Inicio » Salud » 12 remedios naturales para el TDAH

12 remedios naturales para el TDAH

El Transtorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, mejor conocido como TDAH, es una condición en la cual las personas tienen un (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
Se estima que alrededor de 3% de la población mundial padece de TDAH, o trastorno por déficit de atención e hiperactividad, que generalmente es diagnosticado en la infancia y presenta síntomas como dificultad para concentrarse o para controlar comportamientos impulsivos. Los pacientes con TDAH son también personas con hiperactividad, y aunque se requiere de un tratamiento médico especializado de acuerdo a cada caso, existen opciones naturales para ayudar a aliviar algunos síntomas ¡Descubre cuáles son las mejores!

Yoga

La comunidad médica ha sido concluyente al decir que actividades físicas como la yoga, y el tai chi, ayudan a reducir los índices de hiperactividad y a regular la conducta de las personas con TDAH. Científicamente, se ha comprobado que una sesión de yoga ayuda a reducir los distractores de los pacientes y les permite tener un mayor control de sus emociones durante el día.

La comida orgánica ayuda con el TDAH

Niña con TDAH comiendo
Shutterstock

Cuando existe un diagnóstico de trastorno por déficit de atención e hiperactividad, una de las primeras recomendaciones de los médicos es modificar la dieta diaria de los pacientes para incluir alimentos orgánicos y altos en nutrientes. Esto se debe a que el consumo de algunos saborizantes, aditivos y colorantes artificiales ha mostrado afectar de manera negativa la conducta de los pacientes, aumentando la hiperactividad.

Ejercicio al aire libre

Pasar tiempo al aire libre es de gran beneficio para las personas con TDAH, ya que el contacto con la naturaleza actúa como un relajante natural que permite a los pacientes tener una mayor concentración durante el día. De acuerdo con los estudios científicos disponibles, este tipo de actividades son especialmente útiles para los niños con TDAH, y bastan 20 minutos diarios al aire libre para obtener grandes beneficios.

Los suplementos podría ser de utilidad en el TDAH

Unas pastillas para un transtorno
Shutterstock

Algunos suplementos han comprobado ser útiles como auxiliares en el tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad, siempre y cuando sean recetados y supervisados por un profesional médico. Entre los más utilizados por las personas con TDAH se encuentran el Zinc, la L-Carnitina, la vitamina B-6 y el magnesio, aunque algunos pacientes recurren también al ginkgo y al ginseng.

Aceite de pescado

Añadir alimentos como el salmón y el pescado a la dieta diaria pueden influir de manera positiva en el cuidado de la salud de los pacientes con TDAH, gracias al alto contenido de ácidos grasos. Los avances de la ciencia han permitido comprobar que este tipo de ácidos contribuyen a nivelar la serotonina y la dopamina, lo que fomenta una buena salud cerebral en los casos de TDAH.

Los probióticos son tus amigos para el transtorno

Shutterstock

La buena alimentación y el consumo de suplementos favorecen el buen funcionamiento del organismo, otorgando un balance integral que ayuda a establecer un equilibrio en las personas con TDAH. Recientemente, se ha comprobado que el consumo de probióticos es un buen complemento para el tratamiento de diversas condiciones relacionadas con la salud mental.

Aceites esenciales

El uso de aceites esenciales ha reportado ser útil para controlar algunos síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad, especialmente en niños, aunque aún no existe una evidencia científica contundente al respecto. Al tratarse de un auxiliar natural, su uso no causa efectos adversos, y puede significar una mejoría de leve a moderada en los síntomas que presentan los pacientes. Algunos de los aceites esenciales que se recomiendan para estos casos son: lavanda, mandarina y manzanilla.

El omega 3 es un apoyo para el TDAH

Cápsulas para un tipo de transtorno
Shutterstock

Los suplementos de Omega 3 son ampliamente conocidos por ser uno de los principales auxiliares para el manejo de los síntomas del TDAH; esto se debe a que prácticamente todos los aspectos de la neurotransmisión son afectados directamente por los ácidos grasos. Los estudios científicos realizados en numerosos grupos de niños con TDAH han encontrado que el consumo de Omega-3 ayuda a reducir la hiperactividad, lo que afecta directamente en otras conductas y favorece la mejora de la calidad de vida.

Rhodiola Rosea

La Rhodiola Rosea es un suplemento recomendado para los pacientes con TDAH que se encuentran en etapa escolar, aunque probablemente sus efectos sean demasiado estimulantes para niños menores de 8 años. Este suplemento ayuda a mantener al paciente en un estado de concentración por más tiempo; así, se cree que puede ser de gran utilidad cuando los estudiantes con TDAH se encuentran en temporada de exámenes o entrega de trabajos finales.

Alimentos altos en proteína

Shutterstock

Uno de los mejores tratamientos complementarios para la mejora de los síntomas del TDAH es una alimentación rica en proteínas, como el puerco, las aves, el pescado, los huevos y las nueces. Estos alimentos son utilizados por el organismo para crear neurotransmisores, creando también una prevención contra los picos glucémicos que producen episodios de hiperactividad.

Buenos hábitos de sueño

A la par del tratamiento recomendado por el médico, un aspecto primordial en el cuidado de la salud mental en pacientes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad es la adopción de mejores hábitos de sueño. Esto incluye crear una rutina de sueño, estableciendo horas específicas para el descanso y evitando a toda costa los distractores al momento de conciliar el sueño, como lo pueden ser los dispositivos electrónicos.

Té de manzanilla

Shutterstock

Uno de los remedios naturales más inofensivos para el tratamiento natural de los síntomas relacionados con el TDAH, especialmente en niños, son los tés naturales, como el de manzanilla. Se ha podido comprobar que este té ayuda a disminuir de forma segura los síntomas del TDAH, como lo son el déficit de atención y la hiperactividad, sin causar dependencia o efectos secundarios adversos.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado