Inicio » Salud » Tips en tratamientos naturales para las quemaduras de sol

Tips en tratamientos naturales para las quemaduras de sol

Las quemaduras de sol pueden causar mucho dolor a los que las reciben, pero te proporcionamos un par de remedios naturales para que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Es verano, y si tienes suerte, eso significa días largos en la playa o en una piscina. También significa que necesitas estar al día con tus tratamientos para las quemaduras de sol, debido a los rayos UV potentes  y a la posibilidad de mucho daño en la piel—un molesto efecto secundario de esos días divertidos de sol en la playa. A pesar de tus mejores esfuerzos para estar segura y protegida mientras te diviertes en el exterior, la realidad es que todas sufrimos de quemaduras de sol de vez en cuando. Aunque no es un secreto que las probabilidades de desarrollar cáncer en la piel se duplican si has tenido 5 o más quemaduras de sol, los números están incrementando.

“En una encuesta reciente llevada a cabo en colaboración con iVillage, The Skin Cancer Foundation descubrió que 42% de la gente encuestada obtiene una quemadura de sol al menos una vez al año”. Claramente el objetivo número uno debe ser evitar las quemaduras de sol (y proteger tu piel) de futuros daños. Pero ¿qué ocurre cuando el daño ya está hecho? Cuando estás atrapada con esa quemadura roja y comezón desagradable, ¿qué hacer entonces? Afortunadamente hay muchos remedios caseros y tratamientos DIY que pueden ayudar a calmar la incomodidad y acelerar el proceso de sanación de la piel. Aunque ninguno de estos tratamientos naturales puede revertir los efectos de tu quemadura, y definitivamente necesitas ser más cuidadosa en el futuro, aquí hay algunas maneras sencillas de hacer que esa sensación de ardor se sienta un poco mejor.

Aloe vera

imagen de alove vera para ayuda
Shutterstock

No es secreto que el aloe tiene efectos reconfortantes como tratamiento para quemaduras de sol, pero más allá de eso, el Dr. Rodney Basler, MD explica: “Estamos empezando a ver evidencia en la literatura médica que el aloe vera quizá puede ayudar a la sanación de heridas”. Puedes aplicar jugo de la parte de adentro de la hoja de la planta de cactus, o puedes comprar gel de aloe vera en tu farmacia local.

Avena es una gran ayuda para una quemadura

Cuando se mezcla con el agua de tu bañadera, la avena molida tiene propiedades reconfortantes y funciona como un agente antiinflamatorio. Quizá usaste un baño de avena cuando eras una niña y tenías varicela; funciona de la misma forma si tienes una quemadura de sol que pica e irrita.

Leche

Shutterstock

Una compresa de leche fría no solo se siente genial, también tranquiliza tu piel y reduce la rojez y calor (si alguna vez has tenido una quemadura, conoces la sensación de calor irradiando de tu piel). Simplemente sumerge una toallita o hisopos en leche fresca mezclada con agua y aplica por 15-20 minutos hasta que tu quemadura se sienta un poco mejor. 

El olmo escocés también ayuda

Este astringente tópico es un remedio natural para tratar irritaciones en la piel como lo es una quemadura de sol. Aplicar una mezcla de olmo escocés con gel de aloe vera no solo enfriará tu quemadura, también ayudará a prevenir que la piel se pele mientras la quemadura sana.

Maicena

Polva para ayuda en remedios
Shutterstock

Mezcla algo de maicena en agua fría para crear una consistencia pastosa que casi se parece a una crema.  Aplica esta pasta en tu quemadura (no seas tímida) y deja que esta mezcla mágica haga su magia. La maicena tiene la habilidad de reducir la rojez e inflación y disminuir tu dolor en la piel.

Grumo de papa

Antes de que ignores este remedio para quemaduras, escúchanos. Las papas tienen propiedades relajantes y de curación y este grumo es fácil de hacer. Simplemente mezcla papa cortada en pedazos (incluyendo la cáscara) en una licuadora, o usa un rallador e intenta añadir tanta pulpa como sea posible mientras trabajas. Aplica el líquido en tu quemadura para alivio instantáneo. 

Beber agua es de ayuda

Shutterstock

Parece tan obvio, pero si tienes una quemadura de sol, entonces tu piel y tu cuerpo, ambos están deshidratados.  Rehidrate desde adentro tomando mucha agua para reponer tu piel y contrarrestar los efectos de la resequedad  de la quemadura. También puede que quieras incrementar tu ingesta de comidas hidratantes (piensa en sandía, cantalupo, pepino, etc.) para ayudar esos esfuerzos. 

Aplica crema hidratante

Conforme te hidratas desde el interior, también necesitas hidratar tu piel en el exterior. Aplica crema hidrante regularmente para curar la piel dañada mientras sana. Aunque otros tratamientos puede que ayuden a tranquilizar los efectos de la quemadura, solo la crema hidratante y ungüento curativo puede en verdad reparar el daño que has hecho.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado