Inicio » Salud » Psicología inversa y otros trucos asombrosos para padres

Psicología inversa y otros trucos asombrosos para padres

La psicología inversa es una gran herramienta en el mundo de la crianza de los hijos. Te hemos reunido un par de consejos para aquel (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Criar hijos es aterrador, estresante y exhaustivo; cualquiera que te diga lo contrario, es porque jamás lo ha intentado. Es completamente normal sentirse abrumada y totalmente fatigada por la crianza de los hijos. De hecho, hasta hay una condición llamada SMA: Síndrome de la Madre Agotada. Los psicólogos Rick Hanson,ph.D, y Jan Hanson, MS, autores del libro Mother Nurture: A Mother’s Guide to Health in Body, Mind, and Intimate Relationships, explican en él que el SMA, ocurre cuando una mamá queda demasiado exhausta después de tener hijos, y se vuelven susceptible a enfermarse, experimenta dolor físico, fatiga constante, pérdida de nutrientes, depresión y más.

Por momentos, quizá te preguntes si puedes con todo lo que conlleva ser madre. Alerta de spoiler: Claro que puedes. Y afortunadamente, hay muchísimos trucos y atajos para ayudarte a sobrevivir el día en una sola pieza, e incluso para sentirte segura sobre tus habilidades como madre.  Ya sabes, como esa mamá en el patio de juego que se ve como si tuviera todo el arsenal (literal y figurativamente). Seguro, quizá sea una súper mamá, o puede ser que aprovecha todos los trucos de maternidad que existen, para hacerlo parecer un poco más fácil.

El significado de psicología inversa

Lápices de diferente color como concepto de psicología inversa
Shutterstock

Comencemos con la psicología inversa, porque todas hemos intentado ésta una o dos veces, y si no la has intentado, te la estás perdiendo. De acuerdo con Health Guidance.org, la psicología inversa es cuando tú, “dices algo o respondes a algo de manera opuesta a lo que en verdad piensas, para obtener la respuesta opuesta de la otra persona”. ¿Confundida?

Cuando se trata de tus hijos, básicamente significa decirles algo que es completamente opuesto a lo que de hecho quieres que hagan. Por ejemplo, si dices “no comas esos chicharos, solo quiero que comas tus papás a la francesa”, en realidad quieres que tus hijos se coman todos sus chicharos. O si dices, “no hay manera de que te pongas esa pijama para cuando cuente 10”, y esperas que ellos se muevan tan rápido, solo para demostrar que estás equivocada. Créenos, siempre funciona.

La psicología inversa en los hijos

Shutterstock

Cuando se trata del comportamiento de tus hijos, o mejor dicho su mal comportamiento, aquí hay un pequeño tip: Celebra lo bueno e ignora lo malo. Si tu hijo hace algo asombroso, sin importa si es algo que le pediste hacer o no, o ellos lo hicieron por iniciativa propia, prémialos con un cumplido y muestra tu apreciación. Cuando hagan algo malo, si es algo pequeño, solo ignóralo. De acuerdo con Psych Central, darles atención, incluso si es atención negativa, es precisamente lo que ellos quieren. Simplemente ignora sus acciones y continúa. Eventualmente comprenderán la indirecta y se detendrán, y ni siquiera tendrás que levantar la voz.

Si tus hijos tiene dificultad para completar una tarea a tiempo (como lavarse los dientes, vestirse, subirse al carro…) entonces lleva un cronómetro contigo, o usa el cronómetro de tu teléfono. Dales una advertencia de 10 minutos, una de 5, una de 1…y luego cuando sea hora de ver los resultados, muéstrales el cronómetro para que sepan exactamente cuánto tiempo les llevó hacer sus actividades. Los niños funcionan mejor cuando sienten que es como una carrera y quieren vencer al timbre.

Creatividad

Una joven aplicando psicología inversa a un niño
Shutterstock

¿Luchas para hacer que tu pequeño coopere y se quede quieto durante la hora del baño? Agarra el cesto de la ropa sucia, mételo en la bañera, llénalo de juguetes, y luego mete al pequeño en la bañera para un baño amigable. ¡Oh!, y si todavía necesitas una actividad para mantener a los niños ocupados mientras los bañas, invierte en un set de crayones aprueba de agua (y lavables) para que puedan dibujar todo lo que quieran.

¿¡Quieres que tus hijos coman todos sus vegetales y tomen toda su leche…sin quejarse!? Es una idea descabellada, pero puede lograrse. Todo lo que necesitas hacer, es rociar unos cuantos sprinkles coloridos, ¡y VOILA! Tus hijos estarán muy emocionados por comer cualquier cosa con sprinkles de arcoíris, confía en nosotras. Y cuando se trate de dulces y les des a tus hijos un dulce helado (paleta), pónselos en un papel para muffin para evitar que se derrame en sus manos o en el piso.

Administración de recursos

Shutterstock

¿Ya viste esos pool noodles que están arrumbados en tu closet cuando no estás nadando con ellos? Pueden ser de gran ayuda  para cuidar a tu bebé en la casa, o para tu niño que está entrenando para dormir en cama. Puedes envolver estos noodles alrededor de todo, desde cables y columnas de cemento, a esquinas en las paredes. Si tu hijo tiende a caerse de la cama, entonces puedes omitir las rejas para ésta, y en vez meter un pool noodle debajo de su sábana ajustable para que ellos no puedan girar y caerse de la cama. Todas juntas ahora… ¿por qué no pensé en eso?

¡Oh! Y no olvidemos el mejor truco de todos los tiempos para padres: el soborno. Lo sabemos, lo sabemos, no deberías sobornar a tus hijos para hacer que hagan lo que quieras, pero seamos sinceras, todas lo hacemos, y funciona. No estamos sugiriendo que sobornes a tus hijos con dulces y regalos todo el día, todos los días, pero un poco de  imposición, puede tomar mucho tiempo.  Piensa sobre qué es lo que quieren y necesitan en su vida diaria (digamos, la clave del Wi-Fi, el control remoto de la TV, su ropa interior…) y promete entregar esos artículos solo cuando ellos hayan terminados sus obligaciones. Se pondrán a trabajar si tienes algo que quieren y necesitan.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado