Inicio » Mami » ¿Por qué es bueno practicar el colecho?

¿Por qué es bueno practicar el colecho?

Bueno, si te preguntas por qué practicar colecho, aquí te proporcionamos unas razones y unas cuantas bondades de esta práctica que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
¿Te has preguntado por qué es bueno practicar el colecho? Este, según los expertos en salud, consiste en la práctica de compartir la cama o el cuarto con un bebé recién nacido, lo que ha demostrado ofrecer importantes ventajas, tanto para los padres como para los niños.

A continuación, te presentamos algunos beneficios comprobados de practicar el colecho, especialmente durante los primeros meses de vida del bebé: Descubre por qué es buena idea organizar tu habitación con todo lo necesario para mantener al bebé junto a ti por tanto tiempo como sea posible:

4. Menor riesgo de muerte súbita en el infante

Una madre que practica el colecho
Shutterstock

Quizá el beneficio más importante del colecho es una considerable reducción en el riesgo de que el recién nacido presente SIDS, o síndrome de muerte infantil súbita, una afección de causa desconocida que ocurre en el 90% de los casos, durante los primeros seis meses de vida.

Los expertos en el tema recomiendan evitar que los bebés duerman en la misma cama que los padres, para evitar cualquier riesgo de asfixia accidental; sin embargo, sí se ha podido comprobar la efectividad que tiene compartir el cuarto para un menor riesgo de muerte súbita en los niños.

3. El colecho es más cómodo para el bebé

Shutterstock

Cuando los padres comparten cuarto con un bebé recién nacido, este no solo se siente más seguro al sentir el aroma de estos, sino también le resulta más cómodo que ser transportado a otro cuarto, ya sea para alimentarse, tomar una siesta o ser cambiado de pañal.

La ciencia también ha podido comprobar que hay un menor riesgo de que el niño padezca de ansiedad por separación, lo que contribuye con su salud mental y le ocasiona menor estrés para conciliar el sueño, alimentarse o descansar a sus horas.

2. Favorece el sueño de madre y bebé

Madre que con bebé practican el colecho
Shutterstock

Otra razón para practicar el colecho es para que tanto los padres como el recién nacido descansen por períodos más prolongados, sin necesidad de dar más que unos pasos para realizar tareas diarias como lo son el cambio de pañales o la alimentación.

Esta práctica resulta útil y práctica en la mayoría de los casos, especialmente cuando los padres primerizos prefieren tener un mayor control visual de todo aquello que ocurre con el bebé o mantenerlo vigilado cuando este presente síntomas de alguna molestia física o enfermedad.

1. El colecho contribuye con una lactancia más efectiva

Shutterstock

Entre los beneficios psicológicos de practicar el colecho, según la ciencia, se encuentran una mayor sensación de cercanía entre el bebé y los padres; al tener una relación más cercana con la madre, por ejemplo, el bebé reduce sus niveles de estrés y encuentra más sencillo el proceso de adaptación a su medio ambiente.

Con esto, aumenta la probabilidad de que la lactancia sea más práctica para la madre y para el bebé, evitando despertar a este último abruptamente y permitiéndole dormir cómodamente durante el día y durante la noche. De todos los beneficios que tiene el colecho, quizá la comodidad y la practicidad sean los dos más buscados por los padres de un recién nacido: Ahora que los conoces, ¡Es hora de comprobarlos por tu cuenta!

Continua artículo relacionado