Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Salvador Ramos habría sufrido ‘bullying’ por ser pobre, tartamudo y usar delineador

¿Por qué lo hizo? ¿Por qué desató un baño de sangre? Salvador Ramos ejecutó uno de los tiroteos más trágicos en la historia reciente.
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: AP / Video: MH
  • Ofrecen detalles de Salvador Ramos, el pistolero que desató la masacre en una escuela de Uvalde.
  • El atacante habría sufrido ‘bullying’ en primaria y secundaria por ser pobre y tartamudo, según algunas personas quienes lo conocieron.
  • Salvador Ramos asesinó a 21 inocentes, entre ellos 19 niños y dos profesoras.

¿Por qué lo hizo? ¿Por qué decidió halar el gatillo y desatar un baño de sangre? Desde el ciudadano común hasta el presidente de Estados Unidos siguen pensando en la razón por la que Salvador Ramos, de 18 años, decidió ejecutar uno de los tiroteos más trágicos en la historia reciente del país.

Aunque todavía las autoridades no informan el motivo por el que Salvador Ramos habría efectuado el martes la balacera en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, algunas personas quienes lo conocieron sí contaron cómo era el chico antes de convertirse en el aterrador pistolero de la portada de los medios nacionales e internacionales.

Salvador Ramos habría sufrido ‘bullying’

Salvador Ramos habría sufrido ‘bullying’

Salvador Ramos era un fracasado solitario en la secundaria quien tenía una «vena agresiva» y sufría ‘bullying’ por ser pobre, tartamudo y por utilizar delineador de ojos, según dijeron antiguos compañeros de clase y compañeros de trabajo al referirse al «malvado» asesino, reseñó el periódico Daily Mail.

El atacante mató al menos a 19 niños y dos profesoras en lo que se ha convertido en el segundo tiroteo escolar más mortífero en la historia de Estados Unidos, antes de morir en un enfrentamiento con un agente de la Patrulla Fronteriza, indicó el informe del referido diario este miércoles.

Era un “emo” con problemas en el habla

Era un “emo” con problemas en el habla

Un estudiante describió a Salvador Ramos como un «emo» a quien su ceceo (problema en el habla que incluía tartamudeo) también lo convirtió en un objetivo para ser acosado, según el Washington Post y ABC, y otros compañeros de clase agregaron que él tuvo que lidiar con insultos homosexuales y las burlas por la ropa que vestía.

Un antiguo compañero de clase, quien pidió no ser identificado, dijo a la CNN que él y Salvador Ramos eran algo «cercanos» y solían jugar juntos Xbox. En su cuenta de Instagram, que ya ha sido eliminada, se cree que el atacante compartió una foto de dos rifles AR-15 apenas tres días antes de la matanza en la escuela, mientras que la biografía de su página de TikTok decía de forma escalofriante «Kids be scared irl», que podría traducirse como “niños, estén asustados en la vida real”.

Un día antes de la matanza, Salvador Ramos estaba “enfadado” por no graduarse

Un día antes de la matanza, Salvador Ramos estaba “enfadado” por no graduarse

Aunque aún se desconoce oficialmente el motivo de la masacre, un vecino le dijo al canal de noticias local Newsy que fue testigo de cómo Salvador Ramos, quien trabajaba en un Wendy’s, discutía con su abuela, gritando que estaba “enfadado por no haberse graduado” en la secundaria.

El vecino comentó que en ese momento, la abuela gritó: «Me ha disparado, me ha disparado». Luego, el jovencito «bajó a toda velocidad por la calle» y estrelló su vehículo antes de cometer la matanza. Su abuela habría sobrevivido, pero habría resultado herida de gravedad, acotó Reuters. Y según el Post, el tiroteo ocurrió el día después de que sus compañeros se graduaron.

Se mostraba agresivo en la escuela y trabajo

Se mostraba agresivo en la escuela y trabajo
El personal de emergencia se reúne cerca de la Escuela Primaria Robb después de un tiroteo, el martes 24 de mayo de 2022, en Uvalde, Texas. (AP Foto/Dario Lopez-Mills)

Un vecino identificado como Rubén Flores, de 41 años, dijo que el agresor tuvo una «vida bastante dura» con su madre y que había intentado ser una figura paterna para el jovencito. A su vez, afirmó al Post que la policía había visitado previamente su casa materna, en la calle Hood, y que el problemático joven discutía a menudo con su madre antes de mudarse a la casa de su abuela, al otro lado de la ciudad, hace unos meses.

Mientras tanto, sus compañeros de trabajo en Wendy’s le dijeron al Daily Beast que Salvador Ramos tenía una «vena agresiva» y que enviaba mensajes inapropiados a las empleadas, además de que lo calificaron como «callado» y «antisocial». Uno de ellos comentó: «A veces era muy grosero con las chicas, y con una de las cocineras, a quienes amenazaba al decirles: ‘¿Sabes quién soy?’”.

Las vidas inocentes que arrebató Salvador Ramos

Las vidas inocentes que arrebató Salvador Ramos

Seis niños de 10 años y dos maestras hispanas son las primeras víctimas identificadas por las familias tras el tiroteo en la escuela de Uvalde que dejó hasta la mañana del miércoles 21 personas muertas, además del propio atacante, indicó un reporte actualizado de la agencia de noticias Efe.

La primera en ser identificada fue la maestra Eva Mireles, de 44 años y quien trabajaba como profesora de educación especial en el colegio. Ella fue identificada en las redes sociales por Audrey García, madre de una de sus exalumnas quien tiene síndrome de Down, explicó el informe de Efe.

Una de las profesoras se plantó como escudo humano para proteger a los niños

Una de las profesoras se plantó como escudo humano para proteger a los niños

La otra maestra asesinada fue Irma García, según indicó al canal televisivo NBC su hijo, Christian García. La profesora llevaba 23 años ejerciendo como docente en el centro escolar y, según la versión de su hijo, se plantó como un escudo humano para proteger a sus estudiantes durante el tiroteo.

Irma García, casada y con cuatro hijos, fue finalista en 2019 junto a otros 18 profesores del área de San Antonio (Texas) del premio de la Universidad Trinity a la excelencia en la enseñanza, detalló la referida agencia informativa, que también informó que el primer alumno en ser identificado públicamente por su familia fue Xavier López, de 10 años.

Los niños que se convirtieron en “ángeles”

Los niños que se convirtieron en “ángeles”

Xavier López y su madre habían estado juntos durante una ceremonia de entrega de premios en la escuela en la mañana del martes, justo unas horas antes de que se produjese el tiroteo. Fue precisamente la madre del pequeño, Felicha Martínez, quien confirmó su muerte al diario Washington Post, y describió a su hijo como un niño divertido, que jamás estaba serio y cuya sonrisa nunca podrá olvidar.

También tenía 10 años Amerie Jo Garza, cuyo padre, Ángel Garza, había colgado un mensaje en Facebook el martes en las horas inmediatamente posteriores al tiroteo, en el que pedía ayuda para encontrar a su hija. En la misma noche del martes, Garza actualizó su mensaje en la red social indicando que la pequeña «ya había sido encontrada» y estaba «volando con los ángeles en el cielo”. También tenían 10 años tres de las otras víctimas identificadas hasta ahora: Rogelio Torres y las primas Jackie Cazares y Annabelle Rodríguez. El último alumno identificado por el momento es Uziyah García, cuya muerte fue confirmada a los medios por su abuelo, Manny Renfro, de acuerdo con la reseña textual de Efe

Artículo relacionado
Regresar al Inicio