Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Entre Madres y Doctoras: Ser madre y ser profesionista

Una vez que una mujer se convierte en mamá, las prioridades cambian, pero eso no significa que tenga que dejar de trabajar para siempre.
2024-01-17T14:07:54+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Prioridades, Shutterstock
  • Entre Madres y Doctoras habla acerca de las prioridades de ser madre y profesionista.
  • Un tema algo complicado si se considera lo que tradicionalmente se hace cuando nace un hijo.
  • Las mujeres pueden y tienen razón si es que quieren continuar trabajando luego de tener dar a luz.

Trabajar y ser mamá es un tema que cambia cuando no eres madre y luego sí lo eres. Algunas veces, las mujeres sienten que, cuando sean mamás, seguirán trabajando completamente de tiempo completo.

No es que esto no sea posible, pero, incluso con la ayuda de tu esposo, hay cosas que no podrás hacer completamente como antes.

Las prioridades cambian cuando ya se tienen hijos. Una vez que se es madre, algo en ti nace y cambia por completo. Empiezas a sentir que algo se creó con tu hijo, una conexión como ninguna otra.

Dicho esto, las mujeres, en su mayoría, no decimos que los hombres no, deciden dejar su trabajo para ser una madre de por completo, mientras que otras deciden equilibrar sus vidas.

Ser mamá te cambia

Pequeño, Durmiendo, Madre, MundoNow, Podcast
Shutterstock

No hay absolutamente nada de malo con querer ser una mamá para los hijos, pero algunas veces las mujeres no dejan su trabajo y tampoco hay nada de malo con esto.

La palabra prioridades tiene importancia ya que es la que pone normas para algunas mujeres. Tener una carrera y ser una mamá sí es posible.

La doctora Evelyn comparte que no quería dejar su trabajo después de ser mamá, pero que sí hubo un cambio en sus prioridades.

Antes de que hijo naciera, ella tenía una idea de que lo llevaría a la guardería, luego su esposo también estaría para echar manos y si tenía que tener un niñera lo haría.

Los hijos

Mujer, Computadora, Trabajo, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Todo cambió cuando su hijo llegó a su familia. Sintió que la palabra prioridades fue la correcta para referirse a los cambios.

Tenía una idea de lo que quería hacer antes, pero ahora, con su hijo en este planeta, todo cambió y decidió que ser mamá era una prioridad.

Esto no significa que dejaría su profesión, pero su hijo era definitivamente una prioridad para ella.

Al momento de trabajar, sintió que hubo cambios por parte de ella durante este proceso nuevo de tener otro rol. Un ejemplo es que ya no se quedaba tiempo extra, ya que tenía que ver a su hijo y cuidarlo.

Prioridades

Hija, Puré, Mujer, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Esto no significa que renunciar a tu trabajo para ser un madre y cuidar a tus hijos sea malo, para nada se está diciendo esto.

Simplemente que las prioridades en la vida cambian con el tiempo. Ah, y claro, si te dedicas por completo a tus hijos, sí mereces reconocimiento porque es un trabajo difícil el de criar a otro ser humano.

Lo que queremos dar a comprender es que las prioridades cambian de persona a persona, y no existe una respuesta que se pueda considerar como correcta, ya que todos somos diferentes.

Entre Madres y Doctoras se despide de ti por el momento y agradece tu atención. ¡Lo estás haciendo bien!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio