Inicio » Salud » Las 5 peores comidas para el verano

Las 5 peores comidas para el verano

En este instante te diremos qué es lo que no debes comer en verano con las peores comidas del verano para que los buenos hábitos no (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
¡Estas son las 5 peores comidas para el verano! La temporada veraniega puede ser la favorita de muchos, pero también trae consigo algunos riesgos para el organismo, incluidas las enfermedades gastrointestinales producidas por virus, bacterias o el consumo de alimentos en mal estado.

Durante el verano, cuando las temperaturas se elevan, el sistema digestivo se hace un tanto más lento; esto, aunado a la exposición al calor, la deshidratación y al mal estado de algunos alimentos, aumenta el riesgo de sufrir dolores abdominales, vómitos o diarreas: ¡Conoce cuáles son las comidas que debes evitar en el verano!

5. Corn Dogs

Corn dogs, que son parte de las comidas no buenas de verano
Shutterstock

Por supuesto, no se trata de evitar por completo tus alimentos favoritos, sino de consumirlos con moderación; entre estos se encuentran los Corn Dogs, una combinación de salchicha, queso y masa que atraviesa por un proceso de fritura que podría causar estragos en tu estómago.

Por lo general, alimentos como los Corn Dogs se consumen con aditamentos como las salsa catsup, la mostaza y pepinillos, además de otras mezclas como el chili o aderezos picantes que afectan principalmente a las personas propensas a padecer de gastritis o que sufren de afecciones gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable.

4. Las galletas fritas son de las peores comidas

Shutterstock

Cuando hace más calor, es cuando el organismo requiere de una mejor nutrición e hidratación; por eso, los expertos en nutrición recomiendan evitar, en la medida de lo posible, alimentos fritos como las galletas, ya que no aportan nutrientes de calidad para el cuerpo.

Otro aspecto negativo del consumo frecuente de las galletas fritas, es que no puedes tener certeza de la calidad empleada para su fritura; así, es más fácil padecer de dolores abdominales y otras molestias asociadas con el exceso de grasas y azúcares.

3. Malteadas

Shutterstock

Una de las peores comidas del verano son las malteadas; sí, en teoría se trata de una bebida refrescante, pero en la práctica muchas versiones ofrecidas en restaurantes y comercios están elaboradas con galletas, pasteles, helados, donas y otros aditamentos que generan un aumento en la ingesta calórica. 

Aunque refrescantes, las malteadas suelen generar inflamación, especialmente en las personas que sufren de intolerancia a la lactosa. Los nutricionistas recomiendan evitar las malteadas por el hecho de que pueden afectar el flujo sanguíneo y causar malestares asociados con la mala circulación.

2. Los pretzels son una comida no grata

Unos pretzels, que forman parte de las comidas no buenas
Shutterstock

¿Tienes antojo de un pretzel en el verano? De acuerdo con los expertos, esta podría ser la peor comida de la temporada, y es que en realidad, aunque no se trate de un alimento frito, tiene un alto contenido de carbohidratos y un valor nutricional prácticamente nulo.

En verano, el cuerpo es más propenso a la deshidratación y a sufrir problemas de circulación asociados con la expansión de los vasos sanguíneos debido al calor; consumir con frecuencia alimentos como los pretzels, que son ricos en sodio y carbohidratos, podría causar efectos negativos en tu organismo.

1. Los lobster rolls no son de las comidas saludables

Un lobster roll, que no es de las comidas buenas
Shutterstock

El verano es una de las mejores épocas para consumir mariscos, pero no siempre es recomendable optar por platillos como los sándwiches de langosta, ya que los ingredientes utilizados en su preparación contienen una cantidad elevada de grasas saturadas.

Un sándwich de langosta es preparado con grandes cantidades de mayonesa y con pan procesado con aderezo de mantequilla, entre otros condimentos; si sufres de presión arterial elevada, lo mejor es evitar este alimento y consumir mariscos frescos, sin frituras ni aderezos altos en grasas, sodio y carbohidratos.

Continua artículo relacionado