Inicio » Dinero » ¿Estás en quiebra? Requisitos y pasos para declararse en bancarrota

¿Estás en quiebra? Requisitos y pasos para declararse en bancarrota

Se conoce como bancarrota al proceso legal en el que una persona o negocio se declara insolvente para pagar las deudas adquiridas.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Un hombre de negocios se agarra la cabeza de un montón de papeles. El concepto de depresión por dificultades y posible quiebra de una empresa.
Foto: Shutterstock
Se conoce como bancarrota al proceso legal en el que una persona o negocio se declara insolvente para pagar las deudas adquiridas. Este proceso comienza con una petición que realiza el deudor ante las autoridades.

Cuando se realiza este proceso, todos los bienes que posea el deudor serán evaluados para garantizar que este pague una porción importante de la deuda actual que tiene.

¿Es necesario que te declares en bancarrota?

Empresario parado en un diagrama de caída y mirando hacia el futuro en el fondo de la venta del mercado de valores. Crisis económica. Bancarrota y devaluación monetaria.
Foto: Shutterstock

Existen diferentes tipos de declaración de bancarrota; sin embargo, cada uno de ellos es analizado y aprobado por las cortes federales, siendo la bancarrota directa una de las más utilizadas por los ciudadanos.

La bancarrota suele declararse cuando el deudor no cuenta con los medios para liquidar una deuda, ya sea por falta de empleo, gastos médicos que sobrepasen sus capacidades económicas o problemas maritales, por mencionar algunos.

¿Cómo puede ayudarte una declaración de bancarrota?

Un hombre de negocios deprimido perdió su negocio. Empresario destruido. Concepto de pérdida de negocios, quiebra y crisis. bancarrota
Foto: Shutterstock

De resultar favorable, una declaración de bancarrota puede ayudar a que el deudor salga de sus deudas y reestructure su situación económica para hacer frente a los gastos más fuertes que tenga.

Una declaración de bancarrota es útil en casos de embargos, ejecución hipotecaria y cobranzas; asimismo, es un medio que permite reorganizar la situación económica del deudor para ponerse al corriente de todos los pagos que no ha podido realizar durante un periodo determinado.

Lo que puedes y no puedes conservar después de una declaración de bancarrota

La infeliz joven mujer confundió deuda o bancarrota con el manejo de las finanzas en casa.
Foto: Shutterstock

Tipos de bancarrota

Existen diferentes tipos de bancarrota, que se determinan de acuerdo a la situación del deudor, tomando en cuenta sus finanzas personales, el número de bienes que posee y las características específicas de su caso particular.

A continuación, te presentamos los dos tipos más importantes de bancarrota, su significado y todo lo que el deudor puede conseguir por medio de ellas para regular su situación económica.

1 Capítulo 7

Quiebra familiar. Molesto pareja joven contando el último dinero debido a la coronacrisis bancarrota
Foto: Shutterstock

La bancarrota conocida como capítulo 7 es la más solicitada por los deudores, y también es conocida como bancarrota directa o liquidación. En ella, un fideicomisario es seleccionado por la corte para vender algunos bienes del deudor y utilizar las ganancias para pagar ciertas deudas.

Después de realizar dichos pagos, las deudas son consideradas como liberadas. Entre los bienes que pueden ser vendidos se encuentran automóviles, ropa, artículos del hogar y pensiones, entre otras.

2 Capítulo 13

Empresarios preocupados calculando las finanzas - Pequeños empresarios de restaurantes pequeñas PYME quiebran debido a lbancarrota
Foto: Shutterstock

La bancarrota capítulo 13, a diferencia de la bancarrota capítulo 7, tiene como resultado un plan aprobado por la corte para que el deudor pague todas sus deudas en un plazo de entre 3 y 5 años.

Es posible que en este capítulo algunas deudas sean pasadas por alto, y uno de los beneficios para el deudor es que este no requiere perder de sus bienes o propiedades para pagar sus deudas, por lo que podrá conservar su casa, siempre y cuando se comprometa a realizar los pagos correspondientes.

Pasos para declararse en bancarrota

Vista de cerca, una joven asiática estresada con billetera vacía y pensando en encontrar dinero para pagar la deuda de la tarjeta de crédito y todas las facturas bancarrota
Foto: Shutterstock

A continuación, te presentamos algunos pasos que podrán ser de ayuda para determinar si una persona está capacitada para declararse en bancarrota y cuáles son los pasos a seguir para entrar en esta categoría.

Si bien se trata de un proceso que puede resultar largo, es importante conocer todos los pasos que se deben de seguir para garantizar que la solicitud sea aprobada y que el deudor logre obtener el mayor beneficio posible para regularizar su situación económica.

1 Considera solicitar la ayuda de un abogado

Empresario enfatizado que se siente desesperado por la crisis del mercado de valores, el concepto de inversión.
Foto: Shutterstock

Es muy importante contar con ayuda legal para seguir todos los pasos solicitados por la corte y determinar si eres elegible para solicitar algún tipo de bancarrota, además de que un abogado podrá guiarte para regularizar tu situación financiera.

De no poder pagar por la ayuda profesional de un abogado, podrás solicitar la ayuda de un profesional especializado en el área que trabaje pro bono, es decir, que lo haga de manera gratuita o que cobre una tarifa menor de la usual.

2 Consulta a un experto en crédito

Concepto de finanzas, quiebra, impuestos, dinero, contabilidad y problemas financieros bancarrota
Foto: Shutterstock

Si estás considerando la posibilidad de declararte en bancarrota, entonces lo más recomendable, además de acudir con un abogado, es solicitar la ayuda de un experto en crédito, quien te guiará por todos los pasos necesarios para tomar decisiones acertadas.

Un asesor de crédito tendrá la misión de darte una perspectiva única y objetiva de acuerdo a las necesidades particulares de tu caso para que cada una de las decisiones que tomes contribuyan a tu estabilización financiera.

3 Decide si vas a declararte en bancarrota bajo el capítulo 7 o el capítulo 13

El propietario estresado se vio obligado a cerrar el restaurante permanentemente debido a las restricciones del coronavirus.
Foto: Shutterstock

El estigma que rodea a la bancarrota es cada vez menos negativo, y es que se trata de un proceso legal en el que el deudor enfrenta sus deudas y da los pasos necesarios para saldarla. Por eso, es importante decidir cuál de los capítulos, 7 o 13, es el que más se adapta a las necesidades del deudor.

La bancarrota conocida como capítulo 7 es la más solicitada por los deudores, y en ella se utilizan las ganancias para pagar ciertas deudas, mientras que la bancarrota capítulo 13 se trata de un plan aprobado por la corte para que el deudor pague todas sus deudas en un plazo de entre 3 y 5 años.

4 Declaración de bancarrota

Empresario caucásico mira estresado mientras se sienta en la silla cerca de una flecha en declive
Foto: Shutterstock

Después de que hayas acudido con un experto, deberás realizar el llenado de los formularios correspondientes al capítulo 7 o 13, según hayas elegido de acuerdo a tus intereses financieros.

Antes de rellenar los formularios, toma en cuenta que si bien estos son sencillos, no garantizan la aprobación de la bancarrota; además, es importante conocer todas las implicaciones derivadas de elegir cada categoría.

5 Reúnete con tus acreedores

Triste hombre de negocios sentado a la mesa y pensando en las deudas, la bancarrota, la visión superior
Foto: Shutterstock

En cada aplicación de bancarrota se requiere de una reunión o audiencia con los acreedores, llamada audiencia 341, en la que se reúnen los representantes legales de ambas partes para revisar que el papeleo se encuentre en orden y, en ocasiones, realizar preguntas en relación al estado financiero del deudor.

Uno de los objetivos principales de estas reuniones es que el acreedor tenga la plena certeza de la identidad del deudor, además de que podría solicitar información financiera adicional para detectar fuentes de ingreso o bienes no reportados.

6 Desarrolla un plan de pago y reorganiza tus finanzas

Un afligido joven caucásico sentado en el escritorio pagando sus facturas se siente estresado por tener problemas financieros.
Foto: Shutterstock

Al aplicar al capítulo 13 de bancarrota, los deudores que cuenten con un ingreso regular podrán acceder a un plan para pagar una parte de sus deudas. Bajo este capítulo, los deudores proponen un plan de pagos que abarca, por lo general, entre 3 y 5 años, según el ingreso que sea reportado por el deudor.

Los planes de tres años se le otorgan a aquellas personas que tengan un ingreso menor a la media, a menos de que la corte determine otorgar un plan de cinco años por diferentes motivos, aunque estos planes nunca abarcan más de cinco años.

¿Cuáles son las consecuencias de la bancarrota?

 

Mucho se ha hablado de los beneficios o ventajas de la bancarrota, pero también es necesario que los deudores conozcan cuáles son las consecuencias de esta declaratoria, siendo una de las principales la pérdida de los bienes inmuebles que estén a nombre del deudor.

Asimismo, es importante que este se encuentre plenamente enterado de que la declaración de bancarrota impacta de manera negativa el historial crediticio y, en consecuencia, la manera en la que los acreedores pueden mirar una situación financiera, lo que los llevará a negar ciertas operaciones en favor del consumidor.

Cómo recuperarte de la bancarrota

Cansado deprimido aburrido hombre de negocios africano frustrado por la quiebra de un negocio mirando la laptop se siente agotado con dolor de cabeza bancarrota
Foto: Shutterstock

La principal recomendación para recuperarse de la bancarrota es contar con un empleo tan pronto como sea posible, de manera que el individuo pueda acceder a servicios básicos como la renta de una casa o departamento. De no tener un empleo, y con el antecedente de bancarrota, el arrendador podría optar por no prestar ese servicio.

Además, se recomienda pagar de manera puntual todas y cada una de las deudas y pagos fijos que tenga la persona, ya que cualquier atraso podría empeorar la situación crediticia del deudor. Otro de los consejos para recuperarse de la bancarrota es abrir una cuenta con los fondos suficientes para demostrar solvencia económica.

Continua artículo relacionado