Inicio » Salud » Cómo preparar una casa para el invierno en diez simples pasos

Cómo preparar una casa para el invierno en diez simples pasos

Esta época de invierno debes tomar precauciones para evitar daños en tu vivienda para mantenerla en óptima condición. Te contamos los (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
¡Prepárate para el invierno! Evita pasar apuros durante la temporada más fría del año tomando medidas preventivas, que te ayudarán a sentirte seguro en la comodidad de tu hogar y a alejarte de posibles peligros asociados con la caída de nieve, granizo y la lluvia. Aquí podrás encontrar diez increíbles tips para adaptar tu hogar a la temporada invernal de forma sencilla, gradual y accesible: ¡Recuerda que tu seguridad siempre será lo más importante!

Protege las tuberías y alcantarillas

Antes de la llegada del invierno, recuerda hacer una limpieza general de tu hogar, prestando especial atención a las tuberías y alcantarillas, ya que suelen ser sensibles a la congelación. Cuando se alcanzan temperaturas extremas, las partes del hogar que no cuenten con material aislante o válvulas de escape podrían dejar de funcionar correctamente, poniendo en riesgo la integridad de las personas que habitan en una casa.

Ajusta el termostato del hogar

Mujer ajustando termostato por invierno
Shutterstock

La temporada invernal suele significar un aumento en el costo de la energía, especialmente cuando se modifican las temperaturas del termostato; sin embargo, este es un paso primordial para garantizar tu comodidad y salud en los días más helados del año. Los expertos recomiendan ajustar el termostato a una temperatura promedio de 65 grados Fahrenheit, o a 18 grados centígrados; esto, aunado a una correcta colocación de materiales aislantes, ayudará a evitar complicaciones en tu salud derivadas del frío.

Pon a prueba tus detectores del hogar

Durante el invierno, es más común que las personas hagan uso de sus chimeneas o preparen fogatas al aire libre, lo que incrementa considerablemente el riesgo de activar incendios de manera accidental. Por eso, se recomienda verificar que los detectores (de humo y de monóxido de carbono, por ejemplo) se encuentren funcionando correctamente durante el invierno y que cuenten con las baterías necesarias. 

Sella las grietas

Hombre sellando paredes del hogar
Shutterstock

Lo último que quieres durante el invierno es ser víctima de filtraciones innecesarias; por eso, con anticipación, recuerda sellar con masilla todos los agujeros o grietas que encuentres en tu hogar. Esto requerirá un análisis minucioso de todos los rincones de tu hogar; desde el ático hasta el sótano, revisa cuidadosamente que todas las filtraciones hayan sido reparadas antes de que caigan las temperaturas.

Cotiza materiales aislantes para darle mantenimiento a tu hogar

Si quieres protegerte del frío, pero también ahorrar dinero en energía eléctrica, cubre tus superficies con material aislante, diseñado especialmente para proteger la estructura de tu hogar. Además de contribuir a que tus techos y paredes no resientan las gélidas temperaturas, este tipo de material será ideal para cubrir tus tuberías de agua caliente y evitar que se congelen y se rompan.

Prepara el exterior

Shutterstock

A la par de las preparaciones dentro del hogar, no olvides que el exterior también representa un potencial peligro, en especial si tienes patio o jardín con árboles grandes o frondosos. Unas semanas antes de la llegada oficial del invierno, deshazte de todos los troncos sueltos o ramas que pudieran estar sobre tus techos o en la entrada de tu hogar, pues durante una tormenta estos podrían ocasionar severos daños a la estructura de tu hogar, e incluso representar un riesgo para tu integridad física.

Renueva el techo

Otórgale especial importancia a la limpieza y renovación de tus techos durante el invierno, ya que se trata de la superficie más expuesta a los embates del viento, la lluvia y la nieve. Uno de los peligros más graves que corre tu hogar al no ser aislado de manera correcta, o bien, al no estar preparado para las inclemencias del tiempo es el de ver colapsadas áreas como el ático o el techo, cuya reparación costará una importante cantidad de dinero (además de que te expondrá a las inclemencias de las temperaturas invernales).

Recorta las hojas de los árboles

Una imagen de una casa en temporada de invierno
Shutterstock

La inversión en servicios de paisajismo estará más que justificada durante el invierno, pues los expertos en esta área te recomendarán las mejores acciones a tomar con respecto a las áreas naturales que rodean a tu hogar. Lo más probable es que este servicio incluya el recorte de hojas de los árboles más grandes; esto, para evitar la caída excesiva de hojas o ramas que puedan romper o bloquear las tuberías de tu hogar.

Revisa tu chimenea

Si tu casa cuenta con chimenea, este será el momento perfecto para realizar una inspección para verificar que esté funcionando correctamente y que no haya animales o insectos dentro de ella. Al ser un área del hogar que no se utiliza de forma recurrente, es habitual encontrar insectos, animales y desechos acumulados que representen un grave peligro para tu hogar al encenderla por primera vez en invierno.

Haz limpieza de garaje para el invierno

Shutterstock

¡No olvides hacer limpieza de garaje! Este es un espacio valioso de tu hogar que puede ser sumamente útil para guardarte de las inclemencias del tiempo o para proteger tus pertenencias personales de más valor. Ahora que sabes cómo cuidar a tu casa durante el invierno, estarás listo para cuidar tu patrimonio y proteger tu seguridad, y ¿por qué no? disfrutar del frío en un entorno preparado para que alcances el mayor bienestar a pesar de las bajas temperaturas. 

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado