Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Recuerdan aniversario de la muerte del comediante Alberto Rojas

Recuerdan muerte Alberto Rojas: A días del aniversario de su muerte, Alberto Rojas 'El caballo', es recordado por sus años de comedia
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
FOTO: Mezcalent
  • A días de su aniversario de muerte, el comediante Alberto Rojas es recordado
  • «Murió abrazando a mi hermano»
  • Asi fue la extensa trayectoria del comediante «El caballo»

Recuerdan muerte Alberto Rojas: El comediante Alberto Rojas mejor conocido como «El caballo», además de dedicarse a la comedia desde la década de los 60, también cultivó su trayectoria siendo uno de los actores más reconocidos en México, Alberto falleció el 21 de febrero del 2016 tras haber sufrido diversas complicaciones de salud.

«El fotógrafo callejero», «Un macho en el salón de belleza», «Un macho en la cárcel de mujeres», son solamente algunos de los títulos en donde podemos ver actuar a El Caballo. Su descenso fue una noticia bastante lamentable en México, pues aun es recordado por ser el comediante que lanzaba chistes eróticos.

El motivo de su fallecimiento

Recuerdan muerte Alberto Rojas
FOTO: Twitter

Tras una larga lucha contra el cáncer de vejiga, el actor y comediante falleció rodeado de amigos y familiares cercanos durante una lucha de 8 meses en donde estaba en tratamientos. Alberto Rojas regresó a su casa luego de haber sido dado de alta del hospital días antes de su descenso.

El caballo, murió acompañado de sus hijos, nietos y su inseparable esposa a la edad de los 72 años. La hija del comediante, Lucero Rojas, comentó a El Universal lo siguiente: «Mi padre murió a causa del cáncer y afortunadamente le ganó, y digo afortunadamente porque ahora ya se encuentra descansando en el cielo con el señor, tomándose un tequila», expresó su hija a dicho portal.

Recuerdan muerte Alberto Rojas: Falleció abrazando a su hijo

Recuerdan muerte Alberto Rojas
FOTO: Twitter

Su hija le comentó a los medios que su padre falleció a las 15:00 horas y murió mientras dormía, recalcó mucho que su familia lo estuvo acompañando en todo momento ya que sabían que se había puesto grave nuevamente. «Amaneció bien y por la tarde comenzó a tener problemas respiratorios y decidimos llevarlo al hospital», expresó Lucero Rojas a El Universal.

Lucero, la hija del fallecido comediante, contó que su padre no quiso ir al hospital y prefirió irse a acostar. «El decidió irse a dormir y murió abrazando a mi hermano», señaló. Los restos del comediante fueron trasladados a la agencia funeraria Gayosso y en la mañana siguiente, fue velado.

Recuerdan muerte Alberto Rojas: Su hija desmintió rumores

Recuerdan muerte Alberto Rojas
FOTO: Twitter

En aquel entonces, al percatarnos que el comediante estaba enfermo, muchos rumores comenzaron a correr de que El caballo no se había atendido. «Mentira quien dice que no se atendió el cáncer, el hizo muchas quimioterapias y radioterapias porque no se quería dejar vencer, él se fue fuerte». Explicó Lucero Rojas a El Universal.

La última actuación que hizo el comediante fue en Aguascalientes, con la obra titulada «Semesienta» en donde fue visto por más de 5,000 personas. A la fecha, el comediante mexicano sigue siendo recordado y sus chistes siguen siendo ovacionados por miles de personas.

Quería que su padre fuera recordado

Recuerdan muerte Alberto Rojas
FOTO: Twitter

La hija de El caballo, Lucero Rojas, mencionó en el 2016, que quería que su padre fuera recordado  como un gran comediante, un excelente actor que amó su profesión y trabajó hasta el último momento que le fue posible. «Fue un hombre de familia, decía que su mayor éxito fuimos sus hijos”.

Según el portal Aristegui noticias, a Alberto Rojas le sobreviven su esposa, tres hijos, una hermana y una nieta. Su carrera artística comenzó con su participación en la película ‘Santo en el Tesoro de Drácula’, película de 1969, película protagonizada por El Santo y dirigida por René Cardona.

Recuerdan muerte Alberto Rojas: Grandes éxitos

FOTO: Mezcalent

En la década de los 70, Alberto Rojas apareció en cinco películas más. Una de ellas fue la reconocida película: Muñecas de medianoche, la cual fue protagonizada por Jorge Rivero, Isela Vega y Sasha Montenegro. Finalmente, logró dirigir en 1982 su primera película, la comedia Un macho y sus puchachas.

El Caballo fue reconocido por crear comedia erótica, el cual no era del agrado de todos, sin embargo obtuvo el reconocimiento que quería y apareció en grandes títulos como lo son: La pulquería 2 (1982), Las perfumadas (1983), Piernas cruzadas (1984), Esta noche cena Pancho (1986), Qué buena está mi ahijada (1987) y Un macho en el reformatorio de señoritas (1989).

Las sexy comedias comenzaron a generar menos impacto

FOTO: Mezcalent

Al fin llegó la década de 1990, y el género de la sexycomedia empezó a generar menos impacto, sin embargo, Rojas actuó en alrededor de treinta producciones, las cuales, en su mayoría fueron enmarcadas en el género humorístico. En esa década se encargó de dirigir diez películas.

En las nuevas generaciones, antes de que el comediante enfermara, pudo logró aparecer y registrar algunas apariciones esporádicas en cine, actuando en alrededor de siete películas y dirigiendo dos, Un ratero muy decente en 2001 y No me toquen eso en 2006.

Recuerdan muerte Alberto Rojas: Todo un «Macho»

FOTO: Mezcalent

La aparición de El Caballo en Muñecas de Medianoche fue estelar, y fue de ahí en adelante que se cotizó mucho en el cine gracias a la picardía y el doble sentido que usaba junto a los desnudos de bellas mujeres en argumentos que tenían el único fin de entretener en el llamado «Cine de Ficheras. Según informó Chicago Tribune.

El actor mexicano hizo comedia mexicana, y de hecho fue catalogado bastantes veces como un «macho», no por su actitud, si no también por las apariciones en cine que hizo, con películas que llevaban esos nombres: «Un Macho en el Salón de Belleza», «Un Macho en el Reclusorio», «Un Macho en la Tortería»,

 

Etiquetas: , ,
Artículo relacionado
Regresar al Inicio