Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y Leyendas: El origen de la rodocrosita Inca

La leyenda Inca de la rodocrosita es una historia en donde los protagonistas rompen las reglas para estar juntos y consumar sus emociones.
2023-11-29T16:10:22+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock, Leyenda de la Rodocrosita
  • Mitos y Leyendas te cuenta la historia de la piedra Inca rodocrosita.
  • Se trata de una piedra que rara vez se encuentra en su estado natural hoy en día.
  • Una historia de amor hermosa que se consumó con el nacimiento de una piedra Inca.

Hace mucho tiempo, en los territorios que ahora conocemos como las provincias de Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Tucumán, los antiguos diaguitas compartieron una historia que perduró a través de los siglos: la leyenda de los Pétalos de la Rodocrosita.

En aquellos días, un valiente chasqui emprendió un largo viaje que lo llevó hasta la morada del rey Inca. En sus manos, llevaba una ofrenda que despertaría emociones profundas: tres gotas de sangre petrificadas.

El descubrimiento de estas gotas de sangre conmovió a todos. Recordaron una antigua historia que se remontaba al lago Titicaca, donde se erguía el majestuoso templo de las Acllas, las vírgenes sacerdotisas del Inti.

En ese lugar sagrado, el sol y la luna se encontraban para bendecir los sembrados y presenciar la elección de quien perpetuaría la sangre inca.

Tupac Canqui se adentra en el templo

Casa de piedra, Rocas, Atardecer, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Sin embargo, un día, un valiente guerrero llamado Tupac Canqui desafió la tradición ingresando al templo.

Desde el momento en que sus ojos se encontraron con los de la hermosa Ñusta Aclla, nació un amor inquebrantable.

A pesar de las restricciones impuestas a las elegidas, la sacerdotisa correspondió a sus sentimientos.

Juntos escaparon hacia el sur, buscando proteger la vida que crecía en el vientre de la doncella. Pero el poder imperial no tardó en movilizarse, enviando a grupos armados en su búsqueda.

Ñusta Aclla deja un legado

Estructura de piedra, Noche, Estrellas, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Tupac Canqui y la mujer se refugiaron cerca del salar de Ripado, donde construyeron un hogar y formaron una familia.

Sus descendientes se convirtieron en los antiguos diaguitas, orgullosos portadores de la sangre de los aimaras. Sin embargo, nunca pudieron liberarse por completo del hechizo de los chamanes incas.

La muerte finalmente separó a la pareja, dejando a Tupac Canqui sumido en la soledad y la tristeza. Murió poco tiempo después.

Un día, el chasqui AndalGalá descubrió la tumba de la Ñusta Aclla. Lo que vio lo dejó asombrado: la piedra que cubría la tumba había florecido en hermosos pétalos de sangre.

La Leyenda de la Piedra Inca Rodocrosita

Rodocrosita, Colores, Matices, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Rápidamente, arrancó una de las rosas y la llevó como ofrenda al rey Inca. El líder imperial, emocionado por este gesto, decidió perdonar a los amantes furtivos que habían desafiado su autoridad.

Desde ese día, las princesas de Tiahuanaco llevaron con orgullo fragmentos de la rodocrosita, la piedra rosa del Inca, como símbolo de paz, perdón y amor eterno.

Esta antigua leyenda de los diaguitas nos recuerda que el amor, incluso cuando desafía las normas y las tradiciones, puede perdurar y florecer como las hermosas rosas de la rodocrosita.

Nos enseña que el perdón y la compasión pueden unir incluso a los corazones más separados por la historia y las diferencias. Mitos y Leyendas se despide por ahora y espera que esta historia te haya cautivado. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio