Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y Leyendas: La leyenda de Nencatacoa

Te compartimos la leyenda de Nencatacoa, un ser que protege al arte y que pertenece a los Muiscas y que ayuda a esta cultura.
2024-02-15T16:08:15+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Leyenda de Nencatacoa, Shutterstock
  • Genny de Bernardo te comparte la leyenda de Nencatacoa.
  • Se trata de un ser que proviene de los Muiscas.
  • El arte es una características principal de este dios.

En el mundo de los Muiscas, se contaba la leyenda de Nencatacoa, el guardián de los tejedores de mantas y pintores, así como el patrón de las celebraciones embriagadoras.

Se le representaba como una criatura del bosque, moldeada en figuras de oro y envuelta en una manta con la cola ondeando.

Fray Pedro Simón nos relata que Nencatacoa significa «zorra», porque la forma de este animal se veía repetida en varias representaciones.

Este ser divino protegía la elaboración de tejidos, una habilidad artesanal muy apreciada entre los Muiscas, que trabajaban con una amplia variedad de fibras vegetales, como el algodón y el fique.

Tejidos

Tejido, Ancestral, Patrones, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Entre sus tejidos, destacaban los chircates, mantas cuadradas que las mujeres llevaban atadas a la cintura con una faja llamada chumbe, mientras que los hombres llevaban la Líquira, una manta más pequeña, sujeta al pecho con alfileres de oro o plata que tenían adornos en la cabeza.

Las mujeres también llevaban la llilla, una mantilla rectangular que se colocaba sobre la cabeza y se aseguraba con alfileres.

Los hombres vestían faldas de algodón de colores vivos, aseguradas con chumbe, que llegaban hasta las rodillas para ellos y hasta los tobillos para ellas.

Las mantas de algodón eran finamente tejidas y decoradas con pinturas meticulosas; los artesanos empleaban una gama variada de colores y gustaban de adornarlas con franjas angostas de maures o pinturas coloradas.

Protector del arte

Hilo, Agua, Preparación, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Cuando los españoles llegaron, quedaron maravillados por la calidad y belleza de estos tejidos, algunos de los cuales les fueron regalados por los indígenas.

Nencatacoa también era el protector de los pintores y artistas, que plasmaban su arte en tejidos, cerámica, orfebrería, escultura y petroglifos.

Se le atribuía el auspicio de las borracheras colectivas, participando en ellas con danzas y cánticos.

Según la tradición, sus devotos no le ofrecían sacrificios, ya que solo deseaban disfrutar de la alegría junto a los demás.

Chicha

Vaso, Chicha, Leyenda de Nencatacoa, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Se creía que ayudaba en la obtención de maderas para construir grandes bohíos y otras estructuras, ya que en esas ocasiones los indígenas bebían en abundancia.

La bebida principal de los Muiscas era la chicha, elaborada a partir de maíz fermentado y cocido.

Esta bebida era indispensable en sus celebraciones, festividades y trabajos colectivos, infundiéndoles alegría y energía.

En el mito de Nencatacoa, la costumbre de beber chicha estaba ligada a la construcción de grandes bohíos y templos, así como a otros trabajos comunitarios.

Nencatacoa

Leña, Leyenda de Nencatacoa,, Calor MundoNow, Podcast
Shutterstock

Con ritmo y entusiasmo, impulsados por la chicha, los Muiscas labraban la tierra para la siembra y transportaban grandes piedras a largas distancias, a pesar de su peso.

Los indígenas imitaban las borracheras de Nencatacoa para celebrar la finalización de la construcción de los cercados de los caciques o la terminación de una calzada.

Con danzas, cantos y chicha, celebraban las épocas de siembra y cosecha, así como las festividades en honor a sus dioses. Por eso, en sus festines y danzas, siempre invocaban a Nencatacoa.

Mitos y Leyendas se despide de ti por el momento y espera que la leyenda de Nencatacoa haya sido de tu agrado. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio