirle andar más en un estado positivo de pensamiento ‘puedo hacerlo’. Es un aliviador de estrés comprobado.

Tiempo con los seres queridos

Shutterstock

Aunque la mayoría virará los ojos cuando sugiramos jugar con sus hijos para aliviar los nervios post trabajo, créenos cuando decimos que funcionará. En el minuto en que te sientes en el piso con tu hija, mires esos hermosos ojos grandes cuando ella te de una pieza de Lego para que armes, todo lo demás en el mundo comenzará a desaparecer. De hecho, hacerle cosquillas a la pancita de tu pequeña y escucharla reír, o tener una batalla de lucha libre completa con tu hijo antes de ir a la cama, y con almohadas, te tendrá liberando esas toxinas rápidamente. Solo asegúrate de estar presente en el momento. Y este tiempo para hacer lazos con tu hijo o hija hará maravillas para ambas.

Por último, si no puedes hacer nada de lo de arriba, una vez que tus hijos estén durmiendo, agarra a tu pareja para algo de sexo desestresador.  No solo cuenta como ejercicio, también alivia el dolor y la ansiedad, y durante el sexo, tu cuerpo produce dopamina, una substancia que combate las hormonas del estrés, y endorfinas, aka “hormonas de la felicidad”. Al terminar tu día estresante con una sesión de sexo, dormirás más fácilmente y con una sonrisa.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado