Inicio » Salud » Cómo disminuir los juanetes de forma natural: 10 maneras de evitar la cirugía

Cómo disminuir los juanetes de forma natural: 10 maneras de evitar la cirugía

Los juanetes suelen ser algo que incómodo y causa dolor en los pies de las personas, pero te ofrecemos un par de remedios para que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
Los juanetes son protuberancias óseas que afectan, de acuerdo con los expertos, al menos al 36% de los adultos mayores de 65 años, causando incomodidades que pueden ir de moderadas a severas. En los casos más extremos, la recomendación es someterse a una cirugía para remover dichas protuberancias; sin embargo, existen maneras naturales de combatir las molestias y llevar una vida libre de dolor ¡Descubre cómo!

Evita el calzado incómodo

Calzado como tacones, plataformas, zapatos cerrados y sandalias no suelen ser recomendados para las personas que padecen de juanetes, pues estos podrían poner una mayor presión en los dedos de los pies. Si, por algún motivo, requieres utilizar tacones, los expertos recomiendan limitar su uso y tratar de que estos no excedan una altura de dos pulgadas o, bien, que ofrezcan una plataforma estable que se acomode a tus pies.

Pierde peso corporal para ayudar a tus pies

Shutterstock

Los especialistas en ortopedia recomiendan perder peso corporal como una manera de evitar las molestias asociadas con los juanetes y evitar que la presión en los dedos de los pies ocasione molestias severas. Los pies reciben una gran cantidad de presión, por lo que un excedente de peso podría ocasionar inflamación y dolor en los juanetes e incluso favorecer el crecimiento de estos.

Descansa los pies

Si bien la movilidad es un factor que suele beneficiar a las personas que padecen de juanetes, también es importante tomar varios descansos al día, en especial si tu trabajo o actividades diarias implican estar de pie durante varias horas. De ser posible, incluso, puedes retirar el calzado y descansar por algunos minutos para aliviar la tensión y la presión, dándole espacio a los dedos de tus pies para poderse extender libremente.

Aplica compresas frías

Mujer aplicando compresa fría a sus pies
Shutterstock

Si te ves afectado por un dolor crónico ocasionado por los juanetes, toma un descanso para elevar tus pies y aplicar compresas frías en intervalos de 10 a 15 minutos varias veces al día. Elevar tus pies y aplicar este tipo de compresas ayudará a evitar la inflamación y a reducir significativamente el dolor, además de que ayudará a mejorar el flujo sanguíneo en la zona.

Camina en la arena

La textura de la arena ofrece un alivio particular para las personas que padecen de juanetes, ya que da un suave masaje y, al mismo tiempo, permite fortalecer los dedos de los pies. Aunque no siempre es fácil acceder a una playa, no está de más aplicar esta técnica con un arenero en casa, especialmente si el paciente presenta dolor o desea evitar el crecimiento de los juanetes.

Estira tus dedos de los pies

Unos pies de una persona
Shutterstock

Cuando el dolor es leve o inexistente, lo ideal es realizar ejercicios de estiramiento, que pueden ser tan simples como tu dolor lo permita, incluso puedes simplemente sentarte y estirar tanto como puedas los dedos de tus pies. También puedes colocar una toalla en el suelo y estirar tus dedos para recogerla. Si lo deseas, también puedes intentar estirar únicamente tus dedos y tobillos para realizar formas circulares que alivien la presión en la zona.

Realiza ejercicios de resistencia

No hay duda de que los ejercicios son los principales aliados de las personas que desean evitar los juanetes o de aquellos que requieren de un alivio constante ante las molestias que estos producen. Los ejercicios que puedes realizar son de estiramiento o de fuerza; por ejemplo, puedes colocar algunas canicas en el suelo y recogerlas con los dedos de tus pies o, bien, realizar estiramiento de los dedos de los pies con bandas elásticas.

Baños de epsom

Shutterstock

Favorece la relajación en tus pies después de un día ocupado, tomando un baño con sales de epsom o remojando tus pies en agua tibia con unas cucharadas de sales de epsom. Puedes repetir este procedimiento varias veces a la semana, pero recuerda que para aprovechar al máximo las propiedades de las sales debes mantener tus pies remojados en ellas por al menos 10 minutos al día.

Utiliza almohadillas de gel

Hay muchas formas de prevenir el dolor por juanetes. A largo plazo, los ejercicios de estiramiento fortalecen las extremidades para evitar un daño extenso en ellas; a corto plazo, las almohadillas de gel otorgan un alivio inmediato. Las personas que padecen de dolor por juanetes no siempre cuentan con la opción de utilizar un tipo de calzado ortopédico o cómodo de acuerdo a sus necesidades, por lo que una almohadilla de gel podría ayudar a evitar cualquier incomodidad.

Aplica masajes a los pies

Shutterstock

Hay técnicas de masaje que harán maravillas para resolver las molestias originadas por los juanetes, especialmente en los puntos gatillo que ocasionan una contracción en los músculos, la cual puede ser liberada al aplicar presión moderada. Una opción para aplicar masaje en la zona donde se siente dolor es colocando una pelota debajo del pie e ir realizando movimientos ligeros para aplicar presión de forma segura, lo que reducirá también el riesgo de padecer calambres en los dedos

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado