Inicio » Salud » La conexión entre la salud intestinal y la grasa abdominal: cómo mejorar ambas

La conexión entre la salud intestinal y la grasa abdominal: cómo mejorar ambas

La salud intestinal y la grasa abdominal son dos factores estrechamente relacionados: Descubre cómo influyen las bacterias en la aparición de la grasa.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • En el intestino habitan cientos de bacterias que cumplen funciones diferentes
  • La salud intestinal está ligada con el mantenimiento del peso corporal
  • Descubre la influencia de las bacterias en la acumulación de grasa abdominal

¡Así afectan las bacterias en la salud intestinal y la grasa abdominal! En un estudio publicado por PubMed Central, se encontró que el cuerpo humano alberga alrededor de 100 trillones de microbios, lo que corresponde a una cantidad diez veces mayor que en cualquier otra región del cuerpo humano.

Esto hace suponer que existe una relación directa entre la salud intestinal y la grasa abdominal, pues cada uno de estos organismos cumple con una función diferente: Conoce qué dicen los expertos en salud al respecto y por qué es importante cuidar la salud intestinal.

La salud intestinal y la grasa abdominal: ¿La diferencia entre tener sobrepeso o no?

La salud intestinal y la grasa abdominal
Shutterstock

Una investigación publicada por Scientific American aseguró que las bacterias intestinales cumplen un papel importante en la manera en la que el cuerpo almacena la grasa y los niveles de glucosa, y que conforme avanza la ciencia, más evidencia se encuentra para apoyar la idea de que los millones de microbios intestinales son determinantes para perder peso o mantenerlo.

Existen numerosas formas en las que la salud intestinal y la grasa abdominal están relacionadas; por un lado, los científicos consideran que la interacción entre la dieta y las bacterias intestinales pueden predisponer al organismo a padecer de obesidad; sin embargo, este no es el único factor que influye en el peso corporal: los hábitos alimenticios, el sedentarismo y otras enfermedades también suelen influir en el índice de grasa corporal de las personas.

Bacterias intestinales: ¿Qué son?

Bacterias intestinales
Shutterstock

Cada ser humano alberga entre 300 y 500 diferentes tipos de bacterias; en ellos, también habitan millones de genes, y es por eso que todos los organismos son diferentes entre sí, ya que la microbiota es heredada por la madre y el entorno, pero también se ve afectada por las decisiones alimenticias de los seres humanos, así como por el tipo de actividad física que estos realicen.

Estas bacterias son determinantes en la salud intestinal y la grasa abdominal, y tienen un impacto muy grande en el bienestar general de las personas; en términos generales, se puede decir que las bacterias (la mayoría de las cuales viven en los intestinos y en el colon) tienen un papel activo en el metabolismo, en el sistema inmune y en la manera en la que se digieren los alimentos.

Cómo afectan las bacterias en la salud intestinal y la grasa abdominal

La salud intestinal y la grasa abdominal
Shutterstock

Un estudio reciente llevado a cabo por la revista Frontiers in Cellular and Infection Microbiology analizó el impacto que tienen las bacterias en la salud intestinal y la grasa abdominal, arrojando resultados asombrosos, por ejemplo, que la reducción de ácidos grasos de cadena corta reducen la habilidad del cuerpo para eliminar cepas bacterianas que resultan desfavorables para el organismo.

En algunos individuos, el comportamiento de la microbiota también se asocia al aumento del índice de masa corporal y a una acumulación de grasa visceral; esto parece ser una buena noticia, pues detectar estos comportamientos de la microbiota podría ayudar a desarrollar tratamientos para combatir la obesidad y el aumento de la grasa visceral.

Factores de riesgo

Bacterias intestinales
Shutterstock

Las bacterias no solo tienen un impacto en la salud intestinal y la grasa abdominal, también suponen un riesgo aún más elevado de desarrollar enfermedades crónicas o padecimientos que ponen en grave riesgo la vida humana, como el cáncer de colon o la enfermedad intestinal inflamatoria, así como accidentes cardiovasculares, infartos o hígado graso, entre otros.

Consumir prebióticos y probióticos, además de llevar una alimentación balanceada y un estilo de vida activo podría ayudar a mantener una mejor salud intestinal; otras recomendaciones incluyen una buena rutina de sueño, reducción del estrés y comer más lento para ayudar con el proceso digestivo.

TE PUEDE INTERESAR

10 beneficios de un cuarto de vapor y de un sauna
Continua artículo relacionado