Inicio » Entretenimiento » Juan Corona, El asesino del machete-Crímenes de Terror

Juan Corona, El asesino del machete-Crímenes de Terror

A Juan Corona se le atribuyen al menos 25 muertes de inmigrantes mexicanos en Sutter County, California, Estados Unidos, ocurridas (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
A Juan Corona se le atribuyen al menos 25 muertes de inmigrantes mexicanos en Sutter County, California, Estados Unidos, ocurridas en un lapso de cuatro meses: entre febrero de 1971 y mayo del mismo año, Corona se perfiló como uno de los asesinos seriales más sangrientos de la época.

Hasta 1973, Juan Corona se mantuvo en la cima de los asesinos seriales con más víctimas, lugar que en ese año le arrebató Dean Corll, un asesino en serie que fue sentenciado por la muerte de 28 adolescentes, a quienes secuestró, torturó, violó y mató entre 1970 y 1973.

Juan Corona, El Asesino del Machete: Conoce su infancia

Delincuente con un machete
Shutterstock

Juan Corona, mejor conocido como El Asesino del Machete, nació el 7 de febrero de 1934 en Autlán, Jalisco, México. Cuando tenía 16 años, cruzó por primera vez a Estados Unidos, donde trabajó como recolector de zanahorias y sandías. De ahí, se trasladó a Marysville, donde contrajo matrimonio con Gloria Moreno, con quien tuvo cuatro hijas.

Quizá uno de los puntos de quiebre para la salud mental de Juan Corona ocurrió a raíz de las inundaciones ocurridas en 1955, que cobraron la vida de más de 70 personas. Con este suceso, Corona dio muestras de padecer esquizofrenia y paranoia, además de mostrar conductas violentas.

Los crímenes de Juan Corona

Cuchillo lleno de sangre posiblemente dejado por un delincuente
Shutterstock

Contrario a otros asesinos en serie, Juan Corona empleó un solo modus operandi: Con un machete y un cuchillo, eligió a sus víctimas y las ultimó de modo sangriento para enterrarlas en un huerto de duraznos; al menos dos de sus 25 víctimas oficiales aún no han sido identificadas.

Como reclutador de campesinos, Juan Corona tenía acceso a la información de las personas y un fácil acceso a ellas para ganarse su confianza; años después, durante las investigaciones policiales, Corona declaró que había cometido los asesinatos porque pensaba que las víctimas estaban “locas” y que estas habían ingresado de forma ilegal a Estados Unidos.

Descubrimiento de los cadáveres

Shutterstock

El 19 de mayo de 1971, un granjero que había contactado a Juan Corona para contratar a trabajadores inmigrantes se dio cuenta de que en el huerto de este había un hoyo recién excavado y que, tan pronto como al día siguiente, este había sido rellenado. Con esto, se alertó a las autoridades de una supuesta conducta delictiva por parte de Juan Corona.

La policía encontró el cadáver de un hombre que había sido apuñalado, y posteriormente encontraron otros cuerpos. Los testigos del caso señalan que dos de las víctimas encontradas habían sido vistas en la camioneta de Corona unos días antes. Con una orden de cateo, los investigadores pudieron encontrar un machete, una pistola, cuchillos y ropa ensangrentada, así como una “lista de la muerte” que contenía los nombres de todas sus víctimas y las fechas en las que ocurrieron los asesinatos.

Juicios

Shutterstock

Pasó un año desde el descubrimiento de los cadáveres para que Juan Corona pudiera ser llevado a juicio; en ese tiempo, sus defensa intentó alegar que el estado mental de su cliente debía excluirlo de una sentencia severa. Al mismo tiempo, el asesino serial siempre mantuvo que los crímenes que se le imputaban habían sido cometidos por alguien más.

En el primer juicio, el juez lo condenó a 25 años cadenas perpetuas sin posibilidad de libertad provisional; una apelación se llevó a cabo en 1978 para repasar la evidencia, pues la defensa de Corona aseguró que las pruebas no eran suficientes para acusar a su cliente, y que el asesino real era Natividad Corona, un inmigrante fallecido, quien en vida fue acusado de atacar a un hombre en Marysville.

Los últimos años de El Asesino del Machete

Una celda obscura para un delincuente
Shutterstock

El segundo juicio de Juan Corona tuvo el mismo resultado que el primero, reafirmando la sentencia de 25 cadenas perpetuas sin posibilidad de libertad condicional, ya que la postura de la defensa, que acusó a Natividad Corona de los crímenes cometidos por su cliente, fue rechazada por el jurado, que llegó a la conclusión de que el hombre no había pasado suficiente tiempo en Marysville para cometer 25 asesinatos.

En prisión, fue atacado severamente y su salud se vio afectada, llegando a sufrir de demencia en sus últimos años. El Asesino del Machete pasó sus últimos años en la Prisión Estatal de Corcoran, en California. Murió de causas naturales el 4 de marzo de 2019, a los 85 años.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado