Inicio » Hoy » Texas Hispano será ejecutado por violación y homicidio de una muchacha

Texas Hispano será ejecutado por violación y homicidio de una muchacha

A Carlos Treviño le queda un mes de vida. Será ejecutado en Texas para cumplir su sentencia de pena de muerte por violación y homicidio.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
A Carlos Treviño le queda un mes de vida. Será ejecutado en Texas para cumplir su sentencia de pena de muerte por violación y homicidio.
  • Pena de Muerte: Carlos Treviño será ejecutado para cumplir la sentencia por la violación y homicidio de la adolescente Linda Salinas, de 15 años al momento de morir, en San Antonio, Texas.
  • Treviño participó junto con otros tres jóvenes miembros de una pandilla en una violación en grupo en contra de la muchacha que era estudiante de preparatoria y a la que habían invitado a cenar.
  • La chica fue encontrada muerte con el cuello partido por una navaja de lado a lado en una herida que le provocó Treviño y quien ha esperado a ser ejecutado por ese crimen desde hace más de 20 años.

Texas.  A Carlos Treviño le queda un mes de vida. Será ejecutado en Texas para cumplir su sentencia de pena de muerte por violación y homicidio.

Treviño será el segundo reo hispano en ser ejecutado en Texas en 2020 luego de que el pasado jueves 6 de febrero el mexicano Abel Revilla Ochoa fue ejecutado por el asesinato de cinco miembros de su familia.

Carlos Treviño, de 44 años, ya fue informado por los oficiales del Sistema de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés) que su ejecución ha sido ordenada para el próximo miércoles 11 de marzo de 2020 a las 6:00 de la tarde para cumplir su condena por el asesinato y violación de la adolescente Linda Salinas, de 15 años al momento de morir, ocurrido entre el domingo 9 y el lunes 10 de junio de 1996 en un parque de San Antonio.

Un crimen que sacudió y conmovió a la comunidad hispana de Texas y que se revela poco a poco en los documentos del caso, consultados por MundoHispánico, en los registros criminales del Condado de Bexar.

En 1996 Carlos Treviño, a los 21 años, era integrante de la pandilla Pisteleros, aunque en algunos documentos del casi se refieren como los Pistoleros, y hacía ronda con otros amigos hispanos Santos Cervantes, Juan González, Sienido Rey y Bryan Apolinar.

Los muchachos se entretenían por las calles de San Antonio dedicándose al trapicheo de drogas en baja escala y robo de autos. Treviño a esa edad ya había cumplido una sentencia precisamente por robo de un vehículo.

Algunas muchachas de San Antonio se sentían atraídas por aquellos miembros de los Pisteleros. Una de esas chicas era Linda Salinas y quien, pese a ser una adolescente menor de edad, ya había trabado amistad con Treviño.

En la noche del domingo 9 de junio de 1996 Salinas aceptó la invitación de Treviño de ir a comer algo a un restaurante de comida rápida.

Treviño apareció en su auto junto a Cervantes, Rey y Apolinar. Hacía apenas un mes antes que Treviño había salido de la cárcel luego de cumplir su sentencia por el robo de un carro.

Salinas era por aquel tiempo una aplicada estudiante de la Harlandale High School en el populoso vecindario de Mission San José en el sur de San Antonio. La chica tenía planes de emprender una carera de medicina.

Hasta el momento no está claro cómo Salinas, de 15 años, conoció y se hizo amiga de Treviño, de 21 años, quien apenas había salido de la cárcel.

Cuando Salinas se subió al carro junto a los cinco muchachos ellos ya tenían otros planes.

Juan González, el primo de Treviño, también iba en el auto y luego resultó ser una persona clave para resolver el crimen y condenar a los otros cuatro implicados.

Carlos Treviño, de 44 años, ha esperado hace más de dos décadas en una cárcel de Texas para que su sentencia por violación y homicidio llegue a su fin. El hombre está programado para ser ejecutado en la prisión Walls Unit de Huntsville, Texas, el próximo miércoles 11 de marzo. (Foto: Departamento de Justicia Criminal de Texas)
Texas.  Los hombres en lugar de dirigirse al restaurante de comida rápida llevaron a Salinas al Espada Park, en el suroeste de San Antonio, y en una zona boscosa y apartada de los caminos de corredores tomaron turnos para violarla.

Treviño, Apolinar, Rey y Cervantes participaron en la violación tumultuaria. Mientras uno abusaba de la muchacha los otros tres la sujetaban.

González decidió no participar. Se quedó en el carro. Su primo lo forzó, casi amenazándolo, a que se uniera a ellos en la violación pero el muchacho se resistió.

Después que terminaron de agredirla sexualmente Treviño le cortó el cuello de un tajo, lado a lado, hiriéndola con una navaja por lo menos dos veces.

Texas. Enseguida se subieron a su carro y se fueron dejando a la muchacha muerta en el lugar.

Cuando los cuatro hombres volvieron al auto González cuestionó a Treviño sobre su navaja cubierta de sangre de loa muchacha y éste le contestó que había aprendido a usarla mientras estaba en la cárcel.

Algunas personas que caminaban por el parque en la mañana del lunes descubrieron el cuerpo semidesnudo de Salinas molido a golpes, con la ropa deshecha y las heridas que le cercenaron el cuello.

Para la División de Homicidios del Departamento de Policía de San Antonio (SAPD. por sus siglas en inglés) realmente no fue tan difícil dar con los asesinos y violadores de Linda Salinas pues habían dejado sus huellas por todas partes.

Texas.  Carlos Treviño acababa de salir de la cárcel por lo que los policías tenían su historial prácticamente a la mano cuando comprobaron las huellas en el cuerpo de la chica con las de convictos con historial criminal en Texas.

Todos fueron detenidos poco a poco. González fue el único que se libró de la cárcel pues colaboró con las autoridades y contó todos los detalles en la muerte de Linda Salinas ya que proporcionó los detalles más desgarradores del crimen encabezado por su primo.

En 1997 Santos Cervantes, Sienido Rey y Bryan Apolinar fueron condenados a cadena perpetua en Texas.

Desde el 2009 los tres fueron declarados elegibles para salir de la cárcel en libertad condicional pero ninguno ha sido liberado.

Texas. Aquel año Carlos Treviño fue declarado culpable de violación y homicidio de Linda Salinas y condenado a la pena de muerte. Desde entonces el hombre ha intentado, por medio de sus abogados, detener la ejecución.

En 2018 Treviño, por medio de sus abogados, presentó una petición ante la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos para que su ejecución fuera conmutada a cadena perpetua.

Los argumentos centrales en la defensa de Treviño establecían que el hombre no era una persona totalmente responsable de sus actos ya que nunca se desarrolló completamente en sus capacidad cognoscitivas porque su madre era una alcohólica que bebía de 8 a 24 cervezas diarias mientras estaba embarazada.

En su contestación los 9 jueces de la Corte Suprema de Justicia votaron 5-4 para denegar el derecho a Carlos Treviño a que su sentencia fuera conmutada. Luego de eso, un juez criminal del Condado de Bexar ordenó que se siguiera con la sentencia.

Carlos Treviño ya fue informado oficialmente en su celda en la mañana del martes 11 de febrero de 2020 que le queda un mes de vida.

Desde su lanzamiento en 2015, MundoHispanico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber para mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Facebook, Instagram y en Twitter.

Continua artículo relacionado