Inicio » Hoy » Noah Espada gana una batalla legal para librarse de la pena de muerte

Noah Espada gana una batalla legal para librarse de la pena de muerte

Noah Espada, reo hispano condenado a la pena de muerte, ganó una apelación en su caso y ahora sólo recibió una condena a cadena perpetua.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Noah Espada, reo hispano condenado a la pena de muerte, ganó una apelación en su caso y ahora sólo recibió una condena a cadena perpetua.
FOTO: Departamento de Justicia Criminal
  • Noah Espada ganó una apelación y ya no recibirá la pena de muerte
  • Espada mató a dos personas en San Antonio en 2004
  • Esperaba para ser ejecutado desde hace 16 años

Noah Espada, reo hispano condenado a la pena de muerte, ganó una apelación en su caso y ahora sólo recibió una condena a cadena perpetua. La Cuarta Corte de Apelaciones de Texas le revirtió la sentencia a Espada el viernes cuatro de junio del 2021 y el hombre saldrá de la cárcel conocida como el ‘El Corredor de la Muerte’ en donde esperaba para ser ejecutado.

Espada, de 38 años, estaba condenado por los asesinatos a balazos de Sandra Ramos y Luke Scott ocurrido en San Antonio, Texas, en 2004 y por los cuales fue condenado un año de muerte ya que estaba acusado de homicidio capital. El equipo abogados de Espada descubrieron una inconsistencia en el testimonio de un oficial de policía y eso revirtió la sentencia.

Noah Espada se libra de su sentencia a la pena de muerte

Noah Espada
Noah Espada, en la foto cuando entró al ‘Corredor de la Muerte’ con 21 años, esperó 16 años a recibir la inyección letal. Hasta que sus abogados lograron encontrar detalle mínimo que lo salvó de ser ejecutado. (FOTO: Departamento de Justicia Criminal)

La decisión de la Cuarta Corte de Apelaciones de Texas, con sede en Austin, estudió los documentos de la apelación y reviraron la sentencia en contra de Noah Espada. El acusado aceptó la nueva sentencia y además admitió decisión de la corte que le impedirá apelar otra vez en su caso.

Puesto en lenguaje llano, el caso en contra de Noah Espada ya se cerró. El Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés) deberá trasladarlo desde la cárcel Polunsky Unit en Huntsville, conocida como ‘El Corredor de la Muerte’, hasta la prisión en la que vivirá el resto de su vida.

“Me odio a mí mismo igual como otros me odian”

Noah Espada
(Foto: Departamento de Justicia Criminal)

Noah Espada,  al escuchar su nueva sentencia, le dijo al juez que llevó su caso que “por encima de todo no creo que las palabras puedan expresar el sentimiento de tristeza que tengo. Quiero que todos ustedes sepan que, no importa lo que pase en el futuro, nunca me voy a perdonar a mí mismo” dijo Espada.

El hombre le aseguró a los magistrados que nunca “me volveré a ver a mí mismo de la misma manera” en cómo se veía antes de los homicidios. “De hecho… me odio a a mí mismo igual como otros me odian. No tengo excusas para lo que hice. Lo siento” dijo Noah Espada en la declaración que quedó asentada en los documentos.

Noah Espada y sus dos asesinatos porque lo corrieron el trabajo

Noah Espada
(Foto: Tomada de Twitter)

La historia de los crímenes de Noah Espada se remonta hasta el domingo 29 de febrero de 2004 en el área metropolitana de San Antonio, Texas, de acuerdo a los documentos del caso consultados por MundoHispánico en las cortes criminales del Condado de Bexar.

Noah Espada, entonces de 20 años, estaba enojado con su jefe del trabajo Luther ‘Luke’ Scott, de 30 años, porque lo había comido en su puesto como asistente de cocina y bar en el club nocturno Polly Esthers, de San Antonio, que entonces era un popular punto de reunión en las ciudad.

Noah Espada se encuentra con su primera víctima

Noah Espada
(Foto: Tomada de Twitter)

Luego de ser despedido, Noah Espada comenzó a espiar a Luther Scott. Así fue como el hombre supo en dónde vivía su antiguo jefe y planeó la venganza. En la noche de aquel domingo 29 de febrero del 2021 Espada fue al complejo de departamentos en donde vivía Scott y se coló protegido por la oscuridad.

Noah Espada forzó su entrada a uno de los departamentos y encontró a su primera víctima. Sin embargo, no era ‘Luke’ Scott porque el asesino se equivocó de departamento luego de que se coló al segundo piso escalando por los balcones. Espada se encontró adentro de la casa de la mujer hispana Sandra Ramos quien vio aterrada a un muchacho armado.

Sandra Ramos muere sofocada con una bolsa de basura

(Foto: Tomada de Twitter)

El joven Noah Espada decidió matar a Sandra Ramos para no dejarla como testigo luego de que se equivocó de casa. Espada asesinó Ramos poniéndole una bolsa de plástico negra, para la basura, que encontró a la mano para sofocarla. Luego de que la atacó se fue del complejo de departamentos en la camioneta de su víctima.

Sin embargo, Sandra Ramos no murió como Noah Espada pensada. La mujer tenía un mínimo aliento de vida que se fue apagando poco a poco en una lenta agonía luego de ser asfixiada. Los médicos legistas del Condado de Bexar calcularon que Ramos padeció varias horas antes de morir antes de que la encontraran sus vecinos y amigos.

La charla de Noah Espada y Sandra Ramos

(Foto: Tomada de Facebook)

En los documentos del caso hay un hecho perturbador. Antes de que Noah Espada matara a Sandra Ramos los dos tuvieron una conversación de casi 30 minutos, según lo reveló el propio asesino. Durante esa charla Ramos le imploró a Espada que no la matara y le prometió que no diría nada. Espada le dijo que no podía dejar testigos.

Durante dos días Esteban Ramos se aseguró de ser exactamente cuál era el departamento en el que vivía Luther ‘Luke’ Scott y planeó la venganza al detalle para no cometer errores. El miércoles 3 de marzo del 2004 Espada volvió al complejo de departamentos y nuevamente escaló por los balcones hasta llegar a la casa de Scott.

Un balazo en la parte de atrás de la cabeza

(Foto: Tomada de Facebook)

Noah Espada se sentó en la sala de la casa, a oscuras, y esperó varias horas. Cuando Luther ‘Luke’ Scott volvió del trabajo se encontró al muchacho hispano que había despedido apenas el 14 de febrero del 2004. Al ver entrar a Scott en su departamento Espada simplemente le soltó dos disparos con la pistola calibre .45 que consiguió para cometer ese crimen.

Los dos primeros disparos no mataron a Luther ‘Luke’ Scott quien intentó escapar al sentirse herido y buscó la puerta de su casa. Scott se giró, dándole la espalda a Noah Espada. El muchacho al ver que su víctima escapaba le disparó un tiro más que le dio a Scott en la parte de atrás de la cabeza. Ese fue el tiro fatal.

Noah Espada confiesa el verdadero móvil de sus crímenes

Noah Espada tomó las llaves de la camioneta Luther ‘Luke’ Scott, su cartera, su computadora portátil y salió por la puerta dejando atrás al muerto. Espada dejó en las dos escenas del crimen demasiados rastros de sí mismo y la División de Homicidios del Departamento de Policía de San Antonio (SAPD, por sus siglas en inglés) lo relacionó a las dos muertes.

Las víctimas de Noah Espada, Sandra Ramos y Luther ‘Luke’ Scott, no se conocían entre sí eso desconcertó a las autoridades que pensó al principio que las dos muertes había sido motivadas por el robo. Sin embargo, cuando los agentes de la División de Homicidios del SAPD identificaron a Espada y lo interrogaron descubriera que verdadero móvil de los dos crímenes.

Noah Espada y sus ‘comportamiento’ en la cárcel

(Foto: Tomada de Facebook)

Noah Espada enfrentó su caso ante el juez Bert Richardson de la Corte Criminal 379 de Distrito en el Condado de Bexar. Durante el año que duró su juicio el hombre estuvo contenido en la cárcel del condado en donde uno de los guardias era el hispano Christopher Nieto.

El guardia Christopher Nieto testificó que en una inspección en la celda de Noah Espada encontró pastillas de Xanax, un antidepresivo que sólo se vende con receta. El guardia Christopher Nieto también aseguró que Espada le había dado un golpiza a otro reo. Esos dos casos fueron reportados al juez y a las autoridades del Condado de Bexar.

Las irregularidades que salvaron a Noah Espada

(Foto: Tomada de Facebook)

Sin embargo, el guardia Christopher Nieto dio positivo en un examen antidrogas hecho por las autoridades del Condado de Bexar y también falló en una prueba del polígrafo, el detector de mentiras, sobre diversos incidentes relacionados con su trabajo como guardia. Por eso fue despedido.

Debido a los dos testimonios de Christopher Nieto, en contra de Noah Espada, los abogados del reo dijeron que su cliente había sido acusado con falsedad de declaraciones y esos reportes estaban en su caso y por ello había recibido un juicio justo. La Cuarta Corte de Apelaciones aceptó la moción a favor de Espada y su sentencia fue revocada por pena de muerte a cadena perpetua.

Etiquetas: , ,
Continua artículo relacionado