Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y Leyendas: La leyenda de las fases de luna, según los Inuit

Dos hermanos protagonizan la leyenda de las fases de la luna de los Inuit, en donde uno nunca se deja alcanzar por el otro.
2023-12-15T14:32:22+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock, Leyenda de fases de
  • Genny de Bernardo te comparte la leyenda Inuit de las fases de la luna.
  • Estos dos astros cuentan con miles de versiones de su creación que, en su mayoría, son historias de romance.
  • Aquí un toque fraternal y distintos es brindado al porqué la luna cambia cada tres meses.

Hace muchísimo tiempo, en una pequeña aldea junto al río Yukon, habitaban cuatro hermanos y una hermana. El hermano menor de todos solía ser el compañero de juegos de la niña.

Los demás hermanos se destacaban como cazadores expertos; en otoño, se mudaban a la costa debido a su proximidad al mar, mientras que en primavera partían hacia las montañas para cazar renos.

El hermano menor, en cambio, nunca se unía a ellos debido a que los otros lo consideraban lento y perezoso.

Una noche, cuando los hermanos regresaron agotados a la aldea después de una agotadora jornada de caza, la niña decidió llevarles comida al Kashim (la casa de la asamblea) donde los cazadores dormían.

La niña sube por una cuerda

Cuerda, Macro foto, Fibras, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Mientras se dirigía hacia allí, la niña divisó una escalera inmensa que se alzaba hacia el cielo y una cuerda a su lado. Movida por la curiosidad, comenzó a trepar por la cuerda.

Mientras ascendía, el hermano menor observó lo que hacía y corrió a alertar a sus hermanos mayores:

«¡Nuestra hermana está subiendo hacia el cielo! ¡Nuestra hermana está subiendo hacia el cielo!». «Vaya, niño perezoso, ¿por qué nos despiertas con estas historias?», respondieron con fastidio. «Venid y vedlo con vuestros propios ojos, ¡rápido!», insistió sin aliento.

Y, de hecho, la niña continuó subiendo por la cuerda, incluso cargando con la comida destinada a sus hermanos.

La luna y el sol

Espacio, Galaxia, Sol, MundoNow, Podcast
Shutterstock

El hermano menor decidió seguirla y comenzó a trepar por la escalera inmediatamente, aunque apenas podía divisar a su hermana que ascendía por la cuerda.

Ascendieron tan alto que la niña se convirtió en el sol y el hermano menor se transformó en la luna.

Desde entonces, él la persigue incansablemente, pero nunca la alcanza. Al caer la noche, el sol se pone por el Oeste y se puede ver a la luna emergiendo por el Este, siguiendo al sol, pero siempre llega demasiado tarde, nunca lo alcanza.

La luna, al no tener comida, disminuye gradualmente debido al hambre, hasta que casi desaparece.

La leyenda Inuit de las fases de la luna

Luna, Estrella, Cielo, MundoNow, Podcast
Shutterstock

En ese momento, el sol, que es su hermana, se acerca y le proporciona la comida que llevaba en la cesta destinada a sus hermanos en el Kashim.

Después de que la luna se haya alimentado, poco a poco comienza a crecer y su avance se vuelve más lento, lo que permite que el sol vuelva a adelantarse.

La luna vuelve a pasar hambre hasta que su hermana se apiada de nuevo y le ofrezca comida. De esta manera, se producen las fases de la luna que observamos mes tras mes.

Mitos y Leyendas se despide de ti por el momento y espera que esta leyenda de las fases de la luna haya sido de tu agrado. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio