Inicio » Entretenimiento » 5 mitos que hacen creer a los latinos que el acceso a la universidad es imposible

5 mitos que hacen creer a los latinos que el acceso a la universidad es imposible

Aquí te compartiremos la fantasía contra realidad en mitos latinos para universidad que hace que este sector de la población crea que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • En 2021, 3 de cada 10 latinos de entre 18 y 24 años se inscribieron a la universidad
  • Para algunos latinos es difícil acceder a la educación superior por motivos económicos o sociales
  • Conoce 5 mitos que impide a los latinos acceder a la educación superior

¿Por qué los estudiantes latinos tienen menos probabilidades de acudir a la universidad? Esta afirmación de The Education Trust parece respaldar la creencia de que tres de cada diez latinos de entre 18 y 24 años se inscribió a la universidad en 2021; esto según un estudio de Pew Research Center, pero a pesar de que esto supone una cifra positiva, aún quedan varios mitos por derribar cuando se habla de educación superior en la comunidad latina.

Para algunos miembros de este grupo, resulta complicado considerar la opción de estudiar en la universidad, pero esto también puede ser por mitos latinos de universidad que se puede deber a prejuicios y a ciertos mitos que han ido pasando de generación en generación ¡Conoce algunos de ellos!

5. Es imposible cubrir los costos

Una mujer de los estudiantes de una universidad
Shutterstock

Existe el mito de que la educación universitaria es únicamente posible para los estudiantes que provienen de hogares donde la situación económica es favorable; para aquellos que viven al día, los costos de inscripción, colegiatura, vivienda y alimentación resultan muy altos.

Este mito, a pesar de estar afianzado en la mentalidad de la comunidad latina en Estados Unidos, no debe ser un impedimento para que los jóvenes persigan una educación superior, pues existen diferentes tipos de becas y ayudas financieras como la beca nacional HACER® de McDonald’s, que cada año ayuda económicamente a 30 estudiantes latinos sobresalientes.

4. Los estudiantes indocumentados no pueden aplicar

Unos estudiantes hechos de madera
Shutterstock

Otro mito que suele poner un alto a la educación universitaria de los estudiantes latinos es la situación migratoria, pues los padres de familia pueden llegar a temer represalias o un rechazo por parte de la universidad, pero esto no es así: en Estados Unidos, no existe ley federal que le impida a las instituciones educativas aceptar a estudiantes indocumentados.

La otra buena noticia es que los aspirantes que sean receptores de DACA tienen todo el derecho a aplicar a la universidad de su preferencia, así como a acceder a beneficios como becas y ayudas financieras que les ayuden a cubrir sus gastos durante todo el tiempo que duren sus estudios. En el caso de la beca nacional HACER® de McDonald’s, la convocatoria está abierta tanto para los residentes legales de Estados Unidos como para los recipientes de DACA, siempre y cuando uno de sus padres sea de ascendencia hispana y compruebe cubrir con el resto de los requisitos, como tener un GPA mínimo de 2.8, haber realizado servicio comunitario y contar con logros académicos sobresalientes.

3. Es difícil reunir los requisitos de elegibilidad de estudiantes

Shutterstock

Entre los mitos para latinos en universidad que hacen desistir a algunos alumnos (y a sus padres) de aplicar para la universidad se encuentran los requisitos impuestos por cada universidad, pues existe la creencia de que únicamente son importantes las buenas notas o las actividades extracurriculares, que muchas veces son de difícil acceso para los estudiantes latinos debido al gasto económico que estas representan. 

La buena noticia es que existen guías actualizadas y útiles para que los padres de familia, los aspirantes y los consejeros universitarios guíen de manera adecuada este proceso, optimizando los recursos y generando ideas para aumentar las posibilidades de que el aspirante sea aceptado. La beca nacional HACER® de McDonald’s establece una lista de ocho requisitos principales para aplicar a la ayuda financiera, entre los que destacan: encontrarse en el último año de High School, tener un promedio general mínimo de 2.8, ser menor de 21 años de edad y ser elegible para ingresar a un programa universitario de 2 o 4 años.

2. No puedo aspirar a ayuda financiera

Shutterstock

Este mito es muy sencillo de derribar, pues si bien es cierto que para el ingreso a la universidad son importantes las notas y el expediente académico del aspirante, nada de esto resulta relevante al momento de solicitar la ayuda económica federal (FAFSA®).

Todos los estudiantes que deseen ingresar a la universidad tienen derecho de aplicar a una ayuda financiera federal, incluso cuando sus calificaciones no sean las más altas; en esta parte del proceso, tampoco importa el grupo étnico al que el aspirante pertenezca o la contribución familiar esperada (Expected Family Contribution).

1. Un grado universitario no será redituable

Shutterstock

Este apartado guarda una estrecha relación con la cultura, tradiciones y perspectiva que cada familia tiene con respecto a la universidad; una buena parte de los latinos jóvenes aspiran a ser los primeros en su familia en entrar a la universidad, y cada año aumenta el número de aspirantes universitarios pertenecientes a esta comunidad, pero es posible que las diferencias generacionales con los padres que no conocen a fondo el contexto que rodea a una educación universitaria suponga una traba para que estos concreten sus objetivos. Uno de los mitos de latinos en universidad con respecto a la educación universitaria es que esta no será redituable debido a la falta de oportunidades y al compromiso financiero a largo plazo que implica cubrir los préstamos educativos solicitados para estudiar la universidad.

Una forma de derribar este mito es a través de programas como la beca nacional HACER® de McDonald’s, que ofrece una ayuda económica capaz de financiar los estudios universitarios de los universitarios latinos. Para esto, McDonald’s, a través de su programa de beca nacional HACER® ha dispuesto una serie de recursos para que los padres de familia y tutores puedan acompañar a los jóvenes en este proceso, lo que sin duda hará más amigable la experiencia de iniciar la educación superior.

TE PUEDE INTERESAR

15 razones por las que el fracaso es tu mejor amigo
Etiquetas:
Continua artículo relacionado