Inicio » Hoy » El policía Felipe Gallegos es acusado de un homicidio en una redada

El policía Felipe Gallegos es acusado de un homicidio en una redada

Felipe Gallegos, oficial del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés), fue acusado de un homicidio.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
El policía Felipe Gallegos es acusado de un homicidio en una redada
Foto: AP / Video: MH
  • Felipe Gallegos, oficial del Departamento de Policía de Houston, es acusado de un homicidio durante una redada.
  • Gallegos está acusado de haber matado a balazos a Dennis Tuttle en un cateo antidrogas que acabó en tiroteo.
  • La División Antinarcóticos irrumpió en 2019 en la casa de Tuttle y su esposa acusándolos de vender heroína.

Felipe Gallegos, oficial del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés), fue acusado de un homicidio.

Gallegos, de 33 años, es acusado por la Fiscalía del Condado de Harris en Houston del homicidio a balazos de Dennis Tuttle en lo que fue una extraña redada antidrogas en el vecindario del East End el lunes 28 de enero del 2019.

Aquel día Gallegos, junto con otros agentes encubiertos de la División Antidrogas del HPD, irrumpieron en la casa de Tuttle y su esposa Rhogena Nicholas porque supuestamente eran vendedores de heroína y en el tiroteo ambos murieron.

Felipe Gallegos, antes de entregarse voluntariamente a sus compañeros de la División de Homicidios del HPD, ofreció una conferencia de prensa en la mañana del martes 26 de enero del 2021 para calificar la acusación como “una injusticia”.

Kim Ogg, Fiscal General del Condado de Harris, informó en una conferencia de prensa el lunes 25 de enero del 2021 que Gallegos era uno de los oficiales imputados en un caso que ha escandalizado a la opinión pública.

Los ojos de la comunidad se posaron en ese allanamiento que terminó con Nicholas y Tuttle e incluso sus perros muertos a balazos porque presuntamente los agentes no tenían pruebas suficientes contra la pareja.

Una de las versiones del abogado de la familia de Tuttle y Nicholas detalla que los agentes del HPD no se identificaron como policías, iban con el rostro cubierto, no llevaban una orden de cateo y la pareja los tomó por delincuentes.

Los esposos Tuttle y Nicholas al ver a los hombres irrumpir en su casa sacaron armas y comenzaron a disparar, sus perros atacaron a los intrusos y los oficiales del HPD respondieron el tiroteo. Cinco agentes quedaron heridos.

Felipe Gallegos, oficial del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés), fue acusado de un homicidio.
Felipe Gallegos, de 33 años, es oficial de la División Antinarcóticos y ahora está acusado de un homicidio durante un allanamiento que terminó con dos muertos y cinco heridos. (Foto: David Dorantes/MundoHispánico)

Desde entonces la fiscal Ogg desató una investigación en contra de todos los oficiales de la División Antidrogas del HPD lo que resultó en varios cargos.

Felipe Gallegos está acusado formalmente del homicidio de Tuttle ante el juez Frank Aguilar de la Corte Criminal 228 de Distrito en el Condado de Harris. Hasta el momento de escribir esta historia el oficial Gallegos no ha sido detenido.

El veterano agente Gerald Goines, de la División Antidrogas del HPD, también está acusado de homicidio en la muerte Tuttle, de 59 años, y Rhogena, de 58 años. El resto de los policías involucrados enfrentan otros cargos menores.

Goines es el centro de toda la caótica redada que terminó con la pareja muerta porque, de acuerdo a la fiscal, le mintió a un juez para que le permitiera entrar a la casa del East End sin necesidad de identificarse como oficiales de policía.

En la jerga policial y legal el término es ‘no nock search warrant’ (orden de cateo sin tocar) y los jueces conceden ese derecho a los departamento de policía en situaciones de extremo peligro y ante la comisión evidente de un delito.

Goines desató la redada contra la casa de Tuttle y Rhogena porque una informante confidencial e hispana fue quien le aseguró que en ese domicilio del 7815 Harding Street, en el corazón del vecindario hispano del East End, vendían heroína.

La credibilidad de la informante de Goines, que no ha sido identificada en público, ha sido puesta en duda por la fiscal Ogg ya que considera que no había bases suficientes que probaran que la pareja vendiera estupefacientes.

El caso ha sido investigado por la División de Derechos Civiles de la Fiscalía del Condado de Harris en lo que ha desatado un debate público en diversos sectores de Houston sobre el proceder y los métodos de los agentes encubiertos del HPD.

La investigación que ordenó Ogg ha sido tan profunda que todos los arrestos en su carrera realizados por los agentes que participaron en la redada del East End están siendo revisados para saber si cometieron otras irregularidades.

Archivado como: El policía Felipe Gallegos es acusado de un homicidio en una redada

Además de Felipe Gallegos y Gerald Goines el resto de los agentes de la División Antinarcóticos del HPD que enfrentan cargos son Óscar Pardo, Cedell Lovings, Nadeem Ashraf, Frank Medina y Griff Maxwell.

Los agentes enfrentan cargos que van desde organización criminal por un servidor público hasta manipulación de registros gubernamentales. Debido a la gravedad de los cargos algunos documentos no están disponibles para consulta pública.

Gerald Goines y Felipe Gallegos, de acuerdo al Código Penal del Estado de Texas, enfrentan una pena de 20 a 99 años de cárcel por el delito de homicidio de Tuttle y Nicholas si son declarados culpables luego de su juicio.

Una fuente dentro de la investigación policial, que pidió no ser identificada en público, reveló a MundoHispánico que hasta el momento por lo menos 91 casos antidrogas que investigó el detective Goines están plagados de irregularidades y arrestos injustificados.

Archivado como: El policía Felipe Gallegos es acusado de un homicidio en una redada

Etiquetas: , ,
Continua artículo relacionado