Inicio » Entretenimiento » Robert Christian Hansen, “El Depredador de Alaska”-Crímenes de terror

Robert Christian Hansen, “El Depredador de Alaska”-Crímenes de terror

Bob The Baker, Bob Hansen o The Butcher Baker fueron los sobrenombres con los que se conoció a Robert Christian Hansen, un asesino que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
Bob The Baker, Bob Hansen o The Butcher Baker fueron los sobrenombres con los que se conoció a Robert Christian Hansen, un asesino en serie estadounidense responsable de la muerte de al menos cuatro personas, aunque se cree que pudo haber matado a más de 21.

Los crímenes de El Depredador de Alaska ocurrieron entre 1971 y 1983, periodo en el que cometió abuso sexual en un mínimo de 31 ocasiones, un intento de homicidio, un intento de violación y entre 17 y 21 asesinatos, por los que recibió una sentencia de 461 años en prisión.

Así fue la infancia de Robert Christian Hansen

Shutterstock

Robert Hansen nació el 15 de febrero de 1939 en Estherville, Iowa, dentro de una familia dedicada a la panadería. Desde muy joven, Hansen mostró ser una persona tímida que no recibía demasiada atención del sexo opuesto, hecho que le generó un gran rencor en contra de las mujeres.

Su vida continuó en aparente normalidad; en su tiempo libre, se dedicó a la caza, y pasó por varios trabajos hasta ingresar a la Reserva del Ejército Estadounidense, lugar en el que no duró mucho tiempo. A su regreso a Iowa, en 1960, contrajo matrimonio con una mujer varios años menor que él.

Sus primeros crímenes

Incendio en el interior de un edificio cerca de las escaleras hecho por un criminal
Shutterstock

Al igual que otros asesinos en serie, Robert Christian Hansen fue aumentando gradualmente la intensidad de sus crímenes. Primero, se inclinó por los actos vandálicos, al incendiar un garaje escolar en respuesta a la poca atención que recibió por parte de sus compañeros de escuela. En consecuencia, sirvió una condena de tres años en un centro de rehabilitación, pero los intentos por integrarse de manera armoniosa a la sociedad fueron en vano, y fue arrestado en varias ocasiones más.

En 1971, sus crímenes escalaron aún más: En diciembre de ese año, fue arrestado en dos ocasiones; primero, por intento de violación y secuestro, y después, por violar a una trabajadora sexual cuya identidad no se dio a conocer. Hansen recibió una condena de seis años en prisión, pero fue liberado seis meses más tarde para ser puesto en un programa laboral.

Los asesinatos de Robert Christian Hansen

Criminal con cuchillo
Shutterstock

Para 1972, los crímenes de Robert Hansen ya habían aumentado de grado: se cree que el asesino en serie dio su primer golpe en 1972, cuando violó a una trabajadora sexual para después torturarla y asesinarla de una puñalada. En 1973, secuestró a  Cindy Paulson, una joven de 17 años de edad que logró escapar de la escena para buscar ayuda de las autoridades; sin embargo, Hansen no fue considerado sospechoso de los hechos.

El modus operandi de Robert Hansen incluyó la tortura física y psicológica: una vez que sus víctimas accedían de manera voluntaria a mantener relaciones sexuales con él, las llevaba a lugares recluidos para “cazarlas” y, después de unos minutos, violarlas y apuñalarlas.

Arresto  y sentencia de Robert Christian Hansen

Esposas para un criminal
Shutterstock

Cuando las autoridades de Alaska hallaron los cuerpos de varias víctimas en el área de Anchorage, se creó un perfil del posible asesino: este se trataba de una persona con gusto por la caza, con autoestima baja y con un historial de rechazos por parte de las mujeres. Con esta información y las declaraciones de Paulson, la única sobreviviente conocida de sus ataques, se liberó una orden de cateo en el domicilio de Hansen.

Ahí, se encontró evidencia suficiente para incriminarlo y, después de un tiempo, Hansen confesó que había cometido los crímenes. De acuerdo con sus relatos, su inicio como asesino en serie inició en 1971, y que al inicio siempre buscó a mujeres de entre 16 y 19 años, pero al final de sus años como homicida fijó su atención en las prostitutas. Fue sentenciado a 461 años en prisión y a contribuir con las autoridades para localizar los cuerpos de todas sus víctimas.

Muerte

Shutterstock

Durante sus últimos años, Robert Christian Hansen, El Depredador de Alaska, dio detalles acerca de su manera de operar, diciendo que en algunas ocasiones dejó huir a sus víctimas si estas lo convencían de que nunca irían a las autoridades para reportarlo.

Con una sentencia de 461 años sin posibilidad de libertad condicional, los últimos años de Hansen transcurrieron en el Centro Correccional de Spring Creek, donde su salud se fue deteriorando hasta que falleció de causas naturales el 21 de agosto de 2014.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado