Inicio » Salud » ¿Qué hacer en caso de ahogamiento? 5 cosas a recordar que salvan vidas

¿Qué hacer en caso de ahogamiento? 5 cosas a recordar que salvan vidas

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
¿Te has preguntado qué hacer en caso de ahogamiento? Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren 236,000 personas, víctimas de ahogamiento; esta cifra coloca a los accidentes acuáticos entre las diez principales causas de muerte en personas de entre 1 y 24 años; entre los menores de edad de 1 a 4 años, el ahogamiento es la principal causa de muerte accidental.

Saber qué hacer en caso de ahogamiento es uno de los conocimientos básicos que debe tener toda persona, especialmente si vive cerca de mares, ríos o lagos, o si tiene una piscina en casa; para las personas adultas con hijos, lo ideal es responder de manera rápida y aplicar primeros auxilios en caso de un posible ahogamiento: ¡Conoce todo lo que debes poner en práctica!

5. Monitorea la respiración

Shutterstock

Los expertos afirman que, en caso de ahogamiento, lo primero que debe de hacerse es verificar que la persona se encuentre consciente para así proceder a acercarle algún dispositivo de flotación; con eso, se dará el primer paso para evitar que se genere más estrés en la víctima y sea más sencillo brindarle ayuda.

Una vez que se ha verificado que la persona se encuentra consciente, o que ha perdido la consciencia, se deberá proceder a constatar que esté respirando (acercándose tanto como sea posible a su nariz) o que cuente con pulso, aunque este sea débil.

4. Avisa a los servicios de emergencias

Shutterstock

En los casos de ahogamiento, se genera un estrés y trauma tanto para la víctima como para las personas que se encuentran a su alrededor; en muchas ocasiones, es tanto el impacto de la situación que es posible olvidar llamar a los servicios de emergencia para solicitar ayuda inmediata.

Lo ideal es guardar la compostura y designar las tareas que han de seguir las personas que se encuentran en el sitio; si estás solo, recuerda llamar a los servicios de emergencia tan rápido como sea posible, pero siempre después de haber retirado a la persona del lugar y haberlo situado en una posición segura.

3. Practica compresiones torácicas en la persona

Una persona ahogada siendo ayudada por personas
Shutterstock

Si se ha verificado que el caso de ahogamiento ha derivado en la pérdida de la consciencia o de la respiración, el siguiente paso será aplicar técnicas de reanimación cardiopulmonar y compresiones torácicas, en un intento por sacar a la persona del cuadro en el que se encuentra.

Las compresiones torácicas deben de realizarse en al menos treinta ocasiones seguidas, presionando firmemente justo en medio del pecho. Por su parte, la reanimación cardiopulmonar ayudará a asistir al paciente para que éste recupere la respiración, y para lograrlo se debe presionar la nariz de la persona y respirar directamente en su boca en cinco ocasiones. 

2. Verifica que la postura de la persona sea segura

Una persona ahogada a la que se le está dando compresiones en el pecho
Shutterstock

Un paso que debe realizarse con sumo cuidado en todos los casos de ahogamiento es colocar a la persona en una posición segura; tanto en adultos como en niños, lo que se busca es que las personas estén sobre su espalda e inclinar levemente su cabeza, alzando la barbilla cuidadosamente.

Esta postura ayudará a realizar los intentos de reanimación cardiopulmonar que sean necesarios y ayudar a que la persona expulse el agua acumulada mientras se espera la llegada de los servicios de emergencia, que suelen llevar consigo equipo especializado y saben cómo proceder en caso de ahogamiento para salvar la vida de las personas.

1. Si eres tú quien se está ahogando

Shutterstock

Es importante saber qué hacer en caso de ahogamiento, en especial si se trata de tu vida la que está en peligro; por eso, los especialistas en casos similares recomiendan mantener la compostura y liberarse de todo el peso extra que pudiera afectar la capacidad de flotación de la persona.

El siguiente paso será buscar ayuda por medio de movimientos corporales y, de ser posible, con gritos de auxilio; si se llegara a experimentar cansancio, lo ideal es reposar la cabeza en el agua, mirando hacia el cielo y tratar de mantenerse tan calmado como sea posible para evitar estrés respiratorio y, así, cuidar el oxígeno para continuar pidiendo ayuda o nadando hacia un lugar seguro.

Etiquetas: , ,
Continua artículo relacionado