Inicio » Entretenimiento » Robert Mark Edwards-Crímenes de terror

Robert Mark Edwards-Crímenes de terror

Robert Mark Edwards es un asesino originario de Estados Unidos que utilizó varios alias para pasar desapercibido, como Kirk Edward (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

Robert Mark Edwards es un asesino originario de Estados Unidos que utilizó varios alias para pasar desapercibido, como Kirk Edward Bell, Paul Robert Smith, Mark R. Edwards, Jim Portillo y Rob Edwards, entre otros. Físicamente, se trata de un hombre de cabello castaño y ojos azules que, al tiempo de los asesinatos, pesaba 150 libras.

Poco se sabe de la vida personal de Robert Mark Edwards o de los motivos que lo orillaron a asesinar a Marjorie Deeble y a Muriel Delbecq, de 55 y 67 años, respectivamente, pero algunos investigadores creen que podría estar involucrado en varios casos similares que aún se encuentran sin resolver.

Los asesinatos cometidos por Robert Mark Edwards

En mayo de 1986, Robert Mark Edwards ingresó a la fuerza al domicilio de Marjorie Deeble, una agente inmobiliaria de 55 años de edad que residía en Los Alamitos, California y que era madre de la novia de Edwards. La policía descubrió el cuerpo de Marjorie con múltiples señales de violencia física y sexual; el asesino la ahorcó con un cable de teléfono, le rompió la nariz, la amagó con cinta y finalmente huyó del lugar después de robar artículos de joyería pertenecientes a la víctima.

Siete años más tarde, Robert Mark Edwards volvió a atacar; esta vez, la víctima fue Muriel Delbecq, una mujer de 67 años que también se desempeñaba como agente inmobiliaria y que en ese entonces vivía en Maui. El ataque sufrido por Delbecq fue similar al de Deeble, pues ambar mujeres fueron amagadas, golpeadas y violadas con una botella de producto para el cabello; el asesino, al igual que en la ocasión anterior, huyó del sitio después de robar algunas pertenencias de la mujer, entre ellas su anillo de matrimonio y ropa interior.

Modus Operandi

Actualmente, únicamente se tiene registro de dos víctimas, pero se cree que Robert Mark Edwards pudo haber asesinado a más mujeres, ya que las autoridades establecieron un modus operandi en el que elegía a mujeres mayores, caucásicas y que vivían solas en la planta baja de edificios. También se cree que Edwards atacaba a las mujeres cuando estas se preparaban para dormir.

Una expareja del asesino confesó a las autoridades que este tenía un gusto particular por atar a sus parejas mientras mantenían relaciones sexuales, y que intentó en varias ocasiones insertar vaginalmente una botella; en algún momento, el hombre amenazó de muerte a la mujer en caso de que decidiera finalizar la relación.

Juicio

Robert Mark Edwards, que vivía a tan solo una cuadra del edificio donde encontraron el cuerpo de Delbecq fue hallado como el principal sospechoso del asesinato. Su juicio inició el 28 de febrero de 1994; debido a las similitudes con el caso de Deeble, las autoridades ordenaron que se le juzgara por la muerte de esta.

El juicio duró únicamente dos semanas, y Edwards fue sentenciado a cinco cadenas perpetuas consecutivas más una multa de $304,600 dólares como reparación de daños hacia la familia de Delbecq. Tiempo después, fue extraditado a California, donde su sentencia se modificó, y actualmente se encuentra en el corredor de la muerte de la prisión de San Quentin, donde espera ser ejecutado.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado